Editoriales

Más peso de la energía 'verde' en Iberdrola

Tras abordar el cierre de sus plantas de carbón, Iberdrola va más allá y venderá sus centrales de gas en Escocia por una cantidad cercana a 3.000 millones. Más allá de la cifra, la medida refleja que la firma abandona el negocio de la generación tradicional de forma selectiva y sin precipitación, ya que la mantiene en países como España, donde estas centrales aún tienen recorrido.

Con todo, la operación corrobora la apuesta de la firma por las renovables, los negocios regulados (distribución) y la comercialización. Reducir las plantas de fósiles para centrar las inversiones en energías verdes, en pleno auge en todo el mundo, justifica la decisión que Iberdrola toma. Además, reafirma el objetivo de la eléctrica de ser líder mundial en renovables.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin