Editoriales

Punto débil del comercio 'online'

Amazon deja de ser vista como una oportunidad para el sector logístico. Es cierto que contrata grandes volúmenes, pero los bajos precios que paga llevan a algunas firmas a plantarse. Independientemente de su tamaño, todas ellas son críticas con el escaso margen, de menos del 1%, que dejan los envíos contratados por Amazon.

La exigua rentabilidad no cubre los costes que se generan al contratar personal extra, sin el que sería imposible responder al aluvión de pedidos que se concentra durante la campaña de Navidades o en días con promociones especiales, como el Viernes Negro. Son precisamente los periodos con picos de demanda, donde se concentran las lógicas quejas de un sector al que no le compensa trabajar con Amazon. Esta circunstancia ya le genera problemas a la firma de Jeff Bezos.

De hecho, por primera vez, tiene dificultades para contratar empresas que se hagan cargo de los envíos en Navidades. Para remediarlo, el gigante del comercio electrónico explora un servicio exclusivo de la mano de un socio, o a través de una compra. Pero más allá de las soluciones que pueda encontrar Amazon, es innegable que se acerca un periodo de cambios en las compras online, que el sector logístico provoca con su natural rechazo a aceptar una labor que, como está diseñada ahora, no genera suficiente margen.

Este malestar acabará afectando a todos los sectores implicados, ya que no tiene sentido que solo una parte se beneficie del espectacular auge de las compras por Internet. Los gigantes del comercio online impulsan un crecimiento de su actividad que no se acompasa con la evolución de la capacidad logística. Buscar soluciones a este punto débil tiene que ser tan prioritario para ellas como bajar precios o ampliar su catálogo de productos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

A Favor
En Contra

Los volumenes del ecommerce y de Amazon principalmente han hecho que compañias como DHL hayan logrado profits record en divisiones que se veian afectadas por la substitucion de las cartas tradicionales por el email.

Puntuación 0
#1