Economía

Un impuesto a Wall Street para eliminar la deuda estudiantil que asciende a 1,6 billones de dólares en EEUU

Foto: Reuters
Nueva York

El senador por Vermont y aspirante a la Casa Blanca, Bernie Sanders, ha encontrado una fórmula para acabar con los 1,6 billones de dólares en deuda estudiantil que atosiga a cerca de 45 millones de estadounidenses. Su propuesta apuesta por un impuesto sobre transacciones financieras como la compra y venta de acciones así como pequeñas comisiones sobre bonos y derivados como solución para recaudar hasta 2,4 billones de dólares durante la próxima década.

De esta forma, a través de una tasa del 0,5% a las operaciones de trading, es decir de 50 centavos de dólar por cada 100 dólares en acciones, del 0,1% sobre los bonos y del 0,005% sobre derivados, Sanders no solo considera que se podría eliminar la deuda de los estudiantes estadounidenses sino también financiar el acceso gratuito a universidades estatales con 48.000 millones de dólares.

"Esta es verdaderamente una propuesta revolucionaria que cumple tres objetivos principales", dijo Sanders. "Primero, en una economía global altamente competitiva, se asegura de que todos los estadounidenses, independientemente de sus ingresos, puedan obtener la educación universitaria o la capacitación laboral que necesitan para garantizar empleos decentes al hacer que las universidades públicas, las universidades y las escuelas de comercio sean gratuitas", señaló en un comunicado.

"En 2008, el pueblo estadounidense rescató a Wall Street y ahora, es el turno de que Wall Street ayude a la clase media"

En segundo lugar, el proyecto de ley orquestado conjuntamente con las congresistas demócratas, Pramila Jayapal e Ilhan Omar, cancelaría todas las deudas estudiantiles y terminaría "con el absurdo de condenar a toda una generación a una deuda de por vida por el delito de obtener una educación universitaria", apuntó el senador.

Por último, se costearía esta propuesta mediante la implementación de un impuesto "a los especuladores de Wall Street". "En 2008, el pueblo estadounidense rescató a Wall Street y ahora, es el turno de que Wall Street ayude a la clase media y trabajadora de este país", sentenció.

Con el mismo fin, Warren propuso un impuesto anual del 2% sobre las fortunas superiores a los 50 millones

Esta es la última propuesta de un candidato presidencial demócrata para abordar el problema de la deuda estudiantil, que lastra las perspectivas económicas de millones de estadounidenses. La senadora demócrata, Elizabeth Warren, rival de Sanders para la nominación presidencial demócrata en 2020, ya presentó en abril un plan para perdonar la deuda de los estudiantes universitarios al proponer un impuesto anual del 2% sobre las fortunas superiores a los 50 millones de dólares y una tasa fiscal del 1% a las que superen los 1.000 millones de dólares.

Si bien los planes difieren en la forma en que recaudarían los fondos para costear esta deuda, ambas propuestas buscan impulsar a la clase media al eliminar una carga financiera que impide a muchas familias e individuos comprar una casa o un vehículo. Durante la última década, la deuda estudiantil se ha duplicado, al pasar de los 700.000 millones de dólares en 2009 a los 1,6 billones de dólares actuales.

Los pagos de estos préstamos no solo afectan a los estadounidenses más jóvenes. Aquellos con 60 años o más deben más de 86.000 millones de dólares estos menesteres, mientras que el 40% de aquellos que tienen más de 65 años están en mora, según la Oficina de Protección Financiera del Consumidor.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo

Puntuación -5
#1