Economía

Las empresas que incorporaron la inteligencia artificial a sus procesos de negocio se duplicaron en 2018

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

Las empresas que incorporaron la Inteligencia Artificial (IA) a sus procesos de negocio se duplicaron en 2018 respecto al año anterior.

Así se refleja en un informe elaborado por la consultora McKinsey & Company, que señala que los sesgos en el análisis de los datos, violaciones de la privacidad o discriminación contra distintas minorías son algunos de los posibles riesgos de la aplicación de procesos de Inteligencia Artificial.

En concreto, la adopción de capacidades de Inteligencia Artificial (IA) se ha acelerado en el último año, ya que el el 47% de las empresas la implementaron en 2018 en alguno de sus procesos (frente al 20% en 2017) y otro 30% está aplicando programas piloto.

Según el informe, "la IA se está convirtiendo en una herramienta básica de los consejeros delegados para impulsar los ingresos y la rentabilidad, pero su despliegue requiere una gestión cuidadosa para evitar posibles daños no intencionados que pueden llegar a ser significativos". "Estos pueden afectar no solo a la reputación de las compañías, sino también a empleados, individuos y sociedad, ya que incluso los usos aparentemente inocuos de la IA pueden tener graves implicaciones en cuanto a sesgos significativos en el análisis de los datos, violaciones de la privacidad e incluso discriminación a distintas minorías", añade.

Por ello, el informe incluye una serie de recomendaciones dirigidas a directivos de empresas con el objetivo de aplicar adecuadamente la Inteligencia Artificial, como una adquisición apropiada de datos y una correcta adecuación de estos y el cumplimiento normativo a la hora de manejar datos, entre otros.

(SERVIMEDIA)

20-JUN-19

IPS/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin