Economía

El seguro exige que el Estado informe sobre la futura pensión pública

  • La escasa información sobre el sistema público retrae la intención ahorro

La falta de información sobre el sistema público de pensiones y la cuantía de la prestación que recibirán los futuros jubilados supone uno de los principales frenos a la hora de comenzar a ahorrar de cara al retiro laboral. Esta es la principal conclusión que se extrae de la jornada celebrada este viernes por CNP Partners bajo el lema Abordando el reto de las pensiones: Nuevos enfoques sobre la coyuntura del sistema de pensiones en España y también en Latinoamérica.

Este desconocimiento tiene dos consecuencias: por un lado, las personas en edad activa no concen cuál será la cuantía de la pensión pública por lo que difiere la necesidad de abordar un ahorro que lo complemente, y ello lleva al segundo efecto, toda vez que tampoco se conoce cuál es la situación real de la Seguridad Social, manteniéndose la idea de que al final de la carrera laboral será el Estado el que se haga cargo de las necesidades en la jubilación.

A pesar de lo dispuesto en la reforma del 2011, ni PP ni PSOE han puesto en marcha el envío de infromación

De este modo, a colación de los datos que constatan la baja tasa de ahorro entre los hogares españoles, el director de UN Ahorro de CNP Partners, Juan José Velasco, hizo hincapié en que, a pesar de lo dispuesto en la reforma del 2011 del sistema de pensiones instando a los futuros Gobiernos a enviar a las personas cercanas a la jubilación el conocido como sobre naranja con la información de la cuantía de pensión pública que fueran a recibir, ninguno de los Ejecutivos, ni del PP ni el del PSOE, han llevado a la práctica esta operación. "No tenemos información periódica y precisa sobre el nivel de la pensión. Si lo conseguimos, incentivaremos que se ahorre para complementar la jubilación", explicaba Velasco en su intervención.

En este sentido, otro de los asistentes, el presidente del grupo Novaster, Diego Valero, apuntó que la desinformación genera desconfianza ente los ciudadanos respecto a los gestores de los ahorros.

Nuevos incentivos, no fiscales

Así, para impulsar el ahorro individual y proactivo, Valero asegura que es necesario desterrar la idea, expandida en España, de que "el Estado va a estar ahí para resolver" el problema del poder adquisitivo de las personas durante la jubilación y dotar de información a los contribuyentes. Del mismo modo, invita a reformular los modelos de previsión, con productos nuevos, como las pensiones por consumo.

Y en la busca de ese incentivo para comenzar a ahorrar, el presidente del Grupo Navaster, apunta a diferentes aspectos, más allá de las habituales ventajas fiscales. Concretamente, se refiere a los estudios de la economía conductual -que refieren hábitos sobre consumo de las personas- y a cómo la incentivación fiscal podría estar desenfocada ya que se sustenta sobre el aspecto monetario del ahorro y deja de lado los impulsos psicológicos que invitan a la prevención de cara al futuro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

A Favor
En Contra

Aplíquense el artículo 50 de la Constitución española de 1978: Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio.

Puntuación 0
#1