Economía

Financiación, internacionalización y digitalización, claves para el crecimiento de las pymes

  • Las sanciones económicas de EEUU han generado incertidumbre
  • "En España no hay pymes, hay minipymes, empresas diminutas"
Madrid

Las pymes españolas juegan un papel fundamental para la economía nacional. Sin embargo, por su pequeño tamaño, tienen el crecimiento como uno de sus principales retos. Ganar volumen es clave para poder acceder a mejor tecnologías, facilitar la financiación, tener más recursos o contar con personal más cualificado.

Dos de las patas con las que cuentan estas pequeñas empresas para aumentar su tamaño son la internacionalización y la digitalización, que fueron precisamente dos de los temas que se trataron durante el Foro Pymes, evento organizado por elEconomista, y que ha contado con el patrocinio de CESCE.

El evento fue inaugurado por Raúl Blanco, secretario general de Industria y Pymes, que ha querido poner en valor la transformación de la internacionalización de la economía española. "Las empresas, ante la situación del mercado local, buscaron soluciones en el exterior, y han logrado cambiar nuestra balanza por cuenta corriente respecto a lo que teníamos en décadas anteriores", ha destacado.

También ha señalado la nueva amenaza que se cierne sobre este sector, que es la incertidumbre que han generado las sanciones económicas que ha impuesto Estados Unidos. "Hace cuatro años, con Obama de presidente, nadie hubiera imaginado que EEUU pudiera entrar en esta dinámica de proteccionismo", ha destacado.

Por último, Blanco ha insistido en la importancia de que las pymes ganen tamaño. "Las empresas medianas y grandes son más competitivas y más flexibles que las de otros países de nuestro entorno; conforme vayamos ganando tamaño, mejor nos irá en los diversos sectores industriales", ha concluido.

"En España no hay pymes, hay minipymes; el tamaño de la empresa española es diminuto"

"En España no hay pymes, hay minipymes; el tamaño de la empresa española es diminuto, y genera muchos problemas", ha advertido Rafael Ruiz-Villar, vocal de la Junta Directiva del Club de Exportadores, durante la primera mesa de debate, 'El proceso de internacionalización de las pymes'. "Y no tenemos una política clara para soluicionarlo, ni una política fiscal, ni financiera... tenemos un problema y nadie hace nada para facilitar la fusión entre empresas o impulsar el crecimiento", ha concluido.

Otro problema es que la pyme española, tradicionalmente, no ha mirado al exterior. "Pero con la crisis económica fueron muchas las que tuvieron que dar ese paso hacia la internacionalización", ha recordado Carolina Andérez, jefa de Unidad de Asesoría Jurídica Cuenta del Estado de CESCE.

"Pero la internacionalización sigue sonando a chino", ha señalado Ruiz-Villar. "No hay una política de Estado sobre este tema, y tenemos que hacer una labor pedagógica hacia la sociedad con este tema", ha defendido.

Sanciones internacionales

Y por si fuera poco, las pequeñas empresas se han encontrado un nuevo obstáculo en su proceso de internacionalización: las sanciones internacionales. "Las sanciones internacionales suponen una traba y una complicación adicional para las pymes, y tenemos que ver qué instrumentos y con qué resquicios cuentan para poder salvar dichas sanciones", ha apuntado Ana M. Camacho, directora del Área Internacional de Lupicinio International Law Firm.

"Antes las pymes operaban en países como Irak o Irán con un marco de sanciones tradicionales, pero ya no es así, ahora hay muchos focos y cada vez el mercado de sanciones es más complejo", ha señalado Andérez. "Ahora las sanciones ya no son solo un listado de personas y bienes, pueden afectar a sectores concretos, y no siempre es fácil conocerlo", ha destacado.

La razón está provocada por Estados Unidos, que "ha aplicado una política expansiva y extraterritorial de sanciones", ha insistido la experta, lo que se ha traducido en una inseguridad jurídica absoluta.

Sin embargo, las sanciones también ofrecen oportunidades para las pequeñas empresas. "Hay lugares del mundo en los que muchas grandes empresas han decidido no operar por las sanciones, como Irán, Rusia o incluso Cuba. Cuando la situación cambie y se revoquen las sanciones, las oportunidades de inversión o de exportación se van a disparar para las compañías que ahora estén estableciendo relaciones", ha explicado la responsable de CESCE.

"Estar en los paísis complicados en momentos difíciles te da una posición privilegiada para hacer negocios cuando la situación mejor", ha apuntado en la misma línea el representante del Club de Exportadores. "Pero hay que aguantar hasta que pase la sanción, y para eso hay que contar con pulmón financiero", ha insistido.

Acceso a la financiación

El problema en este aspecto es que el acceso a la financiación se ha vuelto muy complejo, como se destacó en la segunda mesa de la jornada, dedicada a 'la financiación de las pymes'. El mercado bancario, que sigue jugando un papel clave aún en este proceso, "ha cambiado mucho", ha advertido Ignacio Marqués del Pecho, socio responsable Debt Advisory de PwC, durante su intervención.

"Las empresas españolas han espabilado mucho, y las entidades financieras no tienen capacidad para acompañar a estas empresas, o para hacerlo de una forma lo suficientemente rápida", ha explicado el experto.

Un aspecto clave en este sentido para las pymes es la información sobre las distintas opciones que hay para financiarse. "Las fuentes de financiación alternativas, aunque crecen muy rápido, aún siguen siendo una opción minoritaria frente a la bancaria", ha destacado Felipe Luengo, responsable de Unidad de Entidades Financieras de CESCE.

"Lo importante es que los empresarios conozcan todas las alternativas y todos los instrumentos de financiación, y que elijan el producto que mejor se adapte a las necesidades de cada momento", ha explicado en el mismo sentido Ana Martínez, jefa de Mediación con las Entidades Financieras de ICO. Además, ha lanzado una advertencia: "Durante la crisis, muchas de las empresas que se vieron abocadas al cierre fue por elegir un producto equivocado para financiarse", ha señalado.

Los bancos, conscientes de esta situación, también han aprendido a ayudar a que los clientes encuentren el producto más adecuado. "En este sentido, el mercado ha mejorado bastante. A tortas, pero ha mejorado", ha apuntado Marqués del Pecho.

Otro aspecto destacado para mejorar el acceso a la financiación fue la importancia de limpiar los balances, para dar una mejor imagen de cara a los financiadores. "En este campo hay que trabajar mucho, las medianas y las grandes empresas lo están haciendo constantemente, ¿por qué no lo hacen las pymes?", ha concluido Luengo.

La tercera mesa de la jornada versó sobre la digitalización en las pymes a través de diversos casos de éxito. En ella participaron Eduardo Azanza, CEO y cofundador de DAS-NANO, Emilio Sánchez Escámez, CEO de Idea Ingeniería, y Francesc Pons, director de Proyectos y cofundador de Innsomnia. Todos ellos bajo la moderación de Mariano Arnaiz, director de Organización y Sistemas de CESCE.

La conclusión corrió a cargo de Fernando Salazar, presidente de CESCE, que ha recordado la importancia de las pymes para España y para la generación de empleo, y por lo tanto ha insistido en que la internacionalización es clave. Sin embargo, también ha advertido de los peligros que conlleva la salida al exterior y lo importante que es asesorarse y apoyarse en otras instituciones.

En la misma línea, ha recordado que los mercados ya no son locales, sino que se vende en todo el mundo. "Hay empresas que ya nacen directamente globales", ha incidido. Pero para crecer y expandirse es necesario contar con dinero, con financiación. "Puede ser pública o privada, aunque la pública en este campo se mueve en una cifra modesta, de entre 7.000 y 8.000 millones de euros".

Para ponerlo en contexto, ha señalado que en España se exportan 300.000 millones de euros, y el 80 por ciento del comercio exterior cuenta con financiación, de una forma u otra. "Hay unos 200.000 y pico millones de financiación moviéndose", ha explicado. La ventaja de la financiación pública es que llega a donde no llega el mercado. "El mercado cruza el semáforo en verde, nosotros en ámbar. Y nadie debería hacerlo en rojo", ha concluido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.