Economía

Así ha sido el primer gran debate económico a cinco entre PP, PSOE, Cs, Unidas Podemos y Vox

ElEconomista celebró este lunes en las instalaciones de la emisora de Radio y TV Kiss FM, el primer gran debate económico a cinco de este tiempo tanto preelectoral y electoral que nos acerca a los comicios generales del 28-A. Por primera vez en un plató, cara a cara, PP, PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos y Vox mostraron y departieron sobre sus programas eminentemente económicos, aunque asuntos como la cuestión catalana y la unidad de España también afloraron en el debate.

En representación de estas fuerzas políticas -que según todos los sondeos tendrán representación parlamentaria-, Miguel Ángel Paniagua (PP), Manuel de la Rocha (PSOE), Iván Ayala (Unidas Podemos), Francisco de la Torre (Ciudadanos) y Víctor González (Vox) arrancaron su intervención con una breve exposición de ideológica.

Como dicta su programa, el PP inició su turno defendiendo la revolución fiscal y las ventajas de cobrar menos impuestos, en la idea de que eso aportará más recaudación a las las arcas públicas. En respuesta, De la Rocha manifestó su firme compromiso con la consolidación fiscal, rebatiendo al popular Paniagua que una rebaja masiva de impuestos de esta índole puede llevarse a cabo sin recortes parejos.

De revolución fiscal habló el portavoz de Unidas Podemos para afear las políticas de Donald Trump y subrayar que recetas de este tipo conllevan escasas políticas sociales. De ahí que acuñara el término de 'populismo fiscal' para afear la propuesta del PP y también de Vox.

Francisco de la Torre, en nombre de Ciudadanos, ironizó con la política de zanahorio de Cristóbal Montoro, a quien -según relató- costó convencerle para aplicar la primera reducción de impuestos.

Supresión del gasto superfluo

La política impositiva de Vox es reducir los impuestos a más del 90% de los contribuyentes. Además de incentivos al ahorro, González argumentó la supresión del gasto superfluo de la administración para compensar la bajada masiva de impuestos. En respuesta a las criticas cosechadas, preguntó a Ciudadanos por su programa económico, al tiempo que la formación naranja cuestionaba que bajada de impuestos masivo y supresión de los chiringuitos sea una fórmula fiable. Rifirrafe en el inicio. Unidas Podemos hace mención a una multa, que no llegó a ejecutarse por parte de Bruselas hacia el Gobierno de Mariano Rajoy, sosteniendo Ayala que más impuestos sobre las rentas más altas y sobre Sociedades son factibles y, por tanto, se puede aumentar la tributación. De otro modo, planteó, "De dónde van a recortar, del Salvaje Oeste", manifestó.

A pesar de estos reproches, el PP mantuvo su hilo conductor de recorte fiscal, relatando la primera bajada del Ejecutivo Rajoy entre los años 2015 y 2018, subrayando que cuando su partido llegó al poder, la economía española estaba a punto de ser rescatada.

En el capítulo del gasto público, gasto social y déficit, González y De la Rocha mantuvieron el tono elevado, defendido el primero los modelos fiscales de éxito de Bulgaria, Rumanía y Finlandia, y el segundo, desde posiciones socialdemócratas, afeando a Vox por ponerse al lado de modelos comunistas, mientras De la Torre sacaba la cara por los trabajadores de la Agencia Tributaria.

Aprovechó tras ello el portavoz de Cs para ponderar la seriedad en los nombramientos en las instituciones, ajustándose a perfiles técnicos y de mérito, en lugar de colocar a los amigos de Sánchez.

"Nuestro gasto público es inferior al de la UE", dijo Rubén Ayala, una tesis parecida a la de De la Rocha, al sostener que España no tiene un problema de gasto, sino de ingresos. En ese punto, Paniagua justificó un estado de bienestar sostenible.

Metidos en la harina de las pensiones, Víctor González, responsable junto 30 personas más del programa económico de Vox, propuso un sistema mixto ante la inminente llegada de la jubilación de los baby boom, y de paso, aunque no era el tema en sí, defendió eliminar TV3.

Para De la Torre, uno de los problemas de España es el desempleo y la temporalidad, mientras Ayala, en un interludio ensalzó la implantación del nuevo SMI (900 euros/ subida del 22%), aludiendo a las cotizaciones sociales y al aumento de las mismas. Al SMI hizo alusión el dirigente de Cs valorando que era un alza excesiva y hecha unilateralmente. Algo que no vio De La Rocha, para quien los sectores más vulnerables han salido ganando. Y no fue así como lo juzgó Paniagua, El líder popular explicó que esta subida no se puede aplicar desde la administración, y el efecto perverso es que trabajadores en Dependencia de la Administración no pueden cobrar ese sueldo, y en algunos organismos se ha prescindido de ellos.

Pensiones y la verdad de por qué no se firmó un acuerdo que estaba hecho

Las pensiones fue una de las partes más intensas del debate entre las cinco principales fuerzas políticas. Comenzó Manuel de la Rocha (PSOE) enviando a los espectadores un mensaje de tranquilidad, reafirmando la revalorización de estas prestaciones al IPC, e incluso blindándolas en la Constitución -tal y como recoge el artículo 50 de la Constitución-. El director del Gabinete Económico de Presidencia adelantó una reforma del Factor de Sostenibilidad, admitiendo cambios paramétricos, a lo que Miguel Ángel Paniagua (PP) respondió con la continuidad del marco del Pacto de Toledo y un pacto de Estado que extraiga estos temas de la contienda política. Pacto de Toledo es lo que también defendió Iván Ayala, de Unidas Podemos. Pero claro, en este punto, saltó de nuevo el tono de la discordia, porque el PSOE le esgrimió que si ese pacto no ha quedado cerrado antes de las elecciones es porque Podemos se retiró a tiempo, 'haciéndole el caldo gordo a PP y a Cs', lo que provocó el sonrojo y la sorpresa de estas dos formaciones. En ese momento, la rentabilización de los consensos planeó sobre el estudio de Kiss FM, mientras De la Rocha apelaba al Pacto de Toledo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8
forum Comentarios 8
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Oscar
A Favor
En Contra

Me interesa la economía en general y sigo asiduamente sus noticias.

Puntuación 1
#1
juntsperTrinkar
A Favor
En Contra

con el psoe de ahora vamos al desastre, todavia peor que con el sinverguenza del zparo, que ya es decir

Puntuación 24
#2
CAC@de la vaca
A Favor
En Contra

Pero hay gastos superfluos?? Y se han dado cuenta a -1,3 billones de euros??

Hacia dónde va la economía y la suciedad?? en 4 palabras.. a tomá po cuulo!! jaja

Puntuación 3
#3
cloacas
A Favor
En Contra

Entre todos cinco nadie daria un duro por todos juntos , la política de ezpañistan ha degenerado hasta poner a los mas mediocre, cateto del país

Puntuación 3
#4
PPSOE=RUINA
A Favor
En Contra

Habrá que elegir otras opciones diferentes a PP y PSOE que se han cargado la clase media. Potemos ni citarlo.

Puntuación 4
#5
Usuario validado en elEconomista.es
S Paradox
A Favor
En Contra

Poco se puede decir ante el desconocimiento y la necedad que muestran las propuestas, estos aspirantes a gobernar (la administración, que no a los españoles, no nos dejamos), no serían interlocutores válidos.

-¿Supresión de gastos superfluos? ¿Qué gasto hay en la administración que no sea superfluo? ¿Es que España tiene 'asuntos propios' como para mantener un ministerio de AAEE que se ocupe de algo más que la actividad consular? ¿Cuántos empleados públicos tienen una actividad real? ‘El que no trabaje, que no coma’ dijo san Pablo de Tarso

- Proponen como modelo de gasto público (cuando alguien cite el término 'social' salgan ustedes huyendo, nadie con buena intención o cabeza lo usa) Bulgaria, Rumanía, Finlandia. Los dos primeros son países en vías de desarrollo, que acaban de dejar la catástrofe del 'socialismo real', los tres países tienen una dimensión muy diferente a la de España, y meter esas tres naciones en el mismo saco ya evidencia torpeza, ignorancia punible.

- ¿Social-democracia? ¡Oiga, no nos llame imbéciles! ¿La cuála? Hacia 1905, cuando Edith Stein escribió: ‘Los alemanes conservadores odian a los judíos social-demócratas’, la social-democracia rusa tenía dos corrientes: Bolcheviques y mencheviques, los primeros, al ver que no ganaban las elecciones, dieron un golpe de estado, línea que sus seguidores continúan. Rosa Luxemburgo escribió sobre social-democracia, pero sus textos la dejan en nebulosa, como el entorno del canalla Karl Marx, que cuando habla del ‘comunismo’ remite a ‘los comunistas franceses’ ¿Sería el ‘Falansterio’ de Fourier?

- ¿Modelo mixto de pensiones? Ya existe tal cosa sin intervención gubernamental, quien quiera puede contratar un plan de pensiones privado suplementario, lo que esconde la propuesta es el querer meter mano en la caja del INSS, para derivarlo a inversiones privadas que muchas veces fracasan. Si estuviésemos en un ‘estado de derecho’ se podría considerar, aquí y ahora, jamás, conocemos a nuestros clásicos: el sistema de reparto NO se toca. Que empiecen por ajustar pensiones a lo cotizado, poner un tope a lo que se cobre es una doble imposición, como lo son los miles de millones de € cotizados para accidentes laborales y enfermedades profesionales, o al ISFAS, que a fin de año pasan al tesoro público, esto, además, sería presunta prevaricación, malversación de caudales públicos.

-¿Blindaje de pensiones al IPC? Demagogia electoralista, como no se pueden conocer las circunstancias económicas ni siquiera a unos pocos años vista, ni comprándose un ‘MONIAC’, imponerse una medida de gran trascendencia en la macro y micro economía es suicida, un encorsetamiento absurdo, además, eso puede iniciar una espiral inflacionista que, bajo la apariencia de una mejora en los ingresos del pensionista, reduzca su poder adquisitivo. Los operadores financieros darían palmas, sin una inflación mínima del 2%, no hacen dinero. ¿Clarito, clarito, no?

¡Vale ya de mangancia, de canuteros haciendo la ‘O’! ¡Prou, basta!

Puntuación 0
#6
Lo que hay que ver y oir
A Favor
En Contra

En valencia mal o muy mal con el tripartito actual. ya pagamos los impuestos mas altos de la autonomias y si vuelven a ganar el futuro sera incluso mas negro. Solo nos puede salvar un pacto estilo Andalucía donde ya han eliminado casi el Impuesto inmoral de sucesiones y donaciones. ahora que reduzcan el de transmisiones patrimoniales en la compra venta d e vehículos, motos y casas o pisos. Con e PSPV, Compromis y los morados vamos al desastre.

Puntuación 0
#7
Incrédulo
A Favor
En Contra

Entre tontos anda el juego. Madre mía , qué grupo. Y de de Podemos es para meterlo preso , simplemente por bobo.

Puntuación 0
#8