Economía

Juego de Tronos está de moda: en España ya hay 57 Daenerys, más de 630 Aryas y 144 Stark

¿Sabía que en España hay un total de 57 Daenerys, 637 Aryas o Arias, y 64 Brans, así como 144 personas que se apellidan Stark? Pinche aquí y haga su propia búsqueda si lo desea. Los personajes de 'Juego de Tronos', que acaba de estrenar hoy su octava temporada, parece que han venido para quedarse.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), también hay 628 personas con el apellido Martell, el más popular seguido de Stark (144), Nieve (95), Bolton (91), Tyrell (42) y Drogo (12).

Sin embargo, según los registros del organismo estatal, todavía nadie en España se llama Tyrion, Cersei, Eddard, Sansa, Theon ni Ramsay ni tampoco existen los apellidos Lannister, Greyjoy ni Baratheon.

La popularidad de la ficción es tal que el servicio de HBO ha sufrido una caída a nivel global momentos antes del estreno del primer episodio de la última temporada de 'Juego de Tronos', que ha impedido a muchos usuarios de la misma poder acceder su contenido.

'Winterfell' ('Invernalia'), el título del primer episodio de la octava y última temporada de la superproducción de HBO basada en el universo literario de George R.R. Martin se estrenó a las 21.00 horas de la costa este de Estados Unidos, las 03.00 horas de este lunes en la España peninsular.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.