Economía

España cerró 2018 con 566.200 nuevos empleos, la mayor cifra en 12 años

Madrid, 29 ene (EFE).- El mercado laboral cerró el año pasado con 19,56 millones de ocupados, tras generar el mayor número de empleos de los últimos doce años, un total de 566.200 nuevos puestos de trabajo (2,98 % más), en su mayor parte, en el sector servicios.

Los datos publicados este martes en la Encuesta de Población Activa (EPA) muestran que el número de desempleados se situó en los 3,3 millones de parados, manteniéndose así en cifras de hace diez años, al disminuir en 462.400 personas el pasado año, por debajo de las 471.000 personas que salieron del desempleo el año anterior.

De esta forma, la tasa de paro bajó dos puntos hasta el 14,45 %, por lo que continúa en datos no registrados en el mercado laboral español desde 2008.

El número de ocupados aumentó en mayor medida que se recortó el de desempleados, debido a que la población activa aumentó en 103.800 personas durante 2018, hasta alcanzar los 22,87 millones de españoles activos y dejar la tasa de actividad en el 58,6 %.

Desde el Gobierno, la secretaria de Estado de Economía, Ana de la Cueva, ha destacado que el empleo crece a un ritmo del 3 %, por encima de la previsión inicial del Gobierno y superior al que registró la actividad económica en España (2,6 %, según el cuadro macroeconómico).

Además, el Gobierno contempla la creación de 800.000 nuevos empleos entre 2018 y 2019, de forma que el pasado año ya se habría generado el 70 % de la ocupación prevista, de forma que en 2019 se crearán menos de 250.000.

Si miramos de cerca los datos de ocupación, el sector servicios fue el motor de empleo de España, con 428.100 trabajadores más, seguidos por los 136.300 de la construcción, mientras que la agricultura estuvo moderada (4.900) y disminuyó la ocupación en la industria.

Además, se extrae un mayor crecimiento de trabajadores (313.900) que de trabajadoras (252.300) y un aumento bastante homogéneo en función de la edad, con la excepción de los 67.700 ocupados menos de entre 35 y 39 años.

El número de autónomos aumentó en 34.700 personas (hasta los 3,1 millones), gracias a los 65.000 nuevos empresarios independientes, mientras que el de asalariados lo hizo en 531.000 personas, principalmente indefinidos (363.700), lo que redujo medio punto la tasa de temporalidad al 26,86 %.

En función del tipo de jornada, cinco de cada seis empleos creados fueron a tiempo completo, lo que, no obstante, elevó la tasa de parcialidad al 14,8 %, (nueve décimas más).

El empleo en el sector privado subió en 430.000 personas, hasta los 16,3, y el público en 136.200 personas, hasta 3.211.000 trabajadores.

Respecto al desempleo, se redujo casi en la misma cuantía entre hombres que entre mujeres -lo que dejó la tasa de paro femenina en el 16,3 %, aún cuatro puntos por encima de la masculina-, al tiempo que la caída se registró en todas las edades.

Disminuyó entre los desempleados procedentes de todos los sectores, aunque principalmente de los servicios, si bien la mayor caída la experimentó el colectivo de parados de larga duración, con 281.100 personas menos, y los que buscaban su primera experiencia laboral, con 69.300 menos.

Los sindicatos UGT y CCOO han valorado los datos generales que arroja la EPA, si bien han criticado el incremento de la precariedad, con una tasa de temporalidad del 26,9 % y una de trabajo parcial involuntario del 52,7 %, consecuencia de la crisis y de la reforma laboral.

Por su parte, el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha criticado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019, que cargan el coste de "la fiesta" sobre las empresas, y ha asegurado si no se toman medidas que favorezcan su competitividad habrá problemas para crear empleo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint