Economía

Latinoamérica aumenta su inversión en España hasta los 40.000 millones

  • Brasil, México y Chile realizan el 81% de la Inversión Extranjera Directa
  • La adquisición de Vips por Alsea es ejemplo de como empresas ganan terreno

España es uno de los principales destinos de la inversión latinoamericana, alcanzando los 39.490 millones de euros en 2018 -es decir, un 10,4% del total de la inversión foránea recibida-, y se convierte así en la entrada principal de las empresas latinas al mercado europeo, según los datos del primer Informe Global Latam publicado por el ICEX España Exportación e Inversiones e Invest in Spain.

De esta forma, se abre una nueva fase en las relaciones entre ambos continentes ya que se consolida la tendencia de inversión bilateral entre España y América Latina que parece haber superado la fase de unidireccionalidad derivada del desembarco de empresas latinas que cada vez invierten más en la región con adquisiciones y fusiones a través de empresas españolas.

Entre los casos más relevantes de inversión realizadas por empresas latinoamericanas en España en el último año destacan el de la minera Grupo México en la planta de Las Cruces en Sevilla, hasta las oficinas de desarrollo comercial de las tecnológicas Stefanini o Neoris, pasando por el hub para Europa de la empresa de moda Alpargatas o la adquisición de la cadena Vips por el grupo de restauración Alsea, entre muchos otros. Estos ejemplos demuestran que el patrón sectorial de las empresas latinoamericanas en España se encuentra altamente diversificado.

Evolución de la inversión

La relevancia de la inversión latinoamericana en España es innegable. Solamente se sitúa por detrás en importancia de la inversión procedente de la Unión Europea (UE-28) y de Estados Unidos. Es particularmente interesante observar que la llegada de capital latinoamericano a España es un fenómeno reciente y con tendencia positiva, según revela el informe Global Latam del ICEX.

El volumen de inversión parte de niveles prácticamente inexistentes con anterioridad al año 2000, y pasó de 13.440 millones de euros en 2007 (cuota del 5,3%), al 24.490 millones en 2010 (cuota del 7,7%), y se incrementa notablemente a partir de entonces hasta los referidos 39.490 millones en 2016 (cuota del 10,4%). Cabe destacar que, si para España las inversiones latinoamericanas revisten una creciente importancia, desde la perspectiva latinoamericana España constituye un destino fundamental en el crecimiento de sus empresas, así como en el desarrollo de ventajas competitivas y otros beneficios asociados a los procesos de internacionalización empresarial.

España es el segundo destino no regional en el mundo de proyectos de inversión greenfield, con 168 proyectos en el periodo 2003-2018 (junio), solamente por detrás de Estados Unidos. Y está claramente por delante del resto de países europeos y otras grandes economías emergentes como China o India en los planes de expansión de las empresas latinoamericanas.

Podemos afirmar que hoy día no existe prácticamente un sector de la economía española en el que no opere alguna empresa latinoamericana. A nivel estadístico, si atendemos a la inversión acumulada, las inversiones en materias primas, comercio, servicios financieros y farmacéutico concentran 8 de cada 10 euros que España recibe desde la región, de acuerdo con datos oficiales españoles.

Países protagonistas

Tal y como manifiesta la directora ejecutiva ICEX-Invest in Spain, María Jesús Fernández, "con la entrada en el siglo XXI, America Latina ha experimentado una década dorada con un avance del PIB cercano al 4%, entre 2003 y 2012". Como se puede observar en el gráfico, entre los países protagonistas que más invierten en España se encuentran México, con un 75% de la inversión; seguido por Venezuela, con un 8%; y Brasil, con un 7%. Aunque a nivel mundial, la inversión están concentradas en tres países: Brasil, México y Chile, que absorben el 81% de la IED exterior. Si ponderamos por tamaño económico Chile es, a gran distancia de las demás, la economía con mayor inversión exterior respecto del PIB de toda la región.

Respecto a la internacionalización de las empresas mexicanas -resultado de la apertura de México durante las últimas décadas tras la firma del TCLAN en 1994- ha permitido que la IED mexicana en el exterior sea 22 veces mayor a la registrada en el año 2000, alcanzando los 180.057 millones de dólares, habiendo crecido a un ritmo considerablemente superior a la inversión mundial durante los últimos años, según se destaca en su primera edición el Informe Global Latam realizado por el ICEX .

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0