Economía

Alemania y Francia lastran la actividad económica de la zona euro hasta mínimos de cuatro años en diciembre

El crecimiento de la actividad económica de la zona euro decae hasta su mínima de los últimos cuatro años en diciembre al registrar el índice PMI compuesto un retroceso de 1,3 puntos hasta los 51,3 puntos. El indicador adelantado refleja un crecimiento del PIB del 0,1% en el último año y una expansión del 0,3% para el conjunto del trimestre. Los malos resultados se explican por el frenazo económico de Alemania y la contracción de la actividad en Francia. El euro se ha desplomado más de un 0,6% perdiendo los 1,13 dólares.

La lectura preliminar del PMI compuestos de la actividad comercial en la zona euro se ralentizó hasta su mínima de más de cuatro años en diciembre, con Francia registrando la primera contracción desde hace dos años. "Casi no se ha registrado ningún aumento del nivel de nuevos pedidos recibidos, la creación de empleo decayó hasta su mínima de dos años y el optimismo empresarial se deterioró, este trasfondo de desaceleración del crecimiento económico fue exacerbado por protestas en Francia y por la persistente debilidad de la demanda de autos", explican la consultora IHS Markit que elabora el índice a través de encuestas a empresas.

El índice PMI compuesto muestra la actividad comercial del sector servicios y manufacturero en el que si supera 50 indica expansión y por debajo contracción.

Por sectores el dato adelantado de Comercio lash del Índice PMI de Actividad Comercial se situó en 51,4 frente a los 53,4 de noviembre, alcanzando su mínima de los últimos cuarenta y nueve meses. Mientras el de industria se situó en 51,4 frente al 51,8 en noviembre, marcando su mínima de los últimos treinta y cuatro meses.

Los encuestados que participaron en diciembre indicaron un aumento de la preocupación por el comercio internacional y el crecimiento económico, la creciente incertidumbre política, el Brexit y el endurecimiento de las condiciones financieras. La firma subraya que una vez más se observaron comentarios generalizados sobre niveles especialmente desalentadores de ventas y producción en el sector automotriz.

Por países, los principales lastres han sido Francia y Alemania, las dos principales economías de la zona euro. En Francia, la actividad se ha desploma desde los 54,2 puntos de noviembre a 49,3 puntos. Sería la primera contracción desde agosto de 2016. Según IHS Markit, "los trastornos que han causado en los negocios y los viajes las protestas de los chalecos amarillos se sumaron al entorno de debilitación de la demanda".

Por su parte en Alemania, la actividad total creció al ritmo más lento de los últimos cuatro años. La actividad del sector servicios mantuvo un ritmo de expansión ligeramente más rápido que la producción del sector manufacturero, a pesar de que este último sector registró un crecimiento ligeramente mejor de la producción a medida que las firmas erosionaron cada vez más sus pedidos pendientes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin