Economía

Reino Unido suspende los visados para inversores extranjeros no comunitarios

  • El objetivo de Londres es combatir posibles delitos financieros
  • Rusos y chinos son los principales beneficiarios de este sistema de visas
Imagen: Dreamstime.

El Reino Unido ha decidido suspender un programa de visados especiales, conocido como 'dorado' y que se ofrecían a inversores extranjeros no comunitarios, a fin de combatir posibles delitos financieros, según el ministerio de Interior.

Las visas, también denominadas de 'nivel 1', fueron introducidas en 2008 para animar a millonarios extranjeros fuera de la Unión Europea (UE) a hacer importantes inversiones en el país. Más de mil visas de esta categoría fueron concedidas en 2017, en su mayoría para inversores chinos y rusos.

¿Puerta abierta al lavado de dinero?

Una inversión de dos millones de libras (2,2 millones de euros) permitía obtener el visado y la posibilidad de establecerse en el país definitivamente tras una residencia de cinco años. Pero, con el tiempo, este sistema fue criticado por algunos políticos que consideraban que era utilizado para el lavado de dinero.

"No vamos a tolerar a gente que no cumpla con las reglas y busque abusar del sistema", dijo hoy la secretaria británica de Estado de Inmigración, Caroline Nokes, al anunciar la suspensión, que se hará efectiva mañana.

A partir del año próximo, el ministerio de Interior introducirá nuevas medidas para verificar los intereses financieros y empresariales de los inversores para evitar casos de posible lavado de dinero.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.