Economía

EEUU amenaza con nuevas sanciones a China si no cambia su política comercial

Imagen: Getty

El vicepresidente norteamericano, Mike Pence, ha declarado este sábado que Estados Unidos no pondrá fin a sus acciones comerciales contra China hasta que Pekín cambie sus políticas de comercio. De hecho, ha advertido de que su Gobierno podría "duplicar sin problema" los aranceles actuales sobre productos chinos.

Durante su intervención en la cumbre de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) que se celebra estos días en Papúa Nueva Guinea, Pence ha dicho que Estados Unidos no levantará sus sanciones contra China hasta que cambie de políticas comerciales. "Hemos decidido abordar nuestras desigualdades con China. Hemos impuesto tarifas de 250.000 millones de dólares contra los bienes chinos y podríamos doblar ese número sin problema", ha añadido. "Estados Unidos no cambiará de rumbo hasta que China cambie de medidas", ha concluido.

Pence también se ha reunido con el enviado especial de Taiwán a la cumbre, Morris Chang. A pesar de la falta de reconocimiento diplomático de Taiwán por parte de la mayor parte de la comunidad internacional, la APEC permite a la isla participar como una entidad económica independiente.

Estados Unidos no tiene relaciones formales con Taiwán pero está obligada por ley a proporcionar a la isla los recursos para defenderse, ya que es su principal apoyo internacional.

Trump presume del acercamiento de Xi

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que China envió una lista de cosas que está dispuesta a hacer para resolver las tensiones comerciales y que su Gobierno podría no tener que imponer nuevos aranceles, si bien ha agregado que la situación todavía no es aceptable para él. "China quiere alcanzar un acuerdo. Enviaron una lista de cosas que están dispuestos a hacer, una larga lista, y todavía no es aceptable para mí", ha afirmado a periodistas en la Casa Blanca.

Trump ha impuesto aranceles a importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares para obligar a Pekín a realizar concesiones sobre una serie de demandas que cambiarían los términos de intercambio entre los dos países. China ha respondido con tarifas sobre bienes enviados desde Estados Unidos.

El mandatario estadounidense también amenazó con imponer gravámenes sobre todas las restantes importaciones desde el gigante asiático, por valor de alrededor de 267.000 millones de dólares, si Pekín no cumple con las exigencias de Washington. "Podríamos no tener que hacer eso", ha dicho Trump. "A China le gustaría hacer un trato", ha zanjado.

Xi: "No habrá vencedores"

Por su parte, el presidente de China, Xi Jinping, ha afirmado en esta cumbre que el mundo necesita reglas comunes de gobernanza global que no respondan a "agendas egoístas" y advirtió de que una guerra comercial no tendrá vencedores. "La historia ha demostrado de que en las confrontaciones, ya sean en forma de guerra fría, caliente o comercial, nunca hay vencedores", ha aseverado el mandatario chino en un discurso durante el encuentro de Papúa Nueva Guinea. Xi ha defendido que los desacuerdos deben resolverse mediante el diálogo y la consulta, en vez de intentar formar "bloques exclusivos" o "imponer criterios a otro países". 

Aunque no mencionó directamente a EEUU, Xi se refirió a la pugna arancelaria que mantienen los dos países en los últimos meses a raíz de la apuesta por el proteccionismo del presidente estadounidense Donad Trump, el gran ausente de la cumbre APEC de este año. El mandatario chino señaló que el sistema económico global necesita una reforma "para ser más eficiente en los nuevos tiempos", sobre la base de la "calidad, la transparencia y la inclusión".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin