Economía

El banco de españa pide a la banca reforzar el capital por temor a 'shocks' por riesgos internacionales

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El Banco de España demandó hoy a la banca un refuerzo de su capital para encarar una eventual encarecimiento en las condiciones financieras si se agravasen los crecientes riesgos externos, como la crisis de Italia o la falta de un acuerdo en la negociación de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Según constató hoy el organismo en su Informe de Estabilidad Financiera, "los riesgos claramente han aumentado" en los últimos meses y, junto a la imprevisibilidad del 'Brexit' e Italia, se han intensificado las tensiones comerciales y hay dudas sobre los efectos de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos y sobre el impacto de la sucesiva apreciación del euro y dólar frente a las divisas de países emergentes.

Todos esos factores "podrían conducir a una reevaluación brusca de las primas de riesgo provocando un endurecimiento adicional de las condiciones de riesgo", alerta el organismo, que teme por su repercusión directa en los balances de algunas entidades y, de forma indirecta, en la situación patrimonial de las familias y empresas que venía mejorando en los últimos meses.

"Sin embargo, dado el predominio de la financiación a corto plazo y/o tipos variables, dicha situación podría verse deteriorada de materializarse un escenario de endurecimiento de las condiciones financieras que no fuera acompañado por una mejora en las rentas de las familias y empresas no financieras", detallan los expertos del organismo.

El supervisor repara en este punto en la vulnerabilidad del país frente a tensiones en las condiciones de financiación en los mercados precisamente porque los niveles de deuda de las administraciones públicas y del conjunto de la economía frente al exterior "siguen siendo altos".

Las entidades superaron recientemente el test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) mostrando "una considerable capacidad de resistencia" y superando la prueba con ratios "por encima de los mínimos regulatorios". A finales de junio contaban con una tasa de capital de máxima exigencia CET1 'fully loaded' del 11,9%, que en la prueba bajaba a umbrales entre el 7,58% y 9,2% después de que la EBA tensase los balances bajo un escenario de crisis económica y financiera agravada.

POCO CAPITAL FRENTE A OTROS PAÍSES

Sin embargo, el organismo subraya que "muestran niveles reducidos de sus ratios de capital" en la comparativa internacional de solvencia tanto con los países de la Unión Bancaria como del resto de la Unión Europea y apena han incrementado su ratio en 30 puntos básicos desde que en 2014 el Banco Central Europeo (BCE) asumió la supervisión directa.

"Se pone de manifiesto, por tanto, la necesidad de que las entidades españolas adopten estrategias de refuerzo de capital", concluye en el Informe de Estabilidad Financiera. Se trataría de ampliar la red de solvencia para encarar un eventual agravamiento de la situación.

Entre las incertidumbres encuentra el citado riesgo de que empeoren las condiciones de financiación y acceso a los mercados si se "reevalúan las primas de riesgo, con impacto en el valor de los activos financieros y en la sostenibilidad de la deuda de los agentes económicos" en caso de una intensificación de las tensiones comerciales o de los riesgos económicos y geopolíticos externos.

Pero también apunta a la tendencia de la propia industria a buscar líneas de negocio "más rentables y más arriesgadas" para compensar los escuálidos márgenes "en un entorno de reducidos tipos de interés", como es volcarse en la concesión de préstamos al consumo donde ya aprecia un repunte de la morosidad.

SUBE LA MOROSIDAD EN EL CRÉDITO AL CONSUMO

Si bien este tipo de financiación ha moderado su expansión interanual desde el 28% de marzo a un 23% en junio, advierte de que la morosidad se ha acelerado y el saldo de impagos aumenta un 22,6% en los últimos 12 meses.

El repunte "exigirá que las entidades provisionen adicionalmente el aumento de la morosidad, y revisen la sostenibilidad de su tasa de expansión a este segmento de negocio y si los criterios de concesión de las nuevas operaciones se ajustan al perfil de riesgo a medio plazo que desean para su cartera de crédito", detalla el organismo.

Por último avisa del potencial "deterioro" en la situación económica y financiera de los mercados emergentes "con potencial impacto en los resultados de aquellas entidades financieras más expuestas a estos mercados", donde sus filiales podría acusar un "deterioro de las condiciones de financiación".

El Banco de España puso el foco en Turquía y Argentina en su anterior Informe de Estabilidad Financiera, donde los riesgos se han materializado en parte sin que por el momento haya contagiado a otros mercados emergentes donde la banca española tiene más exposición.

(SERVIMEDIA)

07-NOV-18

ECR/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin