Economía

La Eurocámara anima a bares y restaurantes a suministrar agua del grifo gratuita o muy barata

  • Piden mejorar su acceso con, por ejemplo, fuentes gratuitas en espacios públicos
  • Bruselas enfatiza en que esto conllevará una reducción del consumo plástico
Esta medida disminuiría el consumo de botellas de plástico. Imagen: Dreamstime

El pleno del Parlamento Europeo ha animado este martes a establecimientos como bares, restaurantes, cantinas o servicios de comidas a suministrar a sus clientes agua de grifo gratuita o por una "pequeña" tasa de servicio, dentro de las medidas que ha pedido para fomentar el acceso al agua potable en el bloque comunitario.

La Eurocámara ha fijado este martes sus 'líneas rojas' de cara a las negociaciones que todavía deben comenzar con los Estados miembros para revisar la directiva de agua potable vigente, que data de 1998. En concreto, el informe ha sido aprobado con 300 votos a favor, 98 en contra y 274 abstenciones.

En la resolución, los eurodiputados también piden a los países medidas para garantizar el acceso a agua potable, especialmente para los colectivos "vulnerables y marginados", por ejemplo con la instalación de fuentes gratuitas y fomentando su suministro en administraciones y edificios públicos.

De la misma forma, la nueva normativa endurece los límites de presencia de ciertos contaminantes como el plomo, el uranio, los compuestos perfluorados y productos de desinfección como el clorato. También introduce umbrales para disruptores endocrinos como el bisfenol A y vigila la presencia de microplásticos.

"El modo en el que utilizamos el agua define el futuro de la humanidad. Se entiende que todos debemos tener acceso a aguar limpia y de buena calidad y que debemos hacer todo lo que esté en nuestras mano para que sea lo más accesible posible", ha destacado el eurodiputado francés del Partido Popular Europeo (PPE) Michel Dantin, responsable de la resolución aprobada.

Reducción de botellas de plástico 

Según cálculos de la Comisión Europea, un mejor acceso y mayor calidad del agua potables, así como los nuevos requisitos de transparencia, suponen costes "adicionales pero moderados" que estima entre 5.900 y 7.300 millones de euros y que serían asumidos por operadores de aguas. Sin embargo, también prevé que un menor consumo de agua embotellada suponga un ahorro para los hogares europeos de más de 600 millones de euros al año.

Bruselas también enfatiza que impulsar el consumo de agua de grifo con mayor calidad conllevará una reducción el consumo de botellas de plástico, que es uno de los productos de un solo uso que más se encuentra en las playas europeas. En consecuencia, la aprobación de la nueva directiva de agua potable ayudará a disminuir el nivel de desperdicios de plásticos en los mares.

La revisión de la directiva de agua potable tiene su origen en la iniciativa ciudadana 'Right2Water', que consiguió reunir 1,8 millones de firmas en todo el bloque comunitario con el objetivo de reclamar un mejor acceso a agua potable para todos los ciudadanos europeos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0