Economía

Nuevo incidente entre el taxi y las VTC: sus representantes, a gritos en un acto público

Nuevo incidente en la guerra entre el sector del taxi y las VTC. Sus representantes han protagonizado una tensa disputa en el Foro 'El futuro de la movilidad: transporte público, tecnología, decretos y derechos'.

Los representantes de ambos sectores se enzarzaron en una disputa dialéctica subiendo el tono de la conversación hasta sobresaltar a los presentes, entre los que se incluían representantes de la administración y catedráticos de economía.

José Miguel Fúnez, de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, y Mariano Silveyra, director general de Cabify, se enzarzaron en una discusión. Durante su participación en el foro, el primero efectuó reproches al segundo, hasta el punto en el que Silveyra le tuvo que solicitar que bajase el tono.

A la conclusión de la intervención en el estrado, Fúnez se dirigó y Silveyra acusándole de ir "vestido como un vagabundo con un móvil de 1.200 euros" en tono amenazante, lo que provocó la intervención de los presentes para evitar males mayores.

La 'guerra' taxi-VTC durante las ponencias

Previamente, durante las jornadas, Silveyra había criticado el real decreto ley del Gobierno que habilita a comunidades autónomas y ayuntamientos a regular en esta materia, considerando que los cuatro años que la norma permite a las VTC operar en ámbitos urbanos, hasta que las administraciones autonómicas tomen una decisión, son "una trampa".

El representante de Cabify consideró que ese plazo se va a ver modificado por las regulaciones que vayan haciendo las administraciones regionales y locales, lamentando que, cuando se hizo el real decreto ley, nadie escuchara ni a los consumidores ni a las casi 10.000 personas que trabajan en Cabify y de las que casi la mitad vienen del paro de larga duración.

Silveyra incidió en su manifestación acerca de que en Cabify "no existe el falso autónomo ni la precariedad laboral, aunque le gustaría "que todos ganasen más", expresando que el sector de los vehículos de alquiler sin conductor o VTC propuso flexibilizar, también para los taxis, las condiciones para operar.

En su opinión, hubiera sido mejor apostar por un sistema como el de Portugal, país donde la movilidad está liberalizada por completo, en lugar de haber hecho un real decreto que "no convence a nadie, genera una incertidumbre total y crea más problemas que soluciones".

Por parte del taxi, Emilio Domínguez explicó que el real decreto ley tiene un desenfoque, pues indemniza al que entra en el mercado y no al que estaba y le han entrado competidores.

"El taxi es el sector al que debería compensarse y no al revés", explicó Domínguez, que ha dicho que eso es lo que se ha hecho en México, Australia y Canadá.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

jose manuel
A Favor
En Contra

Cada día estoy más convencido que con esta manera de actuar que tienen, los taxistas es imposible que ganen la partida. Se comportan en todo momento como unos macarras mafiosos, y así la gente no nos podemos poner de su parte.

Puntuación -13
#1
Javier
A Favor
En Contra

Ojalá el Gobierno consiga mandar de vuelta a sus paraísos fiscales de origen a los multimillonarios de las VTC y las multinacionales UBER y Cabify, con su matriz en el paraíso fiscal de Delaware.

Las VTC son un negocio privado en el que no más de 20 personas han acaparado el control de casi 10.000 licencias VTC a base de oscuros manejos. El escándalo es tal que muchas de estas licencias VTC obtenidas gratuitamente, se están revendiendo a las pocas semanas por 70.000€ (ver venta de VTC en milanuncios.com o similar). Cabify, ha dado y sigue dando este pelotazo con centenares de licencias VTC.

El taxi es un transporte público gestionado por trabajadores autónomos. El 89% de ellos sólo dispone de una licencia de taxi y nadie más de 5. Es fácil comprobar comparando los anuncios en prensa de hace 20 años y los de ahora que el precio de las licencias de taxi no ha subido en los últimos 20 años. Cualquiera puede comprobarlo.

Puntuación 10
#2
Javier
A Favor
En Contra

Foto curiosa la el artículo. Los millonarios de las VTC y Cabify en mangas de camisa, incluso con camiseta... y los conductores de a pie obligados a ir trajeados por un sueldo de 900€ al mes. Jajaja...! Lo que es el marketing...!!. Este Mariano Silveyra, mejor que se vuelva a su Argentina natal y su empresa, Cabify, a su paraíso fiscal en Delaware.

Puntuación 5
#3
Jesús
A Favor
En Contra

Otra manipulación por parte de la prensa, cuando aprendáis a diferenciar entre una Licencia de Taxi y una Autorización Vtc, empezaré a creer en la prensa independiente mientras tanto dudo mucho de lo que escriben

Puntuación 9
#4