Economía

Las exportaciones de la eurozona se estancan en plena guerra comercial

  • Revés para el sector privado de EEUU, que anota el peor desempeño desde 2017

La guerra comercial abierta entre EEUU y China ya deja las primeras víctimas del proteccionismo creciente en el entorno comercial. Según los datos preliminares del índice que mide la actividad comercial de la eurozona publicados este viernes por IHS Markit, el dinamismo en la región crece en septiembre al ritmo más lento desde finales de 2016.

Concretamente, el índice que mide esta magnitud, el PMI, se sitúa en septiembre en los 54,2 puntos, lo que supone tres décimas menos que el registro del mes de agosto. Así, aunque el nivel se encuentra por encima de los 50 puntos -por debajo implica un retroceso- se trata sin embargo de la peor lectura desde noviembre de 2016.

En este sentido, el informe desprende que la ralentización de la actividad se debe principalmente a un crecimiento más débil del sector manufacturero, donde la producción se expansión al ritmo más lento desde mayo de 2016. Además, los nuevos pedidos recibidos por las fábricas mostraron el aumento más bajo desde febrero de 2015, después de que los pedidos para exportaciones no experimentaran crecimiento alguno por primera vez desde junio de 2013.

No obstante, la nota positiva la dejaron el mercado de trabajo y el sector servicios. El empleo mostró una importante resiliencia al resto de indicadores y solo se atenuó ligeramente en frente a su nivel del mes de agosto -por lo que se mantiene cerca de máximos-, mientras que el crecimiento de la actividad de los Servicios ganó dinamismo por segundo mes consecutivo, alcanzando así su nivel más alto en los últimos tres meses, pero muy por debajo del inicio de año.

Más allá, el mal desempeño del conjunto del euro también fue acompañado por una mal resultado de los indicadores de la economía francesa, publicados el viernes junto con el PMI de Alemania. En Francia, la actividad comercial restó 1,3 puntos de dinamismo, el desempeño del sector servicios cayó en 1,1 puntos y los pedidos de manufactura para exportaciones cayeron en el índice un punto. Solo Alemania atenúa la tendencia al registrar, aunque leves, evoluciones positivas en su nivel de dinamismo del comercio, de la actividad del sector servicios y de la demanda exportadora, de 2,2 puntos.

En el caso de EEUU, el PMI arroja tantas luces como sombras. Si bien la actividad industriales (55,7 puntos) y los pedidos para exportaciones manufactureras (55,6) registraron avances de casi 2 puntos y anotaron el mejor dato en los últimos 4 meses, la visión más global del estudio apunta a los primeros síntomas de agotamiento por la guerra comercial, abierta en canal en las últimas semanas, de la economía norteamericana.

Así, el avance de la actividad comercial del sector privado fue en septiembre de 53,4 puntos -1,3 menos que agosto- situando el registro en el peor en los últimos 17 meses, mientras que el crecimiento del dinamismo del sector de los servicios privados se fue al peor desempeño de los últimos 18 meses, tras situarse en los 52,9 puntos frente a los 54,8 del pasado mes.

En este sentido, Japón si toma aire al registrar un incremento de las exportaciones, al situarse el indicador de PMI en los 52,9 puntos desde los 52,5 de agosto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin