Economía

Argentina niega que se esté planteando volver a la convertibilidad del peso y el dólar

  • "Argentina ha adoptado un esquema de cambio flotante"
  • En el 90 se estableció la Ley de Convertibilidad de un peso por un dólar
Foto de Alamy

El ministro de Economía de Argentina, Nicolás Dujovne, aseguró hoy que el país sigue apostando por un esquema de tipo de cambio flotante y no planea adoptar el régimen de convertibilidad de 'un peso igual a un dólar' que se estableció en la década de 1990.

"Argentina ha adoptado un esquema de cambio flotante que con diversas variantes es el que va a mantener este Gobierno", aseveró el ministro al comparecer en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, a la que acudió para dar detalles sobre el proyecto de Presupuesto para 2019, marcado por la abrupta caída del peso ante el dólar registrada este año y la elevada inflación.

Dujovne fue consultado por el diputado peronista Diego Bossio por unas declaraciones vertidas la pasada semana por el asesor de la Casa Blanca Larry Kudlow, en las que señaló -según se hicieron eco medios argentinos- que "la única forma que tiene la Argentina de salir del dilema es atar su moneda, el peso, al dólar" y que "la gente del Tesoro" ya está "en eso".

"En relación a comentarios del Tesoro de EEUU, la Argentina no está embarcada en ninguna negociación de ningún esquema monetario de las características que se mencionan. Son comentarios particulares del Tesoro de EEUU", destacó el ministro.

"Le quiero transmitir a todos los argentinos que no hay ningún cambio en el esquema monetario que va a plantear Argentina hacia adelante, más allá de detalles técnicos específicos", agregó.

La historia de la convertivilidad

En la década de 1990, durante el gobierno de Carlos Menem (1989-1999) se estableció la Ley de Convertibilidad entre el peso y el dólar, principalmente para luchar contra la hiperinflación desatada al final de la Presidencia de Raúl Alfonsín (1983-1989).

Pero el final de ese modelo acabó a inicios de 2002 tras la grave crisis económica que padeció el país, en la que se instauró el corralito bancario.

El ministro de Economía fue también consultado por las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acelerar los cobros del crédito de 50.000 millones de dólares concedido en junio pasado, con el que se busca paliar las consecuencias de la devaluación y afrontar más rápidamente las reformas encaminadas a reducir el déficit fiscal.

Bossio quiso saber si el Ejecutivo está negociando una ampliación de ese préstamo "por 15.000 o 20.000 millones de dólares".

"En relación a la actual negociación con el FMI lo que puedo decir es que la estoy efectuando en pleno uso de mis facultades. No puedo en este momento adelantar cuál es el resultado de la negociación que estamos teniendo, que va a ser comunicada en próximos días y seguramente la van a conocer mucho antes de que se vote el Presupuesto de la nación", concluyó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin