Economía

El Gobierno reclamará los bienes públicos registrados por la Iglesia

El Gobierno, a través de la Dirección General de Patrimonio del Estado, reclamará a la Iglesia Católica los bienes inscritos a su nombre en el Registro de la Propiedad que sean de dominio público. Así lo señala en una respuesta escrita a una pregunta del diputado socialista Antonio Hurtado, quien ha explicado que "estamos hablando de unos 40.000 bienes inmatriculados por la Iglesia, según datos facilitados por la propia institución".

Tras la elaboración del listado de los bienes que está realizando el Ministerio de Justicia, si se constata que la Iglesia ha inscrito bienes de dominio público como si fuesen privados, se procederá a "una depuración física y jurídica".

Esta "depuración" se hará conforme al "derecho sustantivo material", que a su vez está sometido a los principios constitucionales de "inalieanabilidad, imprescriptibilidad y inembargabilidad de los bienes de domino público", según figura en la respuesta parlamentaria del 5 de septiembre, adelantada hoy por la Cadena Ser. Esto significa, según Hurtado, que los bienes de dominio público, "la gran mayoría de los que ha inscrito la Iglesia a su nombre, no son transmisibles, no se pueden adquirir por posesión, ni se pueden embargar".

En la respuesta, Justicia recuerda que, conforme a la ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, "queda prohibida la apropiación de los bienes de dominio público por parte de las personas jurídicas privadas, entre las que se encuentra la Iglesia Católica". La Iglesia pudo registrar esos bienes a raíz de la modificación de la Ley Hipotecaria llevada a cabo en 1998 por el Gobierno del PP, que daba a esta institución la potestad de actuar como una institución pública.

El diputado ha señalado que, "aunque la Iglesia ha dicho que solo ha inscrito la posesión y no la propiedad, no es cierto, porque inmatricular significa inscribir en el registro por primera vez y la primera inscripción siempre es de propiedad". Hurtado se ha mostrado seguro de que en el listado, que tiene previsto hacer público el Ministerio una vez lo tenga listo, "va a haber iglesias, catedrales, plazas públicas, murallas, edificios históricos, va a haber de todo".

El parlamentario ha puesto como ejemplo la Plaza del Triunfo de Córdoba, "que la Iglesia inmatriculó como si fuera suya", o el de la Mezquita, que registró a su nombre "pagando una tasa de 30 euros". Finalmente, en la respuesta se asegura que correspondería a la Dirección General de Patrimonio del Estado y no al Ministerio de Justicia decidir si el Estado tiene algún derecho sobre dichos inmuebles, siempre sometido todo ello al derecho a la tutela judicial efectiva.

Para el parlamentario, la solución "más rápida" pasaría por que la Iglesia "corrigiese el error de inmediato y de forma voluntaria diese de baja los registros", ya que en caso contrario, el Estado "va a requerir de inmediato una rectificación de los registradores de la propiedad". Por su parte, el senador de Compromís, Carles Mulet, ha exigido hoy al Gobierno que ponga en conocimiento de la Fiscalía las inmatriculaciones realizadas por la Iglesia en el caso que se demuestren fraudulentas "sin dudar ni un solo segundo", ha informado en un comunicado.

Mulet ha pedido que se regularice la situación y sean las administraciones públicas propietarias las titulares de "muchos de estos bienes y elementos robados, que les pertenecen a pesar de estas inmatriculaciones fraudulentas, sin necesidad de realizar ningún expediente más al respecto". Además, ha solicitado que se depure "la posible actuación delictiva por parte de la Iglesia u otras personas jurídicas y funcionarios que hayan podido actuar contra el interés general de alguna manera".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

JonS
A Favor
En Contra

Además de recuperar todos los bienes robados por la Iglesia Católica (¡ menos mal que sus fines no son de este mundo, porque si lo fueran.... !), hay que actuar como dice la noticia, delictivamente contra los responsables eclesiásticos y eventualmente encarcelarlos.

Puntuación -2
#1
Basta de neofranquistas, queremos elecciones!
A Favor
En Contra

También a los que anuncian medidas que luego no cumplen.

Que hagan un referendum, y que hable el pueblo.

Vamos... Que ya no saben que pito tocar para distraer al público!

Puntuación 2
#2
Mezquita ,seo
A Favor
En Contra

,,La mezquita de Cordoba ,,,La seo de Zaragoza..etcetc

Puntuación -6
#3
Los tiranos siempre han querido acabar con la libertad
A Favor
En Contra

Nada nuevo se limita a copiar a otros criminales de la historia como Lutero, Enrique VIII, Mendizábal o Madoz. En el fondo para un tirano, la Iglesia Católica es el mayor enemigo que existe, ya que reivindica que no somos ciudadanos, cuyo deber sea obedecer al sátrapa de turno, sino hijos de Dios, cuyos derechos no están otorgados por el funcionario de turno, sino por el mismísimo Dios, y que por eso son irrenunciables e inalterables, y, por eso, la Iglesia Católica está obligada a defender los derechos naturales al ser otorgados por Dios, amparando y justificando que se pueda llegar incluso a deponer al tirano o al tiranicidio (San Isidoro, Santo Tomás, Padre Juan de Mariana, etc.).

Con la edad de oro de la humanidad, la Edad Media y la Edad Moderna, era perfectamente legal rebelarse contra un político e incluso acabar con su vida si no respetaba los fueros y derechos naturales que tenían las personas. Ahora, con la modernidad del protestantismo primero (que coloca la Iglesia bajo las órdenes del Estado) y la Revolución Francesa después (que directamente niega cualquier derecho que no salga de los políticos), nos convertimos en ciudadanos, es decir, siervos sin más derecho que los que quiera el político de turno darnos. Por eso la Iglesia Católica es el enemigo a batir, porque es la única que recuerda que los derechos de la persona están por encima del Estado.

Puntuación 5
#4
Al falangita JONS
A Favor
En Contra

Jons aquí los únicos que han robado bienes (y asesinado en ciertos casos) son los laicistas, liberales, socialistas, comunistas y otra gentuza de mal vivir. Entre un tercio y una cuarta parte de la extensión de España desde el siglo XIX. Y todavía no tenéis suficiente. Vuestro odio no se apagará aunque exterminéis al 100% de los católicos. El problema sois vosotros y vuestro odio infinito y no los demás.

Puntuación 6
#5
roger
A Favor
En Contra

Lo acabaremos por pagar todos los españoles, cualquier tribunal Europeo dará la razón a la Iglesia, como ya de hecho a pasado en anteriores ocasiones, legalmente es así, esto son simples nubes de humo para tapar el asunto de la economía, la migración masiva y la falta de ley y orden en Cataluña.

Puntuación 3
#6
CLARO
A Favor
En Contra

Y una vez que los recupere que hará con ellos.

Montar discotecas, donarlas a los ocupas, construir pisos?

Ahora en serio, lo mas seguro es que los vayan vendiendo poco a poco, ya que necesitan dinero, con lo que el patrimonio artístico que todos estos bienes tienen, una vez más, acabará desapareciendo o repartido en otros paises.

Puntuación 1
#7
Usuario validado en Google+
Sebastián Triay Olmos
A Favor
En Contra

La Iglesia fue antes que el Estado, es decir, cuando no se habían formado los estados, la Iglesia ya existía. Por lo tanto, si se habla de devolver al pueblo ciertos bienes o monumentos de la Iglesia, aunque ésta no quitó nada que haya que devolver, hay que entender que es a la inversa, es el Estado el que debe devolver a la Iglesia bastantes cosas, entre ellas, la casi totalidad de las Universidades Europeas, cuyo origen eran monasterios, abadías y órdenes religiosas de las escuelas monásticas. Pero el Estado ha ido apropiándose de casi todo para el pueblo, si bien, cuando no estaban Los Templarios, o los Caballeros de la Orden de Santiago, ya que éstos no ponían la otra mejilla.

Puntuación 0
#8