Economía

Un tercio de los empresarios catalanes temen que la economía empeorará si sigue la inestabilidad política

  • Los indicadores evolucionan peor en Cataluña que en el resto del país
Imagen de Dreamstime

El 36,8% de los empresarios catalanes cree que la situación económica empeorará si continúa el clima actual de inestabilidad política en Cataluña, mientras que un 35% cree que seguirá igual y un 20,2% piensa que incluso mejorará. Para el 11,7% el futuro de la región pasa por la independencia, mientras que el 58,5% contempla ese futuro dentro del marco autonómico.

Así se desprende de una encuesta sobre el clima empresarial en Cataluña, realizada por Sigma Dos para la Cámara de Comercio de España, presentada este miércoles por el presidente de la Cámara, José Luis Bonet, quien ha señalado que el impacto previsto a finales del año pasado "no ha sido tan malo", si bien hay un daño de "lucro cesante" y empieza a reflejarse en los datos por factores como el turismo, pero por ahora "no hay nada catastrófico".

Bonet ve una "buena noticia" el anuncio de ayer de Agbar de volver a establecer su sede social en Cataluña y ha dicho esperar que haya más empresas que consideren la posibilidad de que la independencia "tiende a cero" y en consecuencia empiecen a regresar a Cataluña, si bien descarta que las entidades financieras regresen porque no pueden correr "el más mínimo riesgo" de salir de la UE si se produjese la independencia.

En este sentido, ha valorado que la aplicación del artículo 155 devolvió la normalidad institucional a Cataluña y se ha mostrado como un mecanismo institucional "positivo", si bien indicó que mientras que solo "se hable pero no se haga", no se debe volver a aplicar, pero sí si se dan pasos similares a los de octubre del año pasado hacia la secesión.

En cualquier caso, ha indicado que aunque Cataluña no ha retrocedido en PIB, sí ha perdido "relevancia" en el conjunto de España y la "posición de liderazgo que le corresponde", por lo que ha pedido que recupere su situación anterior, lo que en su opinión pasa por la restauración de la normalidad institucional, ya que si persiste la incertidumbre, acabará impactando a la economía.

Según Bonet, el president de la Generalitat, Quim Torra, es una figura "legítima" al haber sido elegido por unas elecciones, por lo que "hay que respetarlo", aunque "uno puede no estar de acuerdo". "No me gusta en absoluto que hable en los términos en los que hace Torra que va por la vía de expresión oral unilateral, otra cosa es que no lo practique", ha apuntado Bonet, quien ha opinado que "quizá" debería "tener más cuidado" en sus discursos para no perjudicar a la economía.

Para un 11,7% de empresarios catalanes consultados el futuro político de Cataluña pasa por la independencia

La encuesta, realizada a 1.226 empresarios, de los cuales 826 son empresas de Cataluña, refleja que un 36,8% de los empresarios catalanes considera que la economía empeorará si continúa el clima de inestabilidad política actual, frente a un 35% que cree que seguirá igual y un 20,2;% que piensa que mejorará.

En el caso de que la situación política y de seguridad jurídica se estabilice, un 58,3% de los empresarios catalanes considera que la marcha económica mejorará, frente a solo un 3,1% que cree que empeoraría y un 31,1% que cree que seguiría igual.

Asimismo, el estudio concluye que para los empresarios catalanes las expectativas económicas en Cataluña y en el conjunto de España mejorarían si se estabilizara la situación política en Cataluña en el marco de la Constitución.

De hecho, solo para un 11,7% de empresarios catalanes consultados el futuro político de Cataluña pasa por la independencia, mientras que la mayoría (58,5%) contempla ese futuro dentro del marco autonómico, bien con más descentralización (39,7%) o exactamente igual que en el escenario actual (18,3%).

Los empresarios catalanes coinciden en que un marco político estable en el contexto constitucional permitirá que la economía crezca más, que se cree empleo, que aumente el nivel de renta y mejoren la seguridad jurídica, las condiciones de financiación y la evolución de la inflación será más favorable. Por el contrario, bajo un escenario de incertidumbre, esos mismos aspectos muestran indicadores negativos.

UN 8% SE PLANTEA LA DESLOCALIZACION SI SIGUE LA INCERTIDUMBRE

De esta forma, un 8,1% de los empresarios catalanes piensa que este año pueden empeorar las relaciones entre los empleados de la plantilla (clima laboral) si se mantiene la inestabilidad, mientras que el 15,4% cree que mejorará si se estabiliza.

Con más de 4.500 empresas que han decido trasladar sus sedes administrativas fuera de Cataluña en los últimos meses, el 38,8% de los empresarios catalanes considera que la incertidumbre afecta negativamente a la creación de nuevas empresas o apertura de nuevos establecimientos en esa comunidad.

Además, el 8% de los empresarios de Cataluña asegura haberse planteado la deslocalización de su sede si se mantiene la incertidumbre política, si bien una mayoría de compañías catalanas cree que hay poco o ningún riesgo de que haya traslados de centros de decisión empresarial hacia otras zonas fuera de la región, frente al 25,3% de los que piensan que hay mucho o bastante riesgo de que eso ocurra.

Los indicadores económicos clave evolucionan peor en Cataluña que en el resto de España

De su lado, el Observatorio Económico-Empresarial de la Cámara de Comercio de España, que analiza la evolución de los 75 indicadores económicos clave, refleja, con datos del mes de agoto, que el 73% de esos indicadores se comportaron peor en Cataluña que en el resto de España en términos interanuales.

Esta cifra representa un deterioro de 14 puntos porcentuales respecto al mes de abril (59%) y es la más alta desde el inicio de la serie en 2016, cuando se situaba en el 41%. Incluso en octubre de 2017, cuando se celebró el referéndum de independencia, el porcentaje fue menor, del 66%, y bajó al 56% a finales de 2017 con la aplicación del artículo 155.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin