Economía

Alemania está dispuesta a renunciar al BCE a cambio de dirigir la Comisión Europea

  • Contra todo pronóstico Weidmann no sustituiría a Draghi en octubre de 2019
  • Merkel cree que la presidencia de la CE aporta mejores oportunidades
El presidente de Busdesbank, Jens Weidmann, y Angela Merkel. | Reuters

Cambio de prioridades dentro del Gobierno alemán. Según el diario Handelsblatt, la canciller Angela Merkel estaría dispuesta a renunciar a la presidencia del BCE a cambio de poner a un alemán al frente de la Comisión Europea. Hasta ahora la mayoría de economistas daban por hecho que el presidente de Busdesbank, Jens Weidmann, sustituiría a Mario Draghi, cuyo mandato al frente del BCE termina en octubre de 2019. Pues bien, el diario explica que la propia Merkel habría socavado esta posibilidad a pesar de que Alemania contaría con bastantes opciones por no haber ocupado nunca la presidencia del organismo monetario.

El cambio de opinión contemplaría dos puntos. Por un lado, la visión estratégica que ofrece la presidencia de la Comisión Europea y por otro, la escasa popularidad con la que cuenta Weidmann dentro de la Unión Europea. En este último caso, el Gobierno alemán es consciente que Weidmann, de 50 años, es visto con reticencia por los países del sur de Europa por su defensa de las políticas de austeridad durante la crisis.

Así las cosas, si este halcón (así se definen a los miembros más partidarios de una política monetaria ortodoxa), de 50 años, se queda fuera de la presidencia del BCE será otra oportunidad perdida para Alemania. Draghi logró el puesto gracias a que el expresidente del Bundesbank, Axel Weber, se retirase inesperadamente por su disconformidad con el programa de compra de bonos del banco central.

En otro orden de cosas, Merkel habría visto en la silla de la Comisión Europea, ocupada desde 2014 por Jean-Claude Juncker hasta octubre del año que viene, una oportunidad más prometedora de cara a negociar futuros acuerdos como la unión monetaria, la transición energética o la guerra comercial desatada por EEUU. Las negociaciones entre Juncker y el presidente estadounidense, Donald Trump, acaban de mostrar el peso político que un comisario europeo puede tener.

Baile de sillas en Europa

Entre los potenciales candidatos alemanes para presidente de la comisión se encuentran el ministro de Economía Peter Altmaier, el presidente del grupo parlamentario del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, y la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen. Hasta la fecha, Alemania solo ha ocupado la presidencia de la Comisión Europea entre 1958 y 1967, cuando Walter Hallstein se convirtió en el primer presidente de la institución.

En los próximos meses, Europa asistirá a la renovación de varios puestos de relevancia en sus principales instituciones, ya que, además del cambio previsto en las presidencias tanto de la Comisión Europea como del BCE, en el consejo ejecutivo del instituto emisor también se producirá el 31 de mayo el relevo del belga Peter Praet, economista jefe de la entidad, mientras que el 31 de diciembre de 2019 abandonará el cargo el francés Benoit Coeure, considerado como la mano derecha de Draghi en el directorio del BCE.

Asimismo, el 1 de enero asumirá el cargo un nuevo presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) de los bancos de la zona euro en sustitución de la francesa Daniele Nouy. De hecho, este viernes vence el plazo para presentar candidaturas al puesto, lo que puede dar las primeras pistas sobre el complejo proceso de sucesiones en el futuro, ya que se asume que un mismo país no puede detentar al mismo tiempo la presidencia del MUS y el BCE.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

CE caos.
A Favor
En Contra

En la CE cualquiera menos Juncker, por favor; desde Delors la CE es una pena.

Puntuación 2
#1
No hay españoles.
A Favor
En Contra

Ni un solo candidato español para puestos políticos en la UE; pero tampoco a nivel funcionarios hay españoles; tomen el caso del BEI, no hay ni un solo DG español, a los posibles candidatos se encargó de liquidarlos el SG que era español (bueno, vasco), el cainismo español se impuso y así nos va.

Puntuación 3
#2