Economía

La guerra comercial pone en riesgo el 7% de las exportaciones españolas

Foto: Archivo

Casi el 7% de las exportaciones españolas está en riesgo por la guerra comercial abierta entre EEUU y China. Aunque nuestro país es uno de los socios europeos menos expuestos a un recrudecimiento de las tensiones porque sus ventas al exterior se dirigen mayoritariamente a la eurozona, lo cierto es que exporta a las dos grandes potencias económicas mundiales casi 18.000 millones de euros anuales, según se desprende de las estadísticas que difunde periódicamente el Ministerio de Economía.

Pese a que Irlanda, Reino Unido y Alemania son los países que peor parados pueden salir del fuego cruzado entre Pekín y Washington, el peso de las ventas españolas a estos dos países no ha dejado de crecer. De nuestras ventas, el 4,8% van a parar a EEUU, casi 12.500 millones. El resto, 5.500 millones (el 2,3% del total), tiene como destino China. Gravámenes sobre todas estas cantidades pueden provocar un agujero importante en numerosos sectores económicos, especialmente el alimentario, que ya padece el efecto de un arancel sobre productos como la aceituna negra.

Para el resto de socios europeos el efecto puede ser peor. Primero llegaron los aranceles de Donald Trump al acero y al aluminio europeos, además de todos los impuestos a China, su gran rival. Después Bruselas contraatacó con barreras a las Harley Davidson y otros productos por valor de 2.800 millones. Y eso ha ofrecido a la Administración Trump la excusa perfecta para centrar sus iras comerciales en la automoción, con la amenaza de otro arancel del 20 al 25%. Alemania tiembla por ello. "Las tensiones comerciales mundiales siguen siendo el principal riesgo para Europa tanto a nivel mundial como regional, la pregunta ahora es cuán grande será el impacto económico", advierte Paul Watters, supervisión de las condiciones de crédito regional de S&P Global Ratings.

El PIB del euro sufrirá

Una decisión que hundiría el dedo en la llaga europea, especialmente alemana, dado que la industria de automoción de la UE exportó a EEUU entre vehículos y piezas el año pasado por valor de 53.563 millones de euros. Alemania llevó materias por 30.435 millones, seguida de Reino Unido con 9.098 millones. España vendió productos por valor de 1.134 millones de euros.

"Un arancel del 25% podría disminuir la demanda estadounidenses de coches europeos del 22,5%, unas 260.000 unidades", calcula Christian Schulz, economista de Citi. "Esto reduciría los ingresos del sector de la UE en 9.000 millones de euros, es decir, el 0,5% de las exportaciones totales y el 0,1% del PIB de la UE", aclara.

Bank of America Merrill Lynch estima que un gravamen a los coches europeos podría reducir el PIB de la eurozona en al menos un 0,3%, excluyendo cualquier daño colateral sobre la confianza de los inversores, el gasto empresarial y los cambios en otros mercados.

Aún así, Schulz recalca que "una guerra comercial entre EEUU y China corre el riesgo de tener un mayor impacto en el crecimiento europeo que una confrontación directa entre Bruselas y Washington". Así, aunque la UE esquivase más aranceles directos de Trump, las cadenas de suministro globales de las que dependen las compañías europeas podrían verse afectadas si la Casa Blanca y Pekín endurecen posiciones. Se debe tener en cuenta que las exportaciones de bienes y servicios representan el 27% del PIB de la zona euro, en comparación con el 12% en EEUU y el 21% en China (datos del BCE).

Aunque este porcentaje incluye también el comercio entre miembros de la UE, debemos destacar como Alemania es el socio europeo con la mayor participación comercial fuera del Viejo Continente, contribuyendo con sus exportaciones a otros países no europeos al 28,3% de las ventas de bienes totales de UE fuera del grupo. Le siguen Reino Unido (10,9%), Italia (10,6%) y Francia (10,4%). En el caso de España, el porcentaje el año pasado fue del 5,1%.

Si China y EEUU aumentan tensiones, cualquier efecto en sus economías se dejará sentir, ya que ambos países son clave para exportaciones europeas. "Incluso antes de que Trump comenzara con sus escaramuzas, China ha sido un factor clave para la desaceleración de Europa este año", avisa.

El año pasado las exportaciones de la UE a EEUU alcanzaron los 375.500 millones de euros, con Alemania liderando el grupo, con 112.320 millones. Le siguen Reino Unido (52.023 millones); Italia (40.496 millones); Francia (34.254 millones); e Irlanda (32.849 millones). España se sitúa en octava posición por detrás de Países Bajos y Bélgica, con 12.455 millones de euros.

"El impacto de una guerra comercial se dejará sentir más allá de las dos economías más grandes del mundo", incide Luca Paolini, estratega jefe de Pictet Asset Management, que apunta a Irlanda como una de las economías europeas "más vulnerables". Las exportaciones irlandesas a EEUU suponen el 55,7% del total de sus ventas fuera de la UE. En comparación, en el caso español, este porcentaje es del 13%, según Eurostat, y apenas supera el 6,8% si se cuantifican las ventas a EEUU y China en conjunto.

Más exposición a Pekín

Paralelamente, entre 2007 y 2017, las exportaciones europeas a China, casi se han triplicado, hasta 200.000 millones de euros. Esta estrecha relación no debería sorprender: el gigante asiático representó el 6,7% de las exportaciones alemanas en 2017, no mucho menos que las estadounidenses (8,7%). Y teniendo en cuenta el incremento de las relaciones comerciales podría decirse que China es incluso más importante que EEUU en lo que respecta al crecimiento de las exportaciones.

La economía alemana está mucho más expuesta al comercio chino que cualquier otra economía europea. Los Países Bajos y Bélgica ocupan el segundo y tercer puesto, con el 1,9% y el 1,7% de su PIB exportado a la segunda mayor economía del mundo en 2017. La media de la UE es del 1,3% y otras grandes economías europeas como Francia, el Reino Unido e Italia (todos 0,8%) o España (0,5%) están por debajo de la media. Sin embargo, además de estas exposiciones, las grandes compañías industriales de Alemania actúan como una "ventana" para la fabricación europea en China.

A través de las cadenas de suministro paneuropeas, las actividades alemanas en China, así como sus exportaciones al país o la inversión nacional generada por el negocio chino, afectan indirectamente al resto de Europa. Los datos del PMI manufacturero han caído en línea a los alemanes, por ejemplo en Austria, Hungría, España, República Checa y aún más en Italia.

"China enfrenta riesgos a la baja por tensiones comerciales con EEUU", reconoce el economista de Citi, que apunta como esto juega en detrimento y también a favor de la UE. Schulz pone de manifiesto que las autoridades chinas han adoptado ya algunas medidas para apoyar el crecimiento y podrían ir más allá en la segunda mitad del año. "Las empresas europeas podrían beneficiarse desproporcionadamente de este estímulo mientras sus rivales estadounidenses sufren las consecuencias de las represalias comerciales chinas a EEUU".

Nuestro país, en vilo por el ataque a la aceituna

Según los últimos datos oficiales del censo estadounidense, las exportaciones de Estados Unidos a España alcanzaron entre los meses de enero y abril de 2018 un total de 4.168 millones de dólares (3.569 millones de euros al cambio). Por su parte, las importaciones españolas al país norteamericano tocaron un valor de 6.100 millones de dólares (5.220 millones de euros), por lo que la brecha comercial entre la primera potencia económica mundial y nuestro país alcanza los 1.931 millones de dólares (algo más de 1.600 millones de euros).

Dejando de lado los aranceles del 25 por ciento y el 10 por ciento, respectivamente, al acero y el aluminio impuestos a Europa por decisión del presidente Donald Trump, el Departamento de Comercio de Estados Unidos adoptó este mismo mes las resoluciones definitivas que ponen fin a sus investigaciones antidumping y antisubvenciones contra la aceituna negra de España. Según ha anunciado la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa), supondría la imposición de un arancel del 34,75 por ciento, desde el 21,60 por ciento provisional anterior. Como consecuencia de la investigación antisubvención se impone un arancel medio del 14,75 por ciento, frente al 4,47 por ciento provisional establecido el pasado mes de noviembre de 2017, mientras que a partir de la investigación antidumping se impone un arancel medio del 20 por ciento, frente al provisional 17,13 por ciento establecido el pasado mes de enero de este año.

El sector automotriz alemán, bajo amenaza

Las exportaciones de Estados Unidos a Alemania se sitúan en los 19.489 millones de dólares (unos 16.688 millones de euros al cambio actual) desde que arrancase 2018 hasta el pasado mes de abril. Mientras, las exportaciones alemanas a EEUU se situaron en los 41.389 millones de dólares (35.437 millones de euros) por lo que el déficit comercial del país norteamericano con la primera potencia europea se sitúa ya en los 21.900 millones de dólares (a-proximadamente 18.751 millones de euros).

Es por ello que Donald Trump ha atacado insistentemente a su "masiva" brecha comercial con el país germano, al que además acusa de contribuir menos de lo que debe a la OTAN y las fuerzas militares.

La Administración estadounidense estudia en la actualidad la posibilidad de imponer aranceles del 25% sobre los automóviles importados, una medida similar a la que recurrió en cuanto a los suministros de aluminio y acero.

En 2017, EEUU importó unos 8,27 millones de vehículos por un valor total de 192.000 millones de dólares (algo más de 164.400 millones, en euros) y vendió 1,98 millones, por alrededor de 57.000 millones (48.813 millones de euros), según el Departamento de Comercio. Pero de manera general, Washington importa vehículos baratos y vende otros de gama alta. Más del 70% de los 371.316 vehículos producidos en 2017 por BMW en su fábrica de Carolina del Sur estaba destinado a la exportación.

La aliada Francia advierte: habrá represalias

De acuerdo con las estadísticas oficiales más recientes, las exportaciones de Estados Unidos a Francia alcanzaron entre los meses de enero y abril de este año un total de 11.210 millones de dólares (aproximadamente 9.596 millones de euros). Por su parte, las importaciones francesas al país norteamericano totalizaron un valor de 16.908 millones de dólares (cerca de 14.475 millones de euros), por lo que el déficit comercial entre la primera potencia mundial y nuestros vecinos galos alcanza los 5.698 millones de dólares (4.878 millones de euros).

Cabe recordar que las principales exportaciones de Francia son los aviones, helicópteros y las naves espaciales, además de los medicamentos, automóviles, piezas de vehículos y turbinas de gas.

El ministro de finanzas francés, Bruno Le Maire, un aliado clave del presidente galo, Emmanuel Macron, ha advertido que si Estados Unidos cumple con su amenaza de imponer un arancel del 20% sobre los coches europeos, "responderemos de nuevo". "No queremos una escalada, pero somos nosotros los que estamos siendo atacados", señaló recientemente, asegurando que Europa no quiere una guerra comercial pero se defenderá de las medidas arancelarias de el presidente estadounidense, Donald Trump.

El presidente francés, en la primera visita de Estado que acogió Washington en la era Trump, trató de ejercer su influencia para que EEUU aminorase el volumen de su guerra arancelaria. Ambos líderes hicieron gala de su relación privilegiada.

Al choque con Italia se suma el 'efecto Irán'

En el caso de otra de las principales economías europeas, las exportaciones de bienes estadounidense a Italia acumulan un valor de 7.503 millones de dólares (algo más de 6.426 millones de euros) desde que arrancase 2018 hasta el pasado mes de abril. En el mismo periodo, las ventas italianas a Estados Unidos alcanzaron los 17.322 millones de dólares (en euros son aproximadamente 14.836 millones), de manera que el déficit comercial de la primera economía mundial con Italia se sitúa ya en los 9.819 millones de dólares (al cambio, 8.410 millones de euros).

El caso concreto del país transalpino, las principales exportaciones al otro lado del Atlántico son medicamentos, automóviles, piezas de vehículos, petróleo refinado y válvulas.

Pero además, cuando nos referimos a Italia, a los aranceles de Wa-shington también habría que añadir la decisión de la administración de Donald Trump de abandonar el acuerdo nuclear con Irán, instaurando de nuevo sanciones contra la república islámica y los países que mantienen relaciones comerciales con Teherán.

El año pasado, Italia exportó casi 2.000 millones de dólares (unos 1.713 millones de euros) en bienes a Irán, muy por encima de los 1.401 millones de dólares (1.200 millones de euros) de dos años antes, en 2015, según datos oficiales de la Unión Europea. Solo Alemania exportó más, enviando mercancías por valor de casi 3.500 millones de dólares (algo menos de 3.000 millones de euros) a Irán.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

No acoso
A Favor
En Contra

Si sufres acoso laboral o sexual en Caixabank, DENÚNCIALO.

OBRA SOCIAL LA CAIXA, LA MENTIRA DE LA CAIXA.

Puntuación 1
#1
Manuel
A Favor
En Contra

Como la bolsa da poco invierto en comprar casas en La Manga del Mar Menor. Un lujazo.

Puntuación 1
#2
Usuario validado en Facebook
Libertad Canaria
A Favor
En Contra

El mercado europeo está en plena decadencia por los estados clientelares e insaciables del supuesto bienenestar, que no paran de subir impuestos dejando a las familias con lo justo para comer y poco más, es decir cada vez habrá menos consumo de precisamente esos bienes caros que exportamos, lo cual traerá el cierre de fábricas para entrar definitivamente en el circulo vicio al que lleva todo colectivismo.

Puntuación 3
#3
juan
A Favor
En Contra

mientras eeuu protege lo suyo, aqui en españa estan los puertos llenos de barcos con cereal extranjero en plena cosecha nacional.

Puntuación 2
#4
Veto ruso
A Favor
En Contra

Veto ruso a las exportaciones españolas provocado por marranico y sus lameditas de culito al americano ,, veto de los paises arabes ,,por lo mismo y ademas el silencio de las barbaridades que comete Israel ,, y sus socios americanos ,,etc

Puntuación -1
#5