Economía

Merkel cede con el Presupuesto del euro para salvar el debate migratorio

La canciller alemana, Angela Merkel. Foto: Archivo

La migración es el talón de Aquiles de la canciller alemán Angela Merkel. Su puesto nunca estuvo tan cuestionado, ni se ha dejado tanto poder por el camino, como desde el estallido de la crisis de los refugiados en 2015. Ahora vuelve a estar contra las cuerdas, en casa y en Europa. Por eso, la cristianodemócrata ha vuelto a mirar a su fiel aliado, Emmanuel Macron, para superar una batalla que le dejará algo más que rasguños, y por la que ya ha tenido que pagar un precio: un Presupuesto para la eurozona.

Un magma de fuerzas y actores se ha conjurado para volver a empujar la migración al número uno de las prioridades en la UE. Merkel sufre la presión de la CSU, su socio de coalición. En la Unión tiene que lidiar con el Gobierno populista italiano, el discurso duro sin complejos de Austria, que asumirá la presidencia de la UE desde julio, y los beligerantes socios del Este.

Merkel y Europa son una cuando se habla de crisis y sus soluciones. Cualquier paso dado en el rescate de Grecia, el batacazo de la eurozona, o la crisis migratoria exigen el aprobado de la cancillería alemana. Y ahora ambas necesitan urgentemente una salida para detener la llegada masiva de inmigrantes a Europa. Los duros quieren convertir la Unión en un fortín, incluso si se corre el riesgo de dejar fuera a los que necesitan protección, y sin importar si la carga recae sobre los socios del Sur de Europa.

Merkel encara la cumbre de la próxima semana con la pistola de la CSU en la sien

Los próximos días serán claves para el futuro de la jefa de Gobierno más veterana de la UE. Y el azar le ha repartido una mala mano a la mujer que pilota el Ejecutivo más poderoso de Europa desde 2005. El Eurogrupo dará hoy carpetazo al programa de rescate griego, y Alemania tendrá que tragar finalmente con el alivio de la deuda helena largamente pospuesto. Aunque no se imponga la quita que pide el FMI, y rechaza frontalmente Berlín, Merkel tendrá que lidiar con una revisión de los términos de difícil digestión entre los alemanes.

Para los ortodoxos alemanes, un ala importante dentro de su partido y también de la CSU, representará una nueva concesión tras haber aceptado este martes crear el "Presupuesto para la Eurozona" largamente demandado por Macron. Aunque en su encuentro con el presidente francés no se fijaron los detalles ni la cantidad, cualquier nuevo colchón fiscal común es anatema para los que en su país creen que a Europa le sobran fondos y le falta disciplina.

Gracias al acuerdo con Macron, Merkel ha despejado de la mesa el resto de la agenda para reforzar la Eurozona

Pero con esta concesión Merkel ha demostrado su experiencia y galones. Al dar finalmente su caramelo a Macron (con más envoltorio que contenido) ha despejado de la mesa el resto de la agenda para reforzar la Eurozona, donde Merkel además consiguió el martes imponer gran parte de sus prioridades. Como ejemplo basta con atender a la supervisión política del fondo para resolver bancos o la reestructuración de deudas soberanas antes de pedir rescate.

Merkel encaraba la cumbre de la próxima semana con la pistola de la CSU en la sien, porque los bávaros le habían dado hasta entonces para encontrar una solución al asunto migratorio con el resto de líderes. Con todo, ha conseguido centrar las energías en la migración, consolidar el apoyo de Macron frente a los duros, e incluso colar una cumbre extraordinaria este fin de semana con los países "interesados". Desde Berlín ya habían lanzado un globo sonda el pasado fin de semana sobre la convocatoria. La Comisión Europea saludó la iniciativa el lunes, pero al timonel de las cumbres, el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk, no le pareció buena idea ya que se iba a celebrar una cumbre con los 28 Estados miembros a los pocos días.

Merkel ha decidido echar el resto. Y respaldada por Macron, hospedados por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y con el estreno de Pedro Sánchez en Europa, empezarán este domingo a perfilar una solución que refuerce las fronteras en toda Europa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

S Paradox
A Favor
En Contra

Los refugiados no han supuesto una dificultad en Alemania, la Merkel no sólo actuó éticamente, sino que esa acogida propició una mejora de la economía. Es humano que los vecinos se inquieten ante la llegada de forasteros de los que no saben nada, llevar el tema a la prensa, al parlamento, le da una dimensión que nunca tuvo, eso es el problema, y no unos necesitados a los que hay que ayudar, sí, o sí.

Macron (McCrohn, Mac-Crohon), debería estar en una lista de proscritos, su propuesta de un 'presupuesto europeo' es inviable, megalómana al estilo típico de la 'grandeur' de los francos, porque si las circunstancias varían de un ayuntamiento a otro, no hay que hablar de un país a otro, además, está a punto de perpetrar una desamortización, una incautación, una malversación de caudales públicos, al privatizar empresas públicas por venta a unos precios ridículos, el modo decente de privatizar es el de Boris Yeltsin: se divide la propiedad de empresas en acciones, 'Vouchers' les llamaba, y se reparten, a los trabajadores de la empresa, en proporción al sueldo y años trabajados, y se hace un prorrateo o una rifa entre los contribuyentes que hayan pagado, por ejemplo, IVA, en los tiempos en que esa empresa pública funcionó; si luego quieren vender las acciones que les toquen, es cosa suya libérrima.

Puntuación 1
#1
Al de arriba
A Favor
En Contra

En lo tocante a los refuchis, o eres tonto-a-e, o te lo haces...., o lo que es peor aún, cobras o te beneficias por decirlo.

Puntuación 0
#2
Manuela
A Favor
En Contra

Paradox

Tienes pinta de ser de una ING o la vas a fundar. Decir que la economía alemana ha ido a mejor con el millón de inmigrantes es de BOBOSOLEMNE.

Puntuación -1
#3