Economía

Trump anuncia aranceles del 25% a importaciones de China por valor de 50.000 millones

  • Trump cree que los aranceles reducirá el robo de propiedad intelectual

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha anunciado la imposición de aranceles del 25% a importaciones chinas por valor de 50.000 millones de dólares, una medida con la que amenazó hace meses y que Pekín ha prometido responder. El Ministerio chino de Comercio anunció hoy que, pese a no desear que se produzca una guerra comercial entre las dos potencias mundiales, responderá a Estados Unidos (EEUU) "con las mismas medidas impositivas" que el país norteamericano pretende imponerle. El Ministerio de Comercio de China ha colgado un comunicado en el dice que "introduciremos de inmediato la misma escala y las mismas medidas impositivas y todos los logros económicos y comerciales alcanzados por ambas partes quedarán invalidados", apuntó el ministerio en un comunicado publicado en su página "web".

El presidente ha anunciado la decisión este viernes después de haber consensuado la medida en la Casa Blanca con su secretario de Comercio, Wilbur Ross; su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; y su responsable de Comercio Exterior, Robert Lighthizer.

"EEUU no puede tolerar la pérdida de su tecnología y propiedad intelectual a través de prácticas injustas", según ha declarado Trump. 

"Estos impuestos son esenciales para prevenir más transferencias desleales de tecnología americana y propiedad intelectual hacia China, esto protegerá los puestos de trabajos estadounidenses... Además, los aranceles también serán un paso para equilibrar la balanza comercial entre EEUU y China", asegura el presidente de EEUU.

Según los medios que filtraron la noticia citando fuentes conocedoras de la decisión, la Casa Blanca podría anunciar este mismo viernes los aranceles, que entrarían en vigor "en breve".

Trump avanzó en marzo sus planes de imponer aranceles por 50.000 millones a China por el déficit comercial de Washington respecto a Pekín, e inició así un periodo de confrontación comercial entre las dos mayores economías del mundo.

El Gobierno de Trump identificó entonces unos 1.300 productos chinos a los que planeaba gravar en una lista en la que incluyó aparatos de tecnología punta de las industrias aeroespacial y robótica. Estos aranceles se sumarían a los ya impuestos por Trump a nivel mundial a las importaciones de acero (25%) y aluminio (10%).

China, por su lado, dijo que respondería a los gravámenes de Washington con aranceles del 25 % a un total de 106 productos importados de Estados Unidos, entre los que figuran la soja, automóviles y aviones, por valor de 50.000 millones de dólares.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud