Economía

Ventajas de vivir en una ciudad inteligente: seguridad, tiempo libre y eficiencia energética

Las futuras ciudades inteligentes permitirán a sus ciudadanos ahorrar más de 100 horas al año en tiempo de desplazamiento, según algunos estudios. Es una de las ventajas de la aplicación del Internet de las Cosas en el sector de la construcción y en el desarrollo de las urbes.

No es el único beneficio que apreciarán los ciudadanos. La seguridad de los mismos y su bienestar también se verán mejorados. Una de las empresas que ya está aplicando medidas pensando en este futuro conectado es KONE, especialista en ascensores y escaleras mecánicas, pionera en dotar de sistemas inteligentes a sus productos.

La compañía asegura estar lista para aportar su grano de arena a los edificios inteligentes, sobre todo gracias a sus ascensores, capaces de recopilar y analizar datos para tomar decisiones inteligentes en favor de los ciudadanos. A través de su experiencia, recopila algunas de las principales ventajas que ha localizado para los usuarios.

1. Tiempo libre

El Internet de las Cosas permite a los ciudadanos ahorrar tiempo en aspectos tan cotidianos como la movilidad. Por ejemplo, los ascensores inteligentes reducen los tiempos de espera y optimizan los desplazamientos.

2. Seguridad

Los dispositivos inteligentes permiten interconectar las soluciones de movilidad, haciendo que los desplazamientos estén más supervisados y sean más seguros para el ciudadano. Además, los ascensores inteligentes permitirán un mantenimiento predictivo que anticipará cualquier posible incidencia antes de que ocurra.

3. Eficiencia energética

Los dispositivos inteligentes informan del uso y gasto de energía de cada uno de ellos. Así, facilita adaptar las rutinas para tratar de generar un consumo más eficiente, que además supone un ahorro para los usuarios.

4. Entornos más saludables

Las ciudades, tal y como las conocemos en la actualidad, producen una cantidad de contaminación que pueden llegar a disminuir la calidad de vida de los ciudadanos. Una de las ventajas de los ascensores inteligentes es que favorecen el bienestar de la población. Disminuyendo el uso de energía, los ciudadanos se beneficiarán de un entorno más saludable y sostenible.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin