Economía

El coste de doctorarse en España: desde 4.000 euros y un sacrificio "máximo"

  • La matrícula no es el único gasto que deben afrontar los estudiantes
  • Contamos el caso de Alicia Ors, doctorada en octubre de 2017

El 19 de octubre de 2017, la periodista Alicia Ors Ausín se doctoró Cum Laude tras presentar ante el tribunal la tesis dotoral 'La Prensa Norteamericana ante el Holocausto: ¿Testigo o cómplice?'. El trabajo analiza la cobertura informativa realizada por los diarios estadounidenses The New York Times, Daily Boston Globe, Jewish Telegraphic Agency, Los Angeles Times, Seattle Times, The Dearborn Independent y Free World sobre el genocidio que sufrieron millones de judíos en Europa. Desde el punto de vista académico, las conclusiones del trabajo revelan cómo este hecho trágico fue tratado de forma escasa y discreta, a pesar de su gravedad. Desde el punto de vista personal, Ors daba por finalizada, o casi, una etapa de su vida en la que, según sus palabas, "el sacrificio fue máximo".

Las universidades españolas ofrecen, a través de sus páginas web, información detallada sobre el coste de doctorarse en nuestro país: matrícula, derechos de lectura, impresión de ejemplares o el título de doctor, entre otros gastos. Además, el aspirante debe contar con otro tipo de dispendios como viajes, suscripciones a revistas, manutención o un alquiler. El esfuerzo es mayúsculo y las relaciones personales y afectivas pueden resentirse.

Según Ors, su máster fue de doctorado, expresamente, no profesional. Le costó unos 2.000 euros que pagó de una sola vez (en aquel momento trabajaba en Radio Televisión Valenciana y se lo podía permitir ya que su salario era de unos 1.900 euros brutos al mes. Empezó las clases en octubre de 2011. Eran presenciales y dos fines de semana al mes, por lo que tenía que desplazarse a Madrid ya que vive en Valencia. Las clases empezaban a las cuatro de la tarde del viernes y acababan a las nueve de la noche del sábado. "Fue un intensivo en toda regla, ya que al tratarse de un máster de doctorado tuve muchísimos trabajos y artículos que escribir y entregar", declaraciones que contrastan con las últimas noticias publicadas sobre cursos y másteres obtenidos por algunos políticos.

En aquel momento, Ors, todavía sin hijos ni otras cargas familiares, tenía un horario en Ràdio 9 de cinco de la mañana a doce del mediodía. Esto le permitía salir de trabajar e ir directamente a la Estación Joaquín Sorolla de Valencia a coger el AVE. "No tuve ayuda familiar en este sentido, porque mi sueldo me daba para invertir en esta aventura, así que decidí hacerlo por mi misma. Sí que es cierto que me animé a cursar el máster porque uno de mis primos estaba trabajando en Madrid y tenía un piso muy céntrico que casi no utilizaba. Me hizo una copia de la llave y tenía total libertad para ir cuando quisiese, lo cual abarató bastante la experiencia", detalla.

Para la periodista, "el sacrificio fue máximo". El horario laboral de la radio le agotaba constantemente, aunque "lo había elegido yo". Después de la radio, escribía por las tardes y los fines de semana y también preparaba oposiciones. Ors señala que se decidió por el máster de doctorado y no el profesional porque "necesitaba subir un escalón en mi formación. La situación en el Periodismo comenzaba a complicarse y no era bastante con la licenciatura. Tengo una amiga que dice que, después de doctorarte, la gente te mira diferente, con más autoridad o respeto y y es algo que corroboro al 100% y más si eres mujer". Ors quería un máster en Madrid y que no fuera expresamente periodístico. Por eso escogió el de Estudios Norteamericanos, "porque se encuentra dentro del ámbito de Humanidades y trata todos los influjos de la sociedad americana en la europea, algo que es creciente bajo mi punto de vista".

La periodista reconoce que ahora, con hijos y siendo autónoma no hubiera podido doctorarse, "ni por tiempo ni por dinero". "Ahora mismo no llego en facturación casi ni a la mitad de lo que cobraba entonces. Un desastre", se lamenta.

Y una vez te doctoras...

"Ser doctora me ha abierto la puerta a la comunidad educativa, a entrar en contacto con profesionales de diferentes ámbitos que dedican su labor a la enseñanza universitaria, pero también al mundo de los congresos, de las ponencias y de la marca personal". Para Ors, este tipo de eventos como las conferencias sectoriales y los seminarios donde se juntan profesionales para debatir sobre cuestiones intelectuales de sus respectivos campos "mejoran y elevan tu currículum, y muchas veces tu autoestima".

La periodista subraya que todavía está pensando cómo aplicar y sacarle partido a su doctorado. "De momento me han aprobado dos ponencias muy interesantes, ninguna en España". Una, en The City College of New York. Viajó en abril. Se hospedó en casa de unos amigos y el billete de avión le costó casi 500 euros. La otra es en Harvard, en Boston. Tenía previsto viajar el 11 de mayo y el vuelo de ida y vuelta le ha costado 700 euros. También se queda a dormir en casa de unos amigos y se ahorra un buen dinero. "Son ponencias certificadas. Primero pasas un proceso de selección, dan mucho prestigio y el networking es muy provechoso", explica Ors. "Estoy muy contenta, aunque no recibo tampoco ninguna ayuda para desplazarme a ambos congresos", afirma. Eso sí, estos viajes impiden a Ors facturar a sus clientes en España como autónoma. "Pierdo dinero".

La doctora no descarta opositar al ámbito educativo. "Me encantaría dar clase en la Universidad, creo que estoy preparada para ello". Actualmente, a pesar de tener una formación que ella considera "muy alta", no tiene ofertas laborales. "He enviado mi currículum a universidades, pero no he obtenido respuesta. Me da pena lo poco que se valora el conocimiento en nuestro país. Pero una cosa tengo clara, no me arrepiento de haber dado el paso doctoral. Ha sido un esfuerzo brutal, porque cuando redacté la tesis me tuve que ir a vivir a Madrid tres meses y después fui madre cuando me faltaba poco para acabar la redacción y fue muy agotador". Ors recalca que "es un logro mío, trabajado y luchado hasta el final con cada segundo libre que le he exprimido al día y a la noche, porque hubo días en los que no dormía prácticamente nada".

Ors, en varias conversaciones telefónicas con elEconomista.es e intercambio de mensajes de correos electrónicos, nos detalla los gastos que tuvo que costear para ser doctora:

- 345 euros de matrícula anual, durante cuatro años. Es el máximo de tiempo que tenía en el plan que cursaba y que acabó el año pasado. Total, 1.380 euros.

- 180 euros en concepto de derechos de lectura de tesis.

- 250 euros en concepto de impresión de ejemplares para el tribunal. Ors explica que "esta es la versión barata, digámoslo así, porque yo elegí entregar en PDF para ahorrarme la impresión. No obstante, en secretaría de Doctorado me obligaron a imprimir en versión 'low cost' un ejemplar para cada miembro del tribunal, para que leyesen más cómodamente mi tesis". Si la entrega de la tesis se hubiera hecho en papel, habría desembolsado unos 800 euros. Ors reconoce que la opción del PDF ha aligerado el coste final.

- Envío de los ejemplares a los miembros del tribunal. Son 80 euros. Envió por correo urgente cada ejemplar a los profesores, a sus universidades correspondientes, para que leyesen la tesis.

- 100 euros en concepto del alquiler del traje de doctor para el día de la ceremonia de investidura.

- 30 euros, aproximadamente, por persona en concepto de invitación a una comida de los miembros del tribunal, una vez defendida la tesis. "En mi caso me libré de este gasto, porque mi defensa fue por la tarde, debido al gran volumen de defensas que había, porque mi plan de estudios expiraba el año pasado".Total,120 euros, mínimo.

- Título de doctor. Son unos 200 euros. Ors admite que todavía no lo ha recogido porque tardan en enviarlo, pero le avisarán.

- Por otro lado, están los viajes en AVE a Madrid. Cursó el doctorado en la Universidad de Alcalá de Henares. Ors hace un cálculo por lo bajo. Una media de 90 euros por trayecto de ida y vuelta, tres o cuatro viajes anuales, durante cuatro años.

- 100 euros en suscripciones a diarios americanos.

Sin contar el gasto de los desplazamientos a Madrid, Ors ha pagado 2.310 euros en total por su doctorado. Eso sí, hay que añadir el gasto del Máster de Doctorado, unos 2.000 euros, sin contar trayectos de AVE ni alojamientos. "Todo el proceso en sí me habrá costado casi 6.000 euros, aproximadamente".

Los precios públicos

En la página web de la Universidad de Alcalá de Henares tienes una sección sobre cómo doctorarte. En ella te explican el papel del director de tu tesis y las funciones que desempeña; el plan de investigación para orientarte sobre el tema, los objetivos o el método de trabajo; una evaluación anual y la elaboración y defensa de la tesis. Además, se detallan aspectos como la mención internacional; la tesis en cotutela; el premio extraordinario de doctorado y los premios a la excelencia.

En la sección de futuros doctorandos aparecen todos los precios públicos que tienes que costear: 200 euros en concepto de matrícula para títulos no regulados; 390 euros para títulos regulados a tiempo completo y 234 euros para matrículas a tiempo parcial o las realizadas entre febrero y julio. En cuanto a las tasas de Secretaría: 27,54 euros de apertura de expediente académico; 6,11 euros de gastos de Secretaría (cada año) y 1,12 euros de seguro escolar. El examen de suficiencia investigadora, 107,81 euros, el examen de lectura de tesis doctoral, 143,15 euros; las certificaciones académicas, 27,54 euros, el certificado del periodo de docencia, 39,41 euros; la compulsa de documentos, 10,43 euros; la expedición del título académico de Doctor, 229,86 euros; la expedición del suplemento europeo al título es gratuito; la expedición e impresión de duplicado de títulos universitarios oficiales o de posgrado, 35,39 euros; la solicitud de equivalencia de títulos extranjeros de educación superior al nivel académico de doctor, 160 euros; el seguro de accidentes, independiente del seguro escolar, seis euros anuales.

La página web se consultó en mayo de 2018. Es posible que los precios se modifiquen.

Alicia Ors Ausín es licenciada en Periodismo por la Universidad CEU-Cardenal Herrera de Valencia. Cursó el Máster en Estudios Norteamericanos del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá de Henares (2011-2012) y posteriormente fue aceptada en el programa de doctorado con el proyecto de tesis 'La prensa norteamericana ante el Holocausto ¿Testigo o cómplice?', con la que se doctoró Cum Laude el 19 de septiembre de 2017. Desde entonces es doctora en Estudios Norteamericanos.

Ha sido empleada en Radio Televisión Valenciana durante ocho años. Actualmente, ejerze el periodismo y la gestión de comunicación digital de diferentes proyectos, mientras prepara la publicación de su tesis doctoral como libro.

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

jose manuel
A Favor
En Contra

Pues chica, te veo un poco perdida. Para empezar no se "envian CVs a las universidades españolas". Cuando sale una plaza, si estás acreditada, te presentas a ella. No tienes que estara creditada cuando se trata de sustituciones, interinidades, etc.

Lo de los gastos que describes, me parece que tus directores se han pasado tres pueblos. "envio de ejemplares al tribual" eso lo hace lo paga la unievreidad en la que te doctoras..."30 € por persona en invitar al tribunal" la tradición dice que el doctorando le paga los pinchos o demás que le ponga a la gente que invita como asistente, pero que la comida del tribunal, la paga el director de la tesis. Si no la hecho, ha roto una tradición importante en la universidad española.

Y lo pagar por tus conferencias....eso en todas las universidades hay ayudas para sufragar al menos parte del coste...dile a tu director o directores que se lo curren un poquito, anda.

Puntuación 7
#1
Usuario validado en Facebook
Pedro Gregorio Cocho Gomez
A Favor
En Contra

Grados, masters y doctorados son impartidos por los mismos profesores, válidos unos pocos y tramposos el resto. Cometen las mismas dejaciones, trampas, y en algunos casos los mismos delitos. Pero de entre todo ello lo peor es que como en el caso de esta chica las tésis son simples trabajos de recopilación documental, con unos pocos análisis estadí­sticos, con muestreos falsos, mal contrastados y peor estimados.

Puntuación -2
#2
JMT
A Favor
En Contra

A qué viene la fiebre de tanto master o doctorado ? Aquí­ en España sólo sirve para trabajar en grandes almacenes o de camarero. Lo primero que hay que hacer es buscar cómo podemos superar esta crisis o pozo en que nos han metido, y luego ya veremos. Teniendo en cuenta que si no se vende un piso no se vende un tornillo, ni habrá familia, ni nada. Eso sí­ : fiestas, futbol y sexo.

Puntuación 7
#3
lñkj
A Favor
En Contra

vaya M de artí­culo y de caso

Puntuación 1
#4
7gyh6uh6yg
A Favor
En Contra

un doctorado es algo muy serio, no es una cosa que cualquier persona pueda optar, mas que por el dinero es por la capacidad intelectual que necesitas para lograrlo,

deberian ser mas dificiles de obtener, un doctor en una materia implica ser puntero en ello y ser de los que mas saben del mundo dentro de ese ambito.

los doctorados en materias como ciencias, significa estar descubriendo algo, que antes no existia, y ya te pueda costar 2.000 euros como 50.000 el tiempo para lograrlo.

si algun dia conoceis a un doctor por ejemplo en matematicas, deciros que os estais cruzando con alguien que ha dado un pequeño empujon a la ciencia mundial, pues su tesis es ir un poco mas alla de lo que ya esta formulado, o al menos asi funcionan los doctorados en materia cientifica.

Puntuación 9
#5
Reznor
A Favor
En Contra

#3 Por eso dijo que se va a EEUU, porque no la interesa realmente lo que hay en España. El doctorado apenas si te sirve para trabajar en una empresa, pero si para trabajar en una universidad (píºblica o privada).

#5 Por eso no es lo mismo un doctor en fí­sica cuántica que en periodismo... si tíº mismo no ves la diferencia, poco te vale criticar.

Puntuación 0
#6
Reznor
A Favor
En Contra

En su caso porque lo hizo sin impartir clase, que los que la imparte evidentemente salen ganando dinero, me lo dijo un colega de profesión que se doctoró.

Ahora, aunque le gusten los estudios americanos, sí­ que veo que tiene una mentalidad "muy española" con eso de "no me han ayudado estos" o "me lo he tenido que pagar yo". Tampoco me parece "caro" un tí­tulo de DOCTOR. Los máster salen por 6-7.000 euros, y el suyo le salió por 2.000, y el doctorado 1.380 euros. ¿En serio os parece "caro"? Me parece que no entiende el valor real de las cosas.

Me parece muy fuerte eso de que le tocase pagar la comida, si es que es verdad. Por tradición, el doctorando invita a los aperitivos, pero a comer invita el director de la tesis. O la gastaron una broma de la cual no se enteró, o ha exagerado un poco.

Me esperaba mucho más de este artí­culo. No digo que no esté bien. Pero esperaba que fuera a ser más íºtil para aquellos que están interesados en doctorarse, con más información y experiencias por parte de la doctora, no un simple artí­culo de lamentaciones de "lo que esto me ha costado y lo difí­cil que se me ha hecho".

Puntuación 2
#7
javier
A Favor
En Contra

A decir de lo que hay un doctorado es una milonga. Con paciencia y esfuerzo todos pueden ser doctores, otra cosa es ser abogado del estado, notario o registrador de la propiedad.

Mientras que para doctorarse no hay lí­mite, en una oposición solo ganan los mejores. De ahí­ que te puedes encontrar a doctores como errejón, mpnedero, Iglesias, etc. Pero concurrir a una oposición competitiva es otra cosa, ahí­ solo pasan los mejores.

Puntuación -1
#8