Economía

Economía/Macro.- El Gobierno negocia la nueva cúpula del Banco de España con el PSOE a un mes de la marcha de Linde

El Ejecutivo busca un "perfil técnico", que conozca los temas europeos y que cuente con "aceptación generalizada"

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El Gobierno está negociando ya el nombre de la persona de "perfil técnico" que sustituirá en el puesto al actual gobernador del Banco de España, Luis María LINDE (LIN.XE) que dejará la vacante en el organismo dentro de un mes, así como otros altos cargos de la institución, según han confirmado a Europa Press en fuentes conocedoras de la negociación.

El Ministerio de Economía, con Román Escolano al frente, ha iniciado ya los primeros contactos con los grupos parlamentarios para tantear los nombres de la persona que relevará como gobernador del organismo supervisor a Linde, cuyo mandato concluye el próximo 8 de junio.

Fuentes del departamento de Economía han explicado a Europa Press que el Gobierno busca que el hombre o mujer que sustituya a Linde al frente del Banco de España sea una persona de perfil "técnico" y que cuente con "aceptación generalizada".

Otro de los requisitos deseables para la persona que ostentará el cargo de gobernador del Banco de España durante los próximos seis años es el de un perfil europeo, dado que desde la creación del Banco Central Europeo (BCE), el organismo supervisor participa, junto al resto de instituciones homólogas de la zona euro, en la definición de la política monetaria.

CIUDADANOS SE HA DESCARTADO

El Ejecutivo ha iniciado los contactos con voluntad de diálogo y se ha puesto en contacto con los principales grupos de la oposición, si bien la negociación se habría centrado en el PSOE ante el rechazo de Ciudadanos a formar parte de la elección por su disconformidad con el sistema de nombramiento, según han indicado fuentes conocedoras del proceso.

Precisamente desde Ciudadanos han confirmado a Europa Press que los 'populares' se han puesto en contacto con la formación naranja para hacerles partícipes de la negociación, con un primer planteamiento que pasaría por que el PP eligiese al nuevo gobernador de la institución, el PSOE al subgobernador y Ciudadanos a uno de los consejeros que también tendrán que ser designados en el proceso de renovación de la cúpula del organismo.

Sin embargo, el partido de Albert Rivera ha rechazado este sistema de nombramientos, ya que, según ha explicado su propio líder, se opone a que el bipartidismo "decadente y agonizante" del PP y el PSOE negocie entre sí para nombrar "a dedo" a la nueva cúpula.

Rivera criticó que el nuevo sistema de nombramientos que su partido propuso hace más de un año en el Congreso basado en la "meritocracia" no se esté aplicando por falta de apoyos y aseguró que desde el PP les han trasladado que no tienen intención de aprobar dicha ley ante su petición de que se tramitase urgentemente.

Luis María Linde fue nombrado por el Gobierno en junio de 2012 como gobernador del Banco de España en sustitución de Miguel Fernández Ordóñez y abandonará el próximo mes de junio su mandato, tras seis años al frente del cargo en los que se ha producido el rescate y saneamiento del sector bancario en España.

LOS RETOS DE LA NUEVA CUPULA

Recientemente Linde aseguró no tener "ni idea" de quien será su sustituto, aunque indicó que le parecería "muy bien" que fuese una mujer, y valoró que la estructura actual del organismo supervisor es "correcta" y está "bien organizado", a pesar de que "no está acabado del todo", toda vez que se ha creado "quizás tarde" la Dirección General Adjunta de Innovación Financiera e Infraestructuras de Mercado.

Linde defendió que el Banco de España es "una gran institución española" y una entidad pública a la que hay que "exigir cosas, pero también cuidarla", si bien reconoció no estar "muy contento" con la presencia del organismo en el ámbito monetario, al verla "mejorable", ya que, a su juicio, cuenta con una presencia que no se corresponde con su tamaño e importancia en el sistema.

De esta forma, uno de los retos de la nueva cúpula será potenciar la presencia e influencia del Banco de España en materia monetaria en la zona euro, en un contexto en el que los tipos podrían empezar a subir en la segunda mitad de 2019 y con un español, el exministro de Economía, Luis de Guindos, que iniciará su mandato como vicepresidente del BCE el próximo 1 de junio para un periodo de ocho años.

Para el todavía gobernador del Banco de España el sistema financiero español está en una posición "bastante más sólida" que hace unos años, aunque "todo es mejorable" y debe seguir reforzando su capital y su potencia ante la posibilidad de una nueva crisis.

La nueva cúpula del organismo tendrá que desarrollar su actividad en un contexto en el que se podrían producir nuevas fusiones bancarias y buscar la materialización de operaciones corporativas transfronterizas que permitan reducir el exceso de capacidad del sector financiero y ayuden a las entidades a mejorar su eficiencia operativa y, por ende, su rentabilidad.

También tendrá que hacer frente a un panorama basado en la digitalización del sector y el cierre de oficinas, así como la privatización de Bankia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint