Economía

Economía.- (Ampl.) Albella dice que la futura autoridad de protección al consumidor "menoscaba" la labor de la CNMV

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha reconocido su "incomodidad" ante la futura creación de una nueva autoridad independiente de protección al consumidor de protección al usuario de servicios financieros, pues cree que "menoscaba" la supervisión del organismo que preside.

Durante su comparecencia ante la comisión que investiga en el Congreso la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro, Albella ha señalado que esta nueva autoridad "debería circunscribir estrictamente su ámbito de actuación a la tramitación y resolución de reclamaciones".

"Al menos en lo que a la CNMV respecta, debería articularse de un modo que dé prioridad a la más estrecha coordinación de su actuación con la de la CNMV", ha dicho. En este sentido, ha afirmado que "lo que podría tener sentido sería dotar de algo más de autonomía o independencia funcional al departamento de reclamaciones" con el que ya cuenta el organismo que preside.

SUPERVISOR DE CONDUCTAS, NO DE SOLVENCIA

Albella ha explicado que la supervisión de su organismo alcanza tanto productos y operaciones como la actuación de las entidades gestoras e intermediarias, y que esta visión "muy importante y muy valiosa" no debería verse menoscabada por la creación de esa nueva autoridad.

Durante su comparecencia, ha subrayado que la creación de una nueva autoridad independiente, que se plantea el anteproyecto de ley para reestructurar la arquitectura supervisora, "no se habría planteado si se hubiera considerado solo el ámbito propio de la CNMV".

El "ADN" de la CNMV, según ha dicho su presidente, "es con toda claridad el propio de un supervisor de conductas", y cree que su naturaleza "tiene poco que ver" con la del Banco de España o la Dirección General de Seguros, en los que "predomina claramente la supervisión de solvencia".

A FAVOR DE INTEGRAR LA ICAC

Albella sí que se ha pronunciado favorablemente respecto a otro de los cambios que afectará a la CNMV en la reestructuración, la integración del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) en el supervisor. Así, ha dicho que "se trata de un modelo probado en otros países" y que la "experiencia" en ellos "se considera en general positiva".

"A mi juicio, tiene mucho sentido con respecto a los dos aspectos en los que actúa el ICAC: supervisión de la profesión auditora y funciones relacionadas con las propuestas sobre normativa contable y su interpretación", ha dicho. En este sentido, ha señalado que "es clave que los auditores ejerzan su profesión como es debido", por lo que cree que "resulta muy razonable que la CNMV tenga un papel relevante en lo relativo a la doctrina contable".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin