Economía

(Ampl.) Fernández Ordóñez dice que Bankia le habría demandado si no hubiera autorizado su salida a Bolsa

Justifica contabilizar pérdidas a reservas por ser las fusiones irreversibles y huye de cualquier responsabilidad en las preferentes

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha manifestado este martes en el Congreso que, de no haber permitido la salida a BOLSA (BIMBOA.MX)de BANKIA (BKIA.MC) el entonces presidente de la entidad, Rodrigo Rato, habría demandado al Banco de España.

En su comparecencia ante la comisión que investiga la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro, ha manifestado que "evidentemente" podrían haber paralizado esta operación, pero "la ley decía que tenían derecho". "Habríamos incumplido la ley. Rato nos hubiera llevado a los tribunales", ha declarado.

Así, ha recordado que una de las medidas adoptadas por el Gobierno en 2011 para fortalecer el sistema financiero fue la de mantener unos requisitos de capital más exigentes para las entidades financieras, por encima de la normativa europea de Basilea III, y que para ello se planteaba la búsqueda de inversores, la salida a Bolsa o la capitalización vía dinero público.

"La ley otorgaba la decisión de salir a Bolsa a las entidades. Se debía oponer si no era creíble que fueran a conseguir el dinero", ha explicado, añadiendo que, si permitieron la salida fue porque el Banco de España "pensó que sí era posible y no se opuso".

En todo caso, Fernández Ordóñez ha subrayado que la salida a Bolsa no encareció el rescate de Bankia. "El valor de los activos no tiene nada que ver con la salida a Bolsa. Nadie puede decir que la salida a Bolsa aumente el coste de salvamento", ha aseverado.

A RESERVAS Y NO A RESULTADOS

Por otro lado, también se ha referido a la razón por la que, a la hora de realizar la 'fusión fría' de entidades que conformaron finalmente BFA-Bankia, se contabilizara el deterioro de los activos en la cuenta de reservas y no en la de resultados de cada entidad.

Según ha justificado el exgobernador, esta interpretación de las normas contables se debió al trato de BFA-Bankia como un grupo consolidado, cuya fusión "no tiene marcha atrás". "Como no tiene marcha atrás, se hace conforme a reservas", ha explicado.

"Los SIP (Sistemas Internos de Protección, conocidos como 'fusiones frías') estaban tan bien diseñados que no ha sido posible revertirlos. La supervisión acertó", ha asegurado Fernández Ordóñez, que ha destacado que esta decisión no solo concernió a Bankia, sino al resto de entidades que se fusionaron a través de este procedimiento.

Asimismo, ha sostenido que, independientemente de la interpretación contable, "el patrimonio no varía", algo que ha puesto en duda, en su réplica, el portavoz de Hacienda de Ciudadanos, Francisco de la Torre, que ha recordado que en virtud de que los resultados obtenidos por las entidades --sin el deterioro de los activos-- se repartieron diferentes 'pluses' a directivos y dividendos.

LA SUPERVISIÓN DE LAS PREFERENTES

Otra de las cuestiones por las que el exgobernador del Banco de España ha sido preguntado ha sido la de su supervisión de las participaciones preferentes, ante lo que ha respondido que "la única obligación" de la institución es comprobar "si están computadas como recursos propios".

"Lo otro no es del Banco de España. El Banco de España está preocupado de la solvencia, de lo otro no es competente", se ha escudado, considerando que, en todo caso, el control del posible perjuicio de estos instrumentos "debería ser de un ente protector de los consumidores".

A su juicio, la supervisión de estos productos "deberían haberla hecho otros, los gestores", aunque ha señalado que alrededor de las preferentes existe tal "cúmulo de engaños que no es la CNMV". "Engaños puros y duros", ha constatado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin