Economía

La UE certifica su pesimismo ante el ritmo de la negociación del 'Brexit'

La tercera ronda de negociaciones entre la Unión Europea y Reino Unido para cortar amarras concluyó ayer prácticamente como empezó. El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, volvió a reclamar a Londres una propuesta "clara" en los asuntos más espinosos, sobre todo el saldo de los compromisos financieros, que podría llegar a los 100.000 millones de euros. El ministro británico del Brexit, David Davis, sin embargo, defendió el control "riguroso" que aspira imponer a la factura e insistió en su demanda de "flexibilidad en imaginación" al bloque comunitario, como planteó el lunes al inicio de las reuniones.

"Según los avances hasta ahora, estamos bastante lejos de decir que se ha realizado un progreso suficiente", reconoció Barnier, quien advirtió de que, si este avance no se produce, no recomendará ampliar las negociaciones a la segunda fase en el Consejo Europeo de octubre. Como consecuencia, Reino Unido se vería privado de su máxima prioridad: la de explorar cuanto antes su futura relación con el bloque.

Con la vista puesta en la audiencia doméstica, Davis se mostró más optimista y dijo haber percibido "algunos progresos concretos", aunque tuvo que admitir que, en el ámbito de la factura, existen "diferencias significativas". Así, su equipo presentó durante las reuniones de esta semana un análisis legal que cuestiona "línea por línea" las reclamaciones de Bruselas, aunque sin especificar cuánto están dispuestos a pagar por los compromisos adquiridos antes del referéndum.

Además, estos cuatro días solo han permitido acercamientos en los otros dos grandes pilares: los derechos de los comunitarios afincados en las islas y de los británicos en el continente. El único punto en que consiguieron un principio de acuerdo es el que permitirá continuar empleando la sanidad como hasta ahora, un área con una carga especial para España, ya que hasta 750.000 británicos, sobre todo jubilados, viven en nuestro país.

"Impaciencia" británica

La ausencia de progresos representa un problema mayor para Reino Unido, interesado en iniciar cuanto antes las conversaciones sobre el futuro encaje comercial. Por ello, la advertencia de Barnier suena a última oportunidad: o la ronda de septiembre produce avances sustanciales, capaces de generar "confianza", o será imposible recomendar que el proceso avance de fase.

Su confesa "impaciencia", no obstante, ha colisionado con la cuadratura del círculo que Londres debe hallar en materia de los compromisos financieros. El Gobierno británico es consciente de que, independientemente de su cuantía, la factura por el divorcio será muy difícil de vender en casa. De ahí que el ministro del Brexit defendiese ayer el "riguroso" control sobre la "sin duda grande" cifra final. "Es lo mínimo que esperan los contribuyentes británicos", sentenció.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Zipi
A Favor
En Contra

A ver si es verdad que los británicos consiguen volar el Euro. Con él la crisis del Sur de Europa , que es una bendición para la Alemania de Merkel , ha durado y continúa ya que las recetas para salir del bache a la larga acaban hundiendo más a los países en problemas.

Eurotimo VadeRetro

Puntuación -7
#1
Balbin
A Favor
En Contra

El nº 1

Efectivamente el sur de Europa esta ya semiconolizado por Germania y no puede escapar a terminar entero como su extremo oriental (grecia).

De eso se trata ocupar sin ejércitos, sale mucho más barato y se evita derramamiento de sangre, que no es poco, pero algunos finalizan sus vidas sin dignidad. (Pensiones o servicios públicos de misaerias).

Puntuación -4
#2
Farbino
A Favor
En Contra

Ese es el asunto, ZIPI, ocupar todo el sur de Europa sin pegar un tiro, como ya se ha hecho con Grecia.

La UE se ha convertido en una ratonera en la que los débiles no pueden salir y a los fuertes se lo ponen muy dificil, es la nueva cara de la dominación alemana sobre el continente, nada ha cambiado, solo los medios.

Todo el sur va camino del matadero sin posibilidad de escapar, incluso los medianos, como Francia, no pueden escapar.

Puntuación -7
#3