Economía

El Gobierno reduce los beneficios fiscales para empresas y familias en 2.600 millones

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor. // Nacho Martín

El presupuesto de beneficios fiscales para 2017 asciende a 31.868 millones de euros, lo que supone una caída en términos absolutos de 2.631 millones de euros, un 7,6% menos respecto a los beneficios estimados para 2016, según el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2017. Consulte aquí el libro amarillo de los presupuestos.

El 24,4% de estos beneficios fiscales procederán del IRPF, hasta un total de 7.790 millones de euros, lo que supone una caída del 6,2% respecto al año anterior (519 millones menos) debido al descenso de las reducciones por tributación conjunta y por rendimientos del trabajo, que se cuantifican en 1.151 y 586 millones, con unas caídas del 15,6% y del 19,2%, respectivamente.

También destaca la caída, por cuarto año consecutivo, de los beneficios fiscales derivados de la deducción por inversión en vivienda habitual en régimen transitorio, cuyo importe se sitúa en 1.178 millones de euros y una caída del 5,1%, dado que desde el 1 de enero de 2013 este incentivo fiscal se mantiene solo para contribuyentes que hubieran adquirido la vivienda con anterioridad a esa fecha. Por el contrario, crecen un 1,1%, hasta los 1.154 millones de euros, el importe por la deducción por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo.

Para empresas

En el Impuesto sobre Sociedades, la magnitud de los beneficios fiscales se sitúa en 2.127 millones de euros, lo que supone un descenso del 44,6% respecto a 2016, con 1.714 millones de euros menos, debido a los últimos cambios introducidos en el tributo en 2016. Los mayores beneficios, no obstante, se producen por tipos reducidos de gravamen (384 millones, un 63% menos) y por deducciones por I+D+i (348 millones, un 49% menos).

La aportación de los incentivos en el IVA se cifra en 18.945 millones de euros, absorbiendo el 59,4% del monto total del presupuesto, lo que supone una caída del 1,5% respecto a 2016. De este total, el tipo reducido del 10% supone un beneficio fiscal de 8.140,05 millones de euros, un 2,8% más; mientras que el tipo superreducido del 4% aporta unos incentivos de 2.953,05 millones de euros, el 9,1% menos. Las exenciones aplicadas a educación o sanidad representan un beneficio fiscal de 7.851 millones de euros, un 2,8% menos.

Por último, los beneficios fiscales en los Impuestos Especiales se sitúa en 901 millones de euros, un 2,1% menos que en 2016, que se explica fundamentalmente por una menor cuantía de la devolución del Impuesto sobre Hidrocarburos por las adquisiciones de gasóleo agrícola.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado