Economía

España registró un déficit público del 4,33% en 2016, por debajo del objetivo marcado por Bruselas

  • Por primera vez, el Gobierno de Rajoy cumple con Bruselas
  • La meta pactada para 2016 era del 4,6%
  • El Estado y las CCAA incumplen las previsiones de Hacienda
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montor. // EFE

El déficit público del conjunto de las administraciones públicas españolas cerró el año 2016 en el 4,33% del PIB, sin contar con las ayudas a la banca, y en el 4,54% contando esas ayudas financieras, por lo que se situó algo más de dos décimas por debajo de la meta de consolidación fiscal pactada con Bruselas. El déficit de 2017 arranca con buen pie, a pesar de la elevada exigencia de reducción.

Así lo ha anunciado el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa para informar de los datos de la ejecución presupuestaria de 2016, en el que ha destacado que se ha cumplido el objetivo y se demuestra que la reducción del déficit público es un "instrumento poderoso" para mejorar el crecimiento económico y la generación de empleo.

En concreto, el déficit del Estado fue del 2,52% (2,73% con ayudas), por encima del objetivo del 2,2%, mientras que el de las comunidades autónomas se situó en el 0,82%, algo más de una décima por encima de la meta marcada del 0,7%.

Por su parte, el déficit de la Seguridad Social se situó por debajo del objetivo del 1,7% que tenía fijado, al cerrar el año en el 1,62%, al tiempo que las entidades locales, que tenían que cerrar el año con equilibrio presupuestario, lograron registrar un superávit del 0,64%.De su lado, la deuda pública cerró en el 99,4%, cuatro décimas menos que en 2015.

En detalle, el déficit del conjunto de las administraciones públicas se redujo hasta los 48.187 millones al cierre de 2016, excluyendo las ayuda financieras, lo que supone una reducción de casi un 12% respecto al año anterior y un 4,33% del PIB; si se incluyen las ayudas financieras (2.389 millones, el 0,21% del PIB), el déficit se redujo en 0,59 puntos porcentuales, hasta el 4,54% del PIB.

Así, España ha reducido a más de la mitad el déficit público en los últimos cinco años, desde el 9,3% del año 2011. Tras haber mejorado el objetivo de déficit de 2016, Montoro ha dicho esperar que se cumpla también con el 3,1% de déficit para este año comprometido con Bruselas y salir formalmente del procedimiento de déficit excesivo en 2018, cuando el déficit "no hay duda" de que se situará por debajo del 3%, siendo el 2,2% del PIB la meta marcada.

A pesar del esfuerzo que puede conllevar la reducción de déficit para este año, Montoro ha mostrado su convencimiento de que los compromisos presupuestarios adquiridos, como la subida del sueldo a los funcionarios, tienen "encaje en la prioridad de seguir reduciendo el déficit".

Suben los ingresos totales un 1,4%

Los ingresos ascendieron a 421.672 millones de euros, un 1,4% más que el ejercicio anterior, de los que 247.160 millones correspondieron a impuestos, un 1,7% más. Eso sí, los ingresos totales obtenidos por el Estado en términos de caja fueron de 213.650 millones, lo que supone un retroceso del 1,8%.

Montoro ha explicado que esta menor previsión de ingresos respecto a lo presupuestado se debe a que la reducción de impuestos ha tenido "más intensidad de la inicialmente prevista", por lo que se acordó paralizar el aumento del gasto con el acuerdo de no disponibilidad, que supuso un ahorro de 4.675 millones, y el cierre adelantado del ejercicio presupuestario, que facilitó el ahorro de otros 1.500 millones en intereses de la deuda.

El secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, ha apuntado que el resto del ahorro procedió de la reducción de la aportación española a la Unión Europea.

Asimismo, los gastos crecieron un 0,3%, hasta los 472.248 millones de euros, debido en parte a la devolución de la paga extra de 2012 a los funcionarios, si bien el ministro ha insistido en que se está haciendo un esfuerzo de contención de gasto público "muy importante".

CCAA y Seguridad Social

Sobre el déficit de las comunidades autónomas, que cerró en el 0,82%, por encima del objetivo del 0,7% pero inferior al 1,7% del año anterior, ha valorado que los nuevos recursos puestos a disposición de las comunidades autónomas se hayan destinado a reducir el déficit público, lo que, a su juicio, desmiente las acusaciones de que "no había control de las comunidades autónomas y había despilfarro".

Por su parte, los fondos de la Seguridad Social cerraron el año 2016 con un déficit del 1,62% del PIB, con lo que se incrementó en 4.946 millones, debido a la disminución de las transferencias recibidas del Estado en 6.261 millones. Asimismo, las prestaciones por desempleo se redujeron un 9,4%, mientras que las cotizaciones sociales aumentaron un 3,4% en 2016.

De esta forma, el sistema de Seguridad Social presentó un déficit de 20.283 millones, que en términos de PIB se sitúa en el 1,82%, mientras que el Servicio Público de Empleo Estatal presenta un saldo positivo de 2.294 millones de euros.

Por su parte, el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) mejora su saldo negativo en comparación con el año anterior, al pasar de un déficit 177 millones en 2015 a 107 millones en 2016.

El titular de Hacienda ha explicado que el déficit de la Seguridad Social se debe a las subidas de las pensiones, al tiempo que ha adelantado que este año "los ingresos del sistema de pensiones crecerán más que los gastos".

Deuda pública, en el 99,4%

Respecto a la deuda pública, Montoro ha destacado que al terminar el ejercicio 2016 en el 99,4% del PIB se cumplió el objetivo presupuestario de no superar el 100%, si bien ha reconocido que "sigue siendo muy alta y excesiva".

Por ello, ha hecho hincapié en que el programa del Gobierno busca que esta cifra "inaceptable" se reduzca, para lo que ha recalcado la importancia de ir reduciendo el déficit público, con el fin de que la disminución de la deuda sea "más acusada" en el futuro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud