Economía

Tras la nueva Revolución Industrial, el empleo podría estar en la fontanería

  • Los gobiernos deberán intentar mitigar el daño de los damnificados
  • La inversión en formación será una cuestión clave para lograr el éxito
  • Profesiones tradicionales como la fontanería podrían revivir

Aunque las nuevas tecnologías están dando lugar a una brecha entre ofertas y demandas de trabajo, es decir, un desequilibrio entre los empleos que buscan los trabajadores y los que están realmente disponibles, también presentan nuevas oportunidades, según un documento Goldman Sachs.

El auge de la automatización, las herramientas online y el big data, que es similar a las revoluciones industriales del pasado, las ocupaciones y las empresas tienen que seguir una "evolución natural" con el avance de la tecnología. La transición puede ser dolorosa, pero se puede suavizar con políticas destinadas a repartir mejor las desventajas temporales de este cambio vertiginoso provocado por la tecnología.

"El hecho de que el cambio y la innovación tecnológicos afecten a todos en el espectro político y el espectro social significa que se está centrando una gran atención en encontrar nuevas formas de gestionar el riesgo y de ayudar a los individuos a adaptarse", asegur Sandra Lawson, directora de Goldman Sachs Markets Institute.

Empleos que crecerán

No se trata solamente de que se esté haciendo un gran esfuerzo por resolver el problema, la tecnología también está en evolución constante por lo que la adaptación puede resultar más fácil, mantiene Goldman. Mientras tanto, los trabajadores ya están respondiendo al nuevo panorama laboral asumiendo 'ocupaciones adaptadas'. Estos trabajos incluyen la enfermería o el diseño de sitios web pero también pueden incluir vocaciones más tradicionales como la carpintería, la fontanería o la sastrería.

"El hecho de que se trate de una serie de pasos en lugar de uno o dos pasos gigantescos también facilita mucho la implementación de ajustes", comenta Steve Strongin, director de Goldman Sachs Research, y coautor del informe.

Mirar al pasado para conocer el futuro

El banco señala en el estudio que el cambio de la agricultura a la industrialización impulsado por la tecnología de finales del siglo XIX supuso la pérdida de millones de empleos en el sector agrícola pero también "permitió al país entrar en una fase de crecimiento económico".

De la misma forma, con la menor relevancia de la industria en el siglo XX la educación cobró más importancia. Según la Oficina de Estadísticas de Empleo de los Estados Unidos, se espera que para gran parte de los trabajos que mayor recorrido tengan hasta 2024, se requieran al menos dos años de estudios superiores.

No obstante, la gestión de esta brecha o desencuentro de la demanda y la oferta en el mercado laboral puede tener ventajas, dice Goldman. Puesto que, con frecuencia, los riesgos son demasiado altos para ser asumidos por individuos, las instituciones y los gobiernos deberían desempeñar un papel más activo en la gestión de las dificultades ocasionadas por un mercado de empleo cambiante. Esto podría incluir créditos o subvenciones para programas de formación laboral de las empresas o el desarrollo de una regulación que apoye el crecimiento de la denominada 'economía de autónomos'.

"Tenemos que entender las dimensiones de esta decisión, la idea de que un individuo haga esto por sí solo probablemente no sea razonable. Tenemos que encontrar la forma de que las empresas y el gobierno compartan el riesgo", concluye Strongin.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Vaya tela
A Favor
En Contra

No se aclaran ni ellos. Desde hace unos años solo están repitiendo que iban a desaparecer gran parte de las profesiones tradicionales y ahora dicen todo lo contrario, que pueden revivir.

Mejor no hacer caso a estos gurús del futuro.

Puntuación 0
#1
fdsfs
A Favor
En Contra

Creo que la profesión de "baquero" también desaparecerá...

Puntuación 0
#2