Economía

El Papa implementa un nuevo organismo de control sobre las finanzas de la Santa Sede

El Papa ha implementado un nuevo organismo de control sobre algunas competencias en materia económica y financiera de la Santa Sede con el fin de continuar por el camino de la transparencia y el control de la administración de los bienes del Vaticano a través de la aprobación de un Motu Proprio.

Según una nota de prensa de la Santa Sede, el documento, que está fechado a 4 de julio de 2016, pone en marcha una "reforma de los organismos encargados del control y la vigilancia y de la administración de los bienes de la Santa Sede".

Así, el nuevo documento legislativo "se propone continuar el camino ya iniciado con el motu proprio Fidelis dispensator et prudens de 24 de febrero de 2014, con el que el Papa Francisco establecía tres nuevos organismos: el Consejo para la Economía, la Secretaría para la Economía y la Oficina del Auditor general".

Según el comunicado de prensa publicado por la Santa Sede, el documento responde a la necesidad de definir "con mayor precisión" la relación entre la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica y la Secretaría para la Economía, que preside el cardenal de Australia, George Pell.

A través del Motu Proprio se especifica cuáles son las competencias que pertenecen a la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica y se delinea mejor el papel fundamental de control y vigilancia de la Secretaría para la Economía.

De esta manera, el Pontífice ha señalado que "los bienes temporales que la Iglesia posee son destinados a conseguir sus fines, es decir, el culto divino, el honesto sostenimiento del clero, el apostolado y las obras de caridad, especialmente al servicio de los pobres".

"La Iglesia, por consiguiente, siente la responsabilidad de poner la máxima atención para que la administración de los propios recursos económicos esté siempre al servicio de tales fines", ha agregado.

Finalmente, el Motu Proprio destaca asimismo la necesidad de clarificar las competencias de la Secretaria para la Economía y la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA). Para ello, Francisco ha explicitado que al APSA le compete la "administración de los bienes y la gestión financiera" y a la secreteria económica "el control de la vigilancia sobre la actividad de administración de la Santa Sede".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud