Economía

El paro de larga duración no baja: un tercio de los desempleados perdió su empleo hace más de tres años

  • Pese a que el número de parados bajó en 2015, este colectivo crece
  • El 47% de los desempleados no recibe ningún tipo de pago

La mejoría del mercado laboral permitió que el número medio de desempleados bajase en 2015 en más de medio millón de personas. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el pasado año cerró con una media de 4,522 millones de desempleados que habían trabajado anteriormente, de los que el 30,9% del total perdieron su empleo hace tres años o más. Este colectivo sumó 1,4 millones de personas tras crecer en 3.200 a lo largo de 2015.

Los parados que perdieron su empleo hace más de tres años no han dejado de crecer desde que se inició la crisis y son el colectivo al que más le está costando abandonar esta situación. Los 1,4 millones de media de 2015 contrastan con las cifras de 2009, cuando había cuatro veces menos de parados de muy larga duración. Frente a 2012, los parados que hace más de tres años que perdieron su último empleo han crecido un 33%.

Sólo el 18% cobran una prestación contributiva

Esta persistencia del paro de muy larga duración se nota también en las prestaciones por desempleo, cuya cobertura no ha dejado de caer. Según el Ministerio de Empleo, la cifra de parados que cobra una prestación contributiva acumula seis meses consecutivos a la baja, tras cerrar abril con 715.490 perceptores.

De esta forma, sólo el 18% de los que están apuntados en las listas del Servicio Público de Empleo Estatal perciben actualmente una prestación contributiva, la que se recibe tras la pérdida involuntaria de un empleo y se calcula en función de las cotizaciones realizadas durante los periodos trabajados.

Dado que esta prestación se cobra durante un máximo de dos años (720 días), el mantenimiento del paro de larga duración es uno de los motivos del descenso de las prestaciones contributivas.

Las prestaciones contributivas acumulan cuatro años seguidos de descensos y están muy lejos de los niveles de 2009, cuando más de 1,6 millones de parados cobraban una prestación contributiva. El agotamiento de subsidios hace que ahora sean menos de la mitad los perceptores.

El 47% no recibe ningún pago

Esto significa que el 82% de los que están parados no están cobrando ninguna prestación en función de lo que han cotizado anteriormente. De hecho, de los 4,011 millones de inscritos en el SEPE en el mes de abril, el 47% no recibía ningún tipo de prestación y el 35% restante se tenía que conformar con una prestación asistencial, que se percibe por cumplir una serie de condiciones sin depender de las cotizaciones anteriores.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud