Economía

Los suizos rechazan una renta básica universal de 2.300 euros al mes

Colegio de votación en Berna.

Los suizos han rechazado en referéndum una iniciativa popular para instaurar una renta mínima mensual de unos 2.300 euros que, según sus promotores, pretendía garantizar una vida digna para todos los ciudadanos.

Según los resultados de la consulta divulgados por el Instituto GFS suizo, la idea fue rechazada por el 78% de los ciudadanos que participaron en el referéndum.

Quienes rechazaban la medida, incluido el Gobierno, argumentaban que el coste sería demasiado alto para el Estado y que supondría un debilitamiento de la economía. En países como Finlandia también están barajando la posibilidad de introducir la renta básica.

En cualquier caso, Suiza se ha convertido así en el primer país que consulta a su población la posibilidad de implantar una renta básica universal. La iniciativa ha partido del dueño de una cafetería de Basilea, Daniel Haeni, quien pese a que ha reconocido su derrota, ha reivindicado una victoria moral.

"Como empresario soy realista y pensaba en el 15%, pero ahora parece que es más el 20% o incluso el 25% (de apoyo). Creo que es fabuloso, sensacional", ha afirmado en declaraciones a la televisión suiza SRF. "Cuando he visto el interés de los medios de comunicación también del extranjero... creo que estamos creando una tendencia", ha argumentado Haeni.

Otro suizo, Olivier, un carpintero de 26 años que trabaja en la construcción y regenta un pequeño negocio de muebles, ha explicado que ha votado 'Sí'. "Para mí sería una gran oportunidad poder centrarme en mi pasión y no ir a trabajar solo para ganarme la vida", ha apuntado.

La campaña a favor de la renta básica ha sido muy creativa, con un dibujo más grande que un campo de fútbol en el que preguntaban "¿Qué harías si tuvieras unos ingresos garantizados?"; con una manifestación de "robots" por el centro de Zúrich o repartiendo billetes de 10 francos.

Sin embargo, otras votantes como Meleanie ha rechazado la propuesta, que considera "un auténtico peligro". "Si la gente consigue cubrir sus necesidades básicas, la sociedad no se responsabilizaría ya de quienes no pueden gestionar la situación por sí solos", ha afirmado.

En el referéndum de este domingo los suizos también han rechazado que las empresas públicas no tengan obligación de ser rentables. Además, se ha apoyado liberalizar la medicina reproductiva, acelerar el sistema de concesión de asilo y han rechazado una iniciativa "por un mercado financiero más justo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud