Economía

Israel recorta su tolerancia tributaria: las circuncisiones pagarán impuestos

  • Hasta ahora hacía la vista gorda ante el cobro por parte de rabinos

Las autoridades tributaras israelíes han anunciado esta semana que planean terminar con las exenciones que tradicionalmente se permitían a los pagos por las operaciones de circuncisión, que hasta ahora se vienen retribuyendo como donativos.

Un reciente informe de la inspección de cuentas estatal estima en decenas de millones de dólares el dinero negro que mueve esta costumbre ritual de los judíos, y ello en un momento en el que el fisco se enfrenta a un déficit público y un endeudamiento crecientes.

En una circular remitida a líderes religiosos de todo el país, la agencia tributaria israelí advierte que va a comenzar a revisar todas las circuncisiones. Y es que, aunque la operación es teóricamente gratuita siempre que la realice uno de los expertos certificados por el Estado, es costumbre de los padres ofrecer una especie de donación por valor equivalente a unos 255 dólares, una cifra que viene fijada de forma orientativa por el consejo principal de rabinos.

La nueva campaña también perseguirá que el Estado se quede con la parte que le corresponde en las ceremonias de matrimonio, sobre las que estaba haciendo la vista gorda hasta ahora.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0