Economía

Accionistas de Bankia piden que se aumente la fianza por su salida a bolsa

Madrid, 2 ago (EFE).- Varios accionistas de Bankia personados en la causa que instruye el juez Fernando Andreu han empezado a pedir una ampliación de la fianza de 34 millones de euros que se impuso a la entidad y su matriz, BFA, y a cuatro de sus exconsejeros, entre ellos su expresidente, Rodrigo Rato.

Aunque se trata de cantidades modestas, de entre 3.000 y 30.000 euros, la fianza del "caso BANKIA (BKIA.MC) puede aún no ser definitiva, ya que nuevos accionistas que se han sumado a la causa o no pidieron medida cautelar alguna antes o han venido exigiendo en los últimos meses que se incluya lo que invirtieron en el debut bursátil.

Por el momento, el juez ha preferido preguntar su opinión al respecto a la Fiscalía Anticorrupción y a los seis imputados que tuvieron que pagarla, para que "insten lo que a su derecho convenga sobre la solicitud interesada", según los autos del magistrado a los que ha tenido acceso Efe.

Y esto pese a que todos ellos, incluyendo Anticorrupción, ya se habían opuesto inicialmente a la adopción de esta medida cautelar.

Pero de que la cifra podía modificarse ya advirtió la sala de lo penal de la Audiencia Nacional el pasado abril, cuando al delimitar la multimillonaria fianza de Andreu a lo que reclamaron los afectados en la vista de medidas cautelares celebrada el pasado febrero, aludió a la probabilidad de que se personaran más.

Y es que en esa vista solo algunos de los inversores optaron por reclamar el equivalente a lo que habían invertido en títulos de la entidad hasta julio de 2011, que ascendía a 34,06 millones.

La cifra ha sufrido algún que otro ajuste desde entonces, ya que la Audiencia Nacional corrigió poco después al alza su primer cálculo y lo elevó en otros 16.000 euros, y han sido varias las ocasiones en las que los magistrados han hablado de la "permanente modificabilidad" a la que estaba sujeta.

Paralelamente, el banco aprobó que el magistrado restara un total de 541.192,34 euros a la fianza alegando que, al hacer el cálculo, el tribunal había incluido a dos inversores que adquirieron los títulos fruto del canje de preferentes y deuda subordinada, "hecho que no es objeto del presente procedimiento", que está ceñido a los que compraron acciones en la Oferta Pública de Suscripción (OPS).

La petición fue denegada porque, según el juez, él no puede modificar las resoluciones dictadas por su instancia superior.

Finalmente, BFA-Bankia, Rodrigo Rato, José Manuel Fernández Norniella, Francisco Verdú y José Luis Olivas hicieron efectiva la la fianza el 11 de junio.

El grupo financiero transfiriendo 11,36 millones a la cuenta de consignaciones del juzgado y la antigua cúpula a través de las compañías aseguradoras que cubrieron la salida a bolsa de Bankia.

Andreu aceptó un día después estos pagos y declaró solventes a Bankia y su matriz y a los cuatro miembros de su antiguo equipo.

Todo ello en mitad de una avalancha de contrapericiales encargadas por el grupo financiero y por Rato con las que han intentado tumbar las tesis de los dos peritos judiciales cedidos por el Banco de España que cuestionaron la salida a bolsa y sirvieron de principal apoyo al juez para poder imponer esta medida cautelar.

Bankia ha contratado a Santiago Carbó y Francisco Rodríguez Fernández, catedráticos de Economía y asesores de instituciones como la Reserva Federal o el Banco Central Europeo, y al catedrático de Economía Financiera y Contabilidad Leandro Cañibano y el exinspector del Banco de España Rubén Manso.

Los cuatro ratificaron el pasado viernes sus informes en los que defienden que las cuentas de la entidad reflejaron siempre su imagen fiel y que su caída vino de la mano del empeoramiento de la crisis económica, cuya magnitud no supo prever ningún organismo.

Rato, por su parte, ha contado con la opinión de los catedráticos de la Universidad Carlos III Juan Manuel García Lara, Miguel Ángel Tapia y Juan Zornoza, que también han avalado los estados financieros del debut bursátil de Bankia afirmando que solo el sesgo retrospectivo que ha "contaminado" los informes de los peritos judiciales permite sostener lo contrario.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin