Economía

Trichet sube los tipos en Europa: ¿quién teme al euribor feroz?

Se confirma lo que ya se sabía, Trichet ha subido los tipos de interés en 25 puntos básicos para situaros en el 4,25% en la zona euro. Pero, ¿puede esto afectar a la hipoteca a través de una subida del euribor? Mientran los analistas dan por descontada esta subida en el índice que situó hoy su tasa diaria en el 5,432%, las asociaciones de consumidores ponen el grito en el cielo y denuncian que esta subida de tipos encarecerá las hipotecas en 100 euros mensuales.

Lo cierto es que el discurso del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en el que aludía esta subida de tipos, fue la puntilla para que los mercados comenzaran a anticipar, mediante el euribor, un alza en los tipos. Con la subida del 0,015 puntos por encima de la registrada el miércoles que ha marcado el euribor, los analistas dan por descontada una subida de un cuarto de punto de los tipos de interés.

Alexis Ortega, analistas de Finagentes Gestión, cree que "en estos momentos el euribor descuenta hasta dos subidas de tipos de 25 puntos básicos cada una". Ortega considera que la gran pregunta es saber si el BCE efectuará más incrementos del precio del dinero, algo que dependerá de la evolución del precio del petróleo y las materias primas. "Si esto ocurriera, el euribor si se vería afectado y volvería a subir", advierte.

En una hipoteca media, que según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes el mes de abril, se sitúa en 141.422 euros, con un diferencial medio de 0,50 puntos y un plazo de amortización de 25 años, si es revisable, los usuarios verían incrementadas sus cuotas mensuales hasta los 905,41 euros, 78 euros más al mes que los 827,15 euros que pagaban en junio de 2007, lo que supondría 941,9 euros más al año.

A pesar de que en los últimos meses se han mantenido los tipos de interés, este indicador ha registrado diversos récords intradiarios hasta situar la tasa mensual de junio en máximos históricos como consecuencia del cierre de los mercados internacionales y la falta de liquidez.

Malos augurios

Los expertos creen que el euribor continuará su escalada alcista, aumentando la deuda de las familias, que a partir de este mes de junio también harán frente a la subida de las tarifas de la luz, el alza del crudo y al aumento de la inflación.

Además, la morosidad hipotecaria de los hogares españoles alcanzará el 2 por ciento a finales de año (desde el 1 por ciento actual) y seguirá creciendo sostenidamente en 2009, a mayor ritmo que en el resto de países de la Unión Económica Monetaria (UEM), según las previsiones de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Lo cierto es que los analistas estiman que el euribor se mantendrá en niveles elevados por la persistencia de tensiones en el sector financiero internacional, de modo que seguirá agravando las dificultades de las familias para pagar la letra hasta que el Banco Central Europeo (BCE) flexibilice su política monetaria.

Según el director general de Caixa Catalunya, Adolf Todó, el indicador al que los bancos se prestan dinero entre sí -eso es el euribor- continuará su escalada alcista y podría llegar hasta el 6 por ciento en un año. El horizonte financiero: menos crédito y más caro.

¿Una subida de 100 euros?

La Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunciaron hoy que la decisión del Banco Central Europeo (BCE), supone un "nuevo golpe" a las economías de los españoles que encarecerá las hipotecas en una media de 100 euros al mes.

Así lo aseguró en declaraciones a Europa Press un portavoz de CECU, quien advirtió de que la subida pone a las hipotecas en una situación "muy, muy difícil", y reclamo que el 4,25% sea el "techo de los tipos".

"La situación debe tener un freno en este punto", insistió el representante, quien calificó de "pésima" la decisión del instituto emisor y lamentó su impacto que en las cuentas de las familias.

Por su parte, OCU auguró de que todos los ciudadanos se resentirán de este incremento, que se sumará a la subida de la tarifa eléctrica, los combustibles y la inflación y tendrá el efecto de "desincentivar" el consumo. "Se avecina un otoño pésimo", señaló a Europa Press una representante de la organización.

"El dinero está cada vez más caro", incidió la portavoz, quien alertó de la posibilidad del incremento de la morosidad. En este sentido, desde la organización se aconseja a aquellos que tengan una hipoteca que traten de negociar con las entidades financieras las condiciones de la misma.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud