Economía

Economía/Macro.- (Ampliación) El Gobierno programa la distribución de los fondos europeos para el periodo 2014-2020

La cofinanciación de proyectos con fondos europeos se ampliará al sector privado

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros ha sido informado este viernes de la propuesta de programación de los fondos estructurales y de inversión europeos para el periodo 2014-2020, que alcanzarán los 36.000 millones de euros, y que se destinarán preferentemente a la mejora de la competitividad y la productividad, así como a la creación de empleo en un marco de consolidación fiscal.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha recalcado que España seguirá siendo receptor neto de fondos, aunque este saldo positivo sólo será del 0,20%.

Este documento es el primero a escala nacional en el que se fijan las prioridades de España y sus necesidades a la hora de implementar los fondos europeos. Una vez superada la fase de información pública, se remitirá a Bruselas la propuesta definitiva el próximo 22 de abril.

De hecho, se trata de un documento estratégico que, partiendo de un diagnóstico sectorial y territorial, presenta prioridades de carácter general que den respuesta a las necesidades más relevantes del país. En una fase posterior, se elaborarán los programas operativos con mayor nivel de detalle.

El documento, tal y como han explicado fuentes del Ministerio de Hacienda, tenía que ser coherente y presentar sinergias con los objetivos de la estrategia 2020, el programa nacional de reformas y la recomendaciones de la Comisión a España. Además, debía respetar los principios horizontales y transversales de la UE y lograr la cohesión económica, social y territorial entre los distintos territorios.

Concretamente, las inversiones a distribuir se repartirán entre los fondos estructurales para el desarrollo regional (Feder), con 19.393 millones de euros; el Fondo Social Europeo (FSE), con 8.446 millones; el Fondos Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), con 8.291 millones; y el Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP), cuya dotación está aún en negociación. Estas cifras incluyen los 943 millones de euros destinados a la implantación de la Iniciativa de Empleo Juvenil.

Como novedades, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha avanzado que si hasta ahora los fondos Feder se han destinado a la inversión en infraestructuras, ahora se enfocarán más a la economía del conocimiento. Además, ha recordado que en este nuevo periodo la cofinanciación de proyectos con fondos europeos se ampliará al sector privado.

ONCE OBJETIVOS

Fuentes gubernamentales han explicado que se han fijado once objetivos temáticos para que la política de gasto europea sea más eficaz. Así, los fondos europeos irán destinados a mejorar el potencial de I+D, mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información, favorecer la competitividad de las pymes y fomentar el paso a una economía baja en carbono en todos los sectores.

Estos son cuatro sectores "clave" que recibirán el 80% de la programación de fondos. De hecho, sólo el objetivo de avanzar hacia una economía baja en carbono a través de medidas relacionadas con la eficiencia energética, percibirá el 20% de esos fondos.

Los siete objetivos restantes pasan por promover la adaptación al cambio climático, proteger el medio ambiente y promover la eficiencia, impulsar el transporte sostenible, promover el empleo y favorecer movilidad laboral, fomentar la inclusión social y luchar contra la pobreza, invertir en educación y en el aprendizaje permanente y mejorar la eficiencia de las administraciones públicas.

EL EMPLEO CONCENTRA MAS RECURSOS

El objetivo que concentra más recursos es el empleo, que se acumula un total de 5.000 millones, que incluyen ya la partida total de 1.800 millones destinada al fomentar el empleo juvenil. La partida destinada al empleo se intentará concentra en los primeros años de aplicación de los fondos.

El segundo objetivo que concentra más fondos es el fomento de la I+D (4.400 millones), seguido del impulso de una economía baja en carbono (3.200 millones), la mejora de la competitividad de las pymes (2.600 millones, que incluye 800 millones para la iniciativa pyme), el fomento del transporte sostenible (2.600), la mejora de las tecnologías de la información (2.000 millones), la educación (1.700 millones), la infraestructuras de saneamiento y depuración (1.700 millones) y la lucha contra la pobreza (1.500 millones).

INICIATIVA PYMES

Las mismas fuentes han explicado la iniciativa pymes, una línea de préstamos para la inversión y para el capital circulante. Se trata, tal y como han señalado, de un instrumento aprobado en los nuevos reglamentos de los fondos europeos, impulsado por el Consejo de la UE y que será gestionado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

España prevé dedicar 800 millones a este instrumento con la participación de casi la totalidad de las comunidades autónomas y la administración estatal. El nivel de apalancamiento de este instrumento llegará al 5, por lo que se podrían movilizar hasta 4000 millones de euros. Además, la contribución de los fondos europeos puede llegar a ser del 100%, por lo que no habría que aportar cofinanciación nacional.

APORTACION NACIONAL Y REGIONAL

En cambio, las otras líneas de los fondos europeos sí tendrán que ir acompañados de fondos nacionales y regionales que tendría que sumar 17.000 millones como mínimo y que se irán contemplando en los presupuestos nacionales y regionales.

En el caso de Canarias, el acompañamiento a nivel nacional será del 15%, cifra que se elevará al 20% en las regiones de transición que se consideran menos desarrolladas (Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia, Asturias y Galicia, más Ceuta y Melilla) y en el resto la cifra será del 50%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint