Economía

Economía.- El comité de Sniace pide una reunión a tres bandas y que se concrete reforma energética para calcular impacto

Portilla recuerda que "no hay un solo decreto sobre la mesa de lo que se dice que se va a modificar"

SANTANDER, 21 (EUROPA PRESS)

El comité de empresa de SNIACE (SNC.MC)ha pedido este miércoles al presidente de Cantabria, Ignacio Diego, la celebración de una reunión "a tres bandas" para discutir conjuntamente todos los problemas de la fábrica, salir del "círculo vicioso" en el que se encuentra el conflicto por las "divergencias" entre Gobierno y empresa y empezar a dar pasos para "construir la casa por los cimientos".

Para el comité, el principal obstáculo es la "desinformación o falta de información" en todo lo derivado de la reforma energética, ya que a día de hoy no se ha concretado la rebaja del denominado 'céntimo verde' anunciada hace meses por el propio Diego ni "cómo va a funcionar el decreto de primas", algo que afecta no sólo a Sniace sino a "todo el sector".

Así lo ha señalado tras la reunión con Diego el secretario del comité, Antonio Pérez Portilla, quien ha subrayado que en este punto es "donde están las dificultades, fruto del lío que hay a nivel nacional con la reforma energética", y donde "más dinero hay en juego".

"No hay un solo decreto sobre la mesa de todo eso que se dice que se va a modificar", ha afirmado el sindicalista, quien ha destacado que la concreción de estos dos asuntos es fundamental para calcular su impacto en las cuentas de Sniace y analizar "las posibilidades de seguir para adelante".

El secretario del comité ha explicado que la reunión con el presidente ha seguido "una línea de continuidad" respecto a la celebrada hace dos meses, un tiempo en el que se han producido "avances importantes" en los aspectos que dependen del Gobierno de Cantabria, como el canon de saneamiento, no así en lo relacionado con la reforma energética.

DATOS REALES

Ante la "gravedad" del problema y las "divergencias" entre la dirección de la empresa y el Gobierno, el comité ha solicitado una reunión a tres bandas para "cruzar todos los datos, ver los puntos de acuerdo y desacuerdo y discutir todos los problemas, a ser posible con datos reales".

Una reunión "clave" que el presidente "se ha comprometido a gestionar", según han dicho Portilla, y en la que el comité espera que las "promesas" realizadas hasta el momento empiecen a convertirse en compromisos "no ya cumplidos al cien por cien" pero sí "un poco visibles".

Portilla ha subrayado que el conflicto de Sniace "se ha complicado de forma exponencial" desde su inicio en el mes de enero, y la única forma de salir de él es "ir dando pasos y solucionando problemas". "Si no, esto seguirá siendo un diálogo de sordos, como está siendo", ha apostillado.

Ha recordado además que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) está "presionando para que se tomen medidas, porque no es normal que una empresa lleve nueve meses en esta situación y acumulando pérdidas". A ello se une la inminente conversión del preconcurso de acreedores en concurso, lo que supondrá la entrada de un nuevo actor -la administración concursal-, y el ERE de extinción para toda la plantilla presentado esta semana por la empresa.

El comité tiene la "esperanza" de que, durante el mes de negociación del expediente de regulación de empleo, "se puedan materializar más seriamente los compromisos" del Gobierno y "eso lleve a la empresa" a retirar los despidos y a transformar el ERE en prejubilaciones para solucionar el "excedente" derivado de la primera fase del plan de sostenibilidad.

Al comité le "sorprende que el Gobierno exija ahora a Sniace un plan de sostenibilidad" que la empresa ya presentó en marzo, y que contempla como primera fase la parada de una de las líneas de Viscocel, de la que deriva el "excedente" que llevó en su momento a la dirección de Sniace a plantear un centenar de prejubilaciones.

El comité, por su parte, plantea 75 prejubilaciones, si bien Portilla ha destacado que más allá del número, "lo importante son las condiciones, porque ahora jubilarse en este país no es una gracia, sino un accidente", ha dicho.

La segunda fase del plan de sostenibilidad contempla la ampliación de la producción de celulosa, lo que conllevaría una inversión de 50 millones de euros que Portilla ve "imposible" para una empresa en preconcurso que "no va a tardar" en ser un concurso ya definitivo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin