Economía

El Reaf se une a la patronal de la construcción: hay que rediseñar las deducciones por vivienda

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf) ha pedido rediseñar la deducción por vivienda habitual para primar la protección del medioambiente y aplicarla a la segunda vivienda. Mientras, el precio de las casas sigue bajando al ritmo que disminuyen las compraventas. Por otra parte, sitúa entre el 2% y el 3% la rebaja media del nuevo IRPF, que entró en vigor el 1 de enero de 2007: es la mitad de lo estimado por el Gobierno.

El Reaf asegura que esta reforma ha beneficiado principalmente a las rentas de entre 15.000 y 17.000 euros anuales.

El director del Reaf, Luis del Amo, indicó que esta cifra es el ahorro medio estimado por el organismo en términos nominales; es decir, sin descontar la inflación del año 2007, que cerró el ejercicio en el 4,2%. Teniendo en cuenta este incremento, la rebaja media fue prácticamente nula para las rentas medias y altas. "Si descontamos la inflación, algunos contribuyentes saldrían perdiendo", añadió.

En cambio, señaló que un contribuyente soltero con una renta anual de entre 15.000 y 17.000 euros obtuvo en 2007 una rebaja "muy significativa", al igual que un matrimonio con cuatro hijos y una renta anual de 30.000 euros. En este caso, la rebaja habría ascendido al 38%.

Cambios en la deducción por vivienda

Por otro lado, el presidente del Reaf, Jesús Sanmartín, indicó que es preciso "reorientar" la deducción por vivienda habitual en el IRPF hacia aspectos relacionados con el medioambiente y puso como ejemplo incrementar esta desgravación cuando en una comunidad de propietarios se pongan placas solares. "Incluso se podría penalizar a quien no haga este tipo de cosas", reiteró.

Sanmartín también se mostró favorable a incrementar la actual deducción, tal y como demanda la patronal de la construcción, o incluso poder aplicarla en la compra de la segunda vivienda para dinamizar el sector ante la actual desaceleración, pero insistió en que lo realmente importante es "reenfocar" la desgravación para favorecer la conservación del medioambiente.

Sin embargo, recordó que la reforma del IRPF de 2007 no sólo no aumentó la citada deducción, sino que eliminó los porcentajes incrementados durante los dos primeros años. En este sentido, señaló que únicamente los ciudadanos que hubieran comprado una vivienda antas del 20 de enero de 2006 (día en el que el Ministerio de Hacienda hizo pública la reforma) pueden seguir disfrutando de la mayor desgravación.

Ahora bien, precisó que sólo se considera adquisición la constitución de la escritura o la firma del contrato que lleve aparejada la entrega de llaves, por lo que los contribuyentes que antes de esa fecha hubieran, por ejemplo, entregado una señal al comprador no podrán aplicarse estos porcentajes incrementados.

Además de la propuesta de modificar la deducción por vivienda, que supone el 20% de los beneficios fiscales del IRPF, el Reaf aboga por ajustar más las retenciones y los pagos a cuenta a la tributación final, de tal manera, que las devoluciones sean menores. Para ello, debería tenerse en cuenta, entre otras cosas, el cálculo de los importes que el contribuyente piensa destinar a compra de vivienda o a planes de pensiones, dos de las deducciones más usadas.

Estabilidad en la ley del IRPF

También piden que se dé estabilidad a las normas que regulan el IRPF, intentando introducir sólo cambios técnicos necesarios y no reformas en profundidad cada pocos años, así como reducir la tributación de determinadas rentas del trabajo relacionadas con la I+D para favorecer la productividad.

Finalmente, los asesores fiscales recuerdan, de cara a la Campaña de la Renta de 2007, la primera que se hará con el nuevo IRPF y en la que se ha suprimido el procedimiento de devolución rápida, que este año las principales novedades son que el ahorro tributará a un tipo fijo del 18%, que se han modificado los límites que dan derecho a deducción en la inversión en planes de pensiones o que se ha establecido una deducción de 2.500 euros por nacimiento de hijo o adopción a partir del 1 de julio de 2007.

Destaca, igualmente, la novedad de la rebaja en la cuota autonómica que introdujo la Comunidad de Madrid en 2007 y que supondrá para los contribuyentes madrileños una reducción adicional a la aplicada por el Gobierno central. En concreto, para un contribuyente con una renta anual de 30.000 euros, el ahorro de su cuota autonómica sería de unos 70 euros, mientras que las rentas de 20.000 euros se ahorrarán unos 15 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud