Economía

El Parlamento portugués rechaza el plan de austeridad: Sócrates dimite

El primer ministro de Portugal, José Sócrates

El Parlamento portugués ha tumbado esta tarde el Programa de Estabilidad y Crecimiento que incluye las nuevas medidas de ajuste presentadas por el Gobierno de José Sócrates para hacer frente a la crisis económica, tras el rechazo mostrado por la oposición conservadora al nuevo plan de austeridad del Ejecutivo. Poco después, el primer ministro portugués ha presentado su dimisión.

El Partido Social Demócrata luso (PSD) ha votado en contra del programa presentado por el Ejecutivo, que ha contado sólo con los 97 votos a favor del Partido Socialista, y ha dado su apoyo parlamentario, junto a los partidos minoritarios de izquierda, a la resolución que rechaza el cuarto plan de austeridad presentado por Sócrates.

El primer ministro luso, José Sócrates, ha comparecido en en rueda de prensa para hacer una declaración oficial, durante la cual ha anunciado su dimisión. La semana pasada, Sócrates advirtió de que si Portugal no conseguía el respaldo a las más recientes medidas de austeridad el país podría verse obligado a pedir un rescate financiero. Hoy, tras su dimisión, ha recordado que  la crisis política tendrá "consecuencias gravísimas" para el país.

"Mayores sacrificios"

Durante el debate parlamentario, el ministro de Finanzas luso, Fernando Teixeira dos Santos, defendió que impedir que el país prosiga con la consolidación de sus cuentas públicas no librará a los portugueses de unos sacrificios "necesarios", sino al contrario, "podría obligarlos a realizar sacrificios mayores".

Según recoge la prensa portuguesa, Teixeira dos Santos insistió en que la actualización del PEC es "inevitable" y una "necesidad imperiosa", porque el país debe mostrar ante sus socios europeos que va a cumplir los objetivos económicos marcados. Así, añade que la negativa a negociar el PEC llevará de forma inmediata al repunte del riesgo país.

El Ministerio de Finanzas de Portugal anunció el pasado 11 de marzo estas nuevas medidas de consolidación que pretenden reducir el déficit en 2011 un 0,8% del Producto Interior Bruto (PIB) adicional para cumplir con el objetivo de situarlo este año en el 4,6% del PIB. Además permitirán un recorte adicional del déficit del 2,5% del PIB en el año 2012 y del 1,2% en 2013.

Entre las medidas propuestas por el Gobierno luso se encuentra un recorte del gasto en las empresas públicas del 10%, una reducción de las transferencias a municipios y regiones y la suspensión o retraso de gran parte de la obra pública. También se reducirán las prestaciones sociales de carácter no contributivo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud