Economía

El FMI insiste: España debe hacer reformas económicas "urgentes y decisivas"

Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido a España que adopte medidas económicas "urgentes y decisivas", entre ellas una reforma "radical" del mercado laboral y la reestructuración del sistema bancario. Esas son las conclusiones iniciales de un equipo de expertos del organismo al término de una visita a España como parte de la revisión anual que la entidad hace de la economía del país.

El FMI destaca que la economía española necesita reformas amplias y de largo alcance, aunque reconoce que las medidas de austeridad aprobadas por el Gobierno son "ambiciosas" y refuerzan la consolidación fiscal.

Reformas estructurales

El organismo resalta, sin embargo, que es necesario complementar esto con "reformas estructurales que favorezcan el crecimiento, sobre la base de los progresos realizados en los mercados de productos y en el sector de la vivienda, y sobre todo revisando el mercado laboral".

Respecto a este último punto, el es particularmente expeditivo. Asegura que hay que hacer "más flexible" el mercado para promover el empleo y la flexibilidad entre los distintos segmentos productivos.

En este sentido, considera importante llevar a cabo una "fuerte y rápida reforma de su sistema de pensiones", debido a que el país se enfrenta al envejecimiento de una población que crece demasiado lentamente.

Tras hacer referencia a la iniciativa del gobierno de prorrogar la edad para jubilarse de los 65 a los 67 años, el organismo dijo que esta medida, junto con otras (en particular, un vínculo automático a la expectativa de vida), reforzarían las sostenibilidad del sistema y llevarían a España más cerca de los sistemas de pensiones de sus pares europeos.

Atención sobre el sistema financiero

Al mismo tiempo, el fondo ve necesario acelerar la consolidación y la reforma del sistema bancario. "El Banco de España debería estar preparado para actuar con rapidez si persisten los síntomas de debilidad en el sistema financiero", ha apuntado el organismo.

El FMI también destaca que habría que adecuar el marco regulatorio de las cajas de ahorros al nuevo contexto económico. La institución internacional señala que con el actual marco regulatorio de las cajas, las fusiones interregionales de las cajas siguen dependiendo de la voluntad de las comunidades autónomas y el sector sigue cerrado a la inversión extranjera.

Por esta misma razón, el FMI constata que la capacidad de las cajas de ahorros para recapitalizarse sigue siendo limitada e incide en la alta dependencia para este propósito de los fondos públicos.

Esta reforma debería ser implementada rápidamente para que las cajas de ahorros puedan disponer de un amplio abanico de posibilidades para ampliar capital tan pronto como sea posible.

Una larga lista de problemas

La institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn apunta que los desafíos son importantes, ya que España tiene "un mercado laboral disfuncional, una burbuja inmobiliaria que se desinfla, un elevado déficit fiscal, un endeudamiento exterior y del sector privado fuerte, un crecimiento de la productividad anémica, una baja competitividad y un sector bancario con señales de debilidad".

Asimismo, el FMI recalca que esta estrategia global se vería favorecida por "un amplio apoyo político y social". "Y el tiempo lo hace esencial", agrega.

La institución estima que la incipiente recuperación española continuará siendo "débil y frágil", con un escenario central en el que la economía "crecería gradualmente hacia una tasa del 1,5 al 2% en el medio plazo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud