Economía

Le Pen cae al tercer puesto y permite una coalición de la izquierda y Macron

La izquierda francesa y el presidente Macron sacaron músculo este domingo para frenar a la extrema derecha en la segunda vuelta de las elecciones legislativas. La primera fuerza fue la coalición de izquierdas Nuevo Frente Popular, que habría conseguido entre 172 y 192 escaños en la Asamblea Nacional, según el sondeo Ipsos Talan, para los principales medios galos. Este avance evita una mayoría del partido de extrema derecha Agrupación Nacional -el partido de Marine Le Pen-, que habría logrado entre 132 y 152 asientos y quedaría así en tercera posición, pese a haber ganado la primera vuelta. También abre la puerta a una posible coalición entre Macron y la izquierda, al no contar ésta con la mayoría absoluta.

El cordón sanitario contra la extrema derecha -el bloque defensivo republicano para evitar una victoria de las candidaturas de ultraderecha- ha demostrado su fortaleza. Lo ha hecho en unas elecciones que el presidente Emmanuel Macron convocó de forma anticipada, y que han movilizado a toda la población, registrando una participación histórica. A las cinco de la tarde, los datos del Ministerio del Interior apuntaban a una asistencia del 59,71%, por encima del dato de la primera ronda a la misma hora, y el porcentaje más alto desde 1981, según recogía Europa Press.

Entre el Nuevo Frente Popular y el partido de Le Pen, la segunda posición la habría obtenido Ensemble -Juntos por la República-, el bloque que aglutina a los partidos afines a Macron. Habrían conseguido entre 150 y 170 diputados. La Asamblea Nacional cuenta con 577 escaños, por lo que la mayoría absoluta se sitúa en 289.

"El cordón republicano ha funcionado y el bloque centrista ha resistido bien", ha apuntado el presidente de Francia, según fuentes del entorno presidencial citadas por TF1-LCI. Sin embargo, Macron matizó que los resultados no responden a la pregunta de "quién gobernará" y pidió "cautela". También ha hecho hincapié en que el bloque centrista que lidera "no está muerto".

Pasadas las nueve y media de la noche se ha conocido que el primer ministro francés, Gabriel Attal, había anunciado que presentará este mismo lunes su dimisión al presidente Macron, "fiel a la tradición republicana" tras la derrota de los partidos que sostenían su gobierno.

Los posibles pactos

El líder del Nuevo Frente Popular, Jean-Luc Mélenchon, ha emplazado, tras la victoria de su coalición, al presidente Macron, a encargarles la formación de gobierno, según recogió Europa Press. Macron "tiene el deber de llamar al Nuevo Frente Popular a gobernar", ha afirmado Mélenchon ante sus simpatizantes reunidos en París.

"El primer ministro debe irse" y Macron "debe ceder y admitir esta derrota sin intentar eludirla de ningún modo". "El presidente tiene el poder, tiene el deber de convocar al Nuevo Frente Popular para gobernar", remachó.

No obstante, en cuanto a posibles acuerdos postelectorales, Mélenchon rechazó de plano cualquier posibilidad de pactar con el centrismo que lidera Macron. "Nos negamos a entablar negociaciones con su partido para hacer combinaciones, sobre todo después de haber criticado implacablemente su política de maltrato social durante siete años", argumentó. "Las lecciones de la votación son claras: la derrota del presidente de la República está claramente confirmada", añadió. Al mismo tiempo, destacó su "inmenso alivio" por la derrota sin paliativos de Le Pen. "Esta tarde, Agrupación Nacional está lejos de tener una mayoría absoluta (...). Nuestro pueblo claramente ha descartado la peor solución. Nuestro pueblo ha votado en conciencia", resaltó.

Por su parte, el secretario general del partido Renacimiento, Stéphane Séjourné, ha considerado este domingo tras la publicación de las primeras proyecciones de la segunda vuelta de las elecciones legislativas que es "evidente" que el Nuevo Frente Popular, liderado por Jean-Luc Mélenchon, "no puede gobernar Francia", argumentando que ninguna coalición tiene mayoría en la Asamblea Nacional.

El también ministro de Exteriores en funciones ha subrayado el resultado, todavía sin confirmar, de su formación, que habría quedado en segundo lugar pese a que en la primera vuelta estuvo por detrás del ultraderechista Agrupación Nacional y del Frente Popular. "Contrariamente a lo que algunos predijeron, el moderado bloque central republicano sigue ahí, en pie", ha celebrado Séjourné.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud