Economía

Compañías chinas pedirán una investigación antisubsidios contra los lácteos europeos

Un vaso de leche

Varias empresas chinas están "preparando pruebas" para solicitar a las autoridades del país que abran una investigación antisubsidios contra algunas importaciones de productos lácteos provenientes de la Unión Europea (UE), aseguró el rotativo oficialista Global Times.

En un mensaje publicado este sábado en la red social X, el diario cita en su cuenta oficial a una fuente anónima "conocedora de la industria" a la hora de divulgar la mencionada información.

Si bien por el momento no se conocen más detalles y las autoridades no se han pronunciado todavía al respecto, esta es una nueva muestra de que Pekín podría estar preparando medidas arancelarias contra la UE ante las crecientes tensiones comerciales con Bruselas.

A finales de mayo, el mismo medio aseguró que varias empresas chinas están "preparando pruebas" para pedir a las autoridades del país que abran una investigación 'antidumping' contra importaciones de cerdo provenientes de la UE, algo que podría afectar especialmente a España, ya que se trata del mayor suministrador europeo de cerdo para China.

Bruselas abrió en octubre una investigación a las subvenciones públicas que Pekín otorga a los eléctricos, que permiten "inundar" los mercados globales con vehículos de precio "artificialmente bajo" -algo que ya se había denunciado en el pasado con respecto al aluminio o al acero por un exceso de capacidad-, decisión protestada por Pekín, que la calificó de "proteccionismo descarado".

La Cámara de Comercio de China en la UE aseguró el mes pasado "haber sido informada por personas conocedoras del sector" sobre un posible alza de aranceles por parte de Pekín a los vehículos importados de gran cilindrada en respuesta a los aranceles recientemente anunciados por Estados Unidos a los automóviles chinos y los que podría aplicar Bruselas próximamente.

Según expertos locales, Pekín se estaría planteando elevar en represalia a hasta un 25% las tasas impuestas a la importación de sedanes y todocaminos (SUV) con motores de más de 2,5 litros.

Bloomberg apuntó que las tensiones comerciales están aumentando en las últimas semanas a medida que se acerca la fecha límite de la mencionada investigación europea: este mes, las autoridades comunitarias deberían informar a los exportadores chinos de si finalmente impondrán aranceles adicionales a los eléctricos.

Esta semana, la Cancillería china instó a la UE a "mantener sus compromisos con el libre comercio" y advirtió de que cualquier medida que "perjudique" la cooperación económica y comercial entre ambas partes "no quedaría sin respuesta".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud