Economía

El empleo se tonifica en mayo con nuevo récord de afiliados en 21,3 millones y 58.650 parados menos

  • Se suman 220.289 ocupados y el paro se acerca al nivel de los 2,6 millones
  • Las dudas sobre la calidad del empleo creado desluce el dato de afiliación
  • El empleo femenino supera por primera vez la cota de los 10 millones

La llegada del buen tiempo mantiene el impulso del mercado laboral en el último mes en plena puesta a punto para el verano. El número de cotizantes medios aumentó en 220.289 (+1,04%) en mayo para elevar la afiliación hasta un nuevo récord de 21.321.794 personas. Este contexto de creación histórica de empleo, concentrado principalmente en la hostelería, coincide con la evolución también positiva al paro registrado, que cayó en el quinto mes del año en 58.650 personas (-2,2%) para dejar el total de desempleados en 2.607.850 personas, la cifra más baja en este periodo desde 2008. Sin embargo, las contrataciones y la elevada destrucción de puestos de trabajo que revela la estadística diaria ponen en duda la calidad del empleo generado.

El aumento de afiliados de mayo es el más elevado en un quinto mes del año desde 2018, cuando se crearon más de 237.000 empleos. El cómputo anual confirma este avance del empleo. En el último año, el número de afiliados medios ha repuntado un 2,43% que se traduce en más de medio millón de personas (506.395).

La calidad del empleo desluce el histórico dato de afiliación

Un análisis más detallado de la afiliación que se afianza sobre el hito de los 21 millones logrado en abril. En la serie diaria, el total de cotizantes se mantuvo por encima de los 21,3 millones entre los días 13 y 30 y llegó a superar los 21,4 millones de afiliados el día 27.

Sin embargo, está en duda la 'calidad' de los puestos de trabajo creados, ya que el último día del mes se destruyeron 180.000 empleos, muy por encima de los 128.000 que se perdieron el 30 de abril. Joaquín Pérez, secretario general del sindicato Unión Sindical Obrera (USO), asegura que "un país en el que se firman más de un millón de contratos cada mes no puede tener aún este nivel de paro" y matiza que esto "sólo se explica por la destrucción inmediata de la mayor parte de los empleos".

Aunque todos los sectores del Régimen General crecieron o permanecieron estables en mayo, los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones indican que el repunte de afiliados se enmarca sobre todo en la Hostelería, donde se crearon 77.913 empleos (un 5,1%) en pleno auge del buen tiempo que abre la temporada veraniega (signo de esto es que Baleares lidera la creación de empleo entre las CCAA).

Le siguieron las actividades administrativas, con 22.207 afiliados más (+1,6%), las actividades sanitarias (+13.202 cotizantes, +0,7%), y el comercio, que ganó 12.606 ocupados (+0,5%). El único descenso mensual de la ocupación se dio en el suministro de energía eléctrica, con 35 afiliados menos (-0,09%).

Educación lideró la creación de empleo en el último año con 155.084 afiliados más, seguida de Actividades Sanitarias (78.262), hotelería (69.561) y comercio (52.672). Actividades administrativas sigue la lista a distancia, con 38.684 nuevos ocupados.

Las afiliadas superan los 10 millones por primera vez

El repunte mensual de afiliados medios tuvo más relevancia entre los varones, que sumaron 114.353 cotizantes respecto a abril (+1%), frente a un avance del empleo femenino de 105.936 ocupadas (+1,05%). Estos nuevos datos dejan el número de ocupados en 11.216.576 cotizantes y el de afiliadas en el récord histórico de 10.105.218 (el 47,4% del total), por primera vez sobre la cota de los 10 millones. Si se echa la vista atrás hasta antes de la pandemia, el avance del empleo femenino ha sido del 11,8%, frente al 7,8% de los varones.

El dinamismo se extiende al empleo juvenil, que crece por encima de la media tras haber repuntado un 15,3% desde 2019, 5,7 puntos más que el conjunto de los ocupados (+9,6%), y un 13,8% desde la puesta en marcha de la reforma laboral, casi el doble que el incremento total, señalan desde el departamento que dirige la ministra Elma Saiz

El paro se queda al borde de los 2,6 millones

La de mayo es es la cuarta caída del paro consecutiva y supera al retroceso del mismo mes de 2023, cuando disminuyó en 49.260 personas, pero se queda por debajo de la firmada en 2022, cuando el desempleo retrocedió en casi 100.000 personas.

En el último año, los apuntados a las listas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) han descendido en 131.260 (-4,79%).

El paro registrado disminuyó en todos los sectores económicos con respecto al mes de abril; retrocedió en Servicios en 44.467 (-2,33%), en Construcción 3.867 (-1,89%), en Industria 3.715 (-1,78%) y en Agricultura 2.249 (-2,40%). También cayó, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, entre el colectivo Sin Empleo Anterior disminuye en 4.352 (-1,76%).

Por sexos, el paro descendió algo más entre las mujeres (-31.954) que entre los hombres (-26.696) para dejar el total de desempleadas en 1.570.884 y el de hombres en situación de desempleo en 1.036.966.

El paro juvenil, el que afecta a menores de 25 años, disminuyó un 4,8%, lo que se traduce en 9.007 parados menos que a cierre de abril, "ritmo que duplica el de los mayores de esta referencia de edad", según destacan desde Trabajo. El número total de parados menores de 25 años bajó hasta los 179.075 desempleados, mínimo histórico.

El paro de las personas con 25 años y más, por su parte, descendió en 49.643 desempleados (-2%), dejando el total de afectados por la falta de empleo en 2,42 millones de personas en esta franja de edad.

La temporalidad sigue en mínimos históricos

Los datos del Ministerio a cargo de la Seguridad Social indican que el porcentaje de afiliados con contrato temporal se situó en mayo en mínimos históricos del 12,8%, mientras que los ocupados con contratos indefinidos alcanzaron el 87,2% tras crecer 17 puntos desde la entrada en vigor de la última reforma laboral.

El total de ocupados con contrato indefinido alcanza una cifra histórica de 14,6 millones (3,6 millones de afiliados más que antes de la reforma) de los que más de 9,6 millones son a tiempo completo, según los datos actualizados a cierre de mayo. En cómputo anual, los afiliados con contratos indefinidos a tiempo completo han aumentado un 4,1% (+374.855 ocupados), por encima de los de tiempo parcial (+3,7%, +87.719) y de los fijos-discontinuos (+21.007 afiliados, +2%).

Los contratos indefinidos retroceden más que los temporales

En cuanto a los contratos, la estadística de Trabajo apunta a que en mayo se registraron 1.339.653, un 5,1% menos que en el mismo mes de 2023. De todos ellos, 576.080 (el 43%) fueron contratos indefinidos, un 7,8% inferior a la de un año antes y un punto por debajo de los rubricados en abril.

Los indefinidos se dividieron en 227.091 a tiempo completo (un 9,4% menos que en igual mes del año pasado), 217.862 contratos fijos-discontinuos (-7% interanual) y 131.127 indefinidos a tiempo parcial (-6,2%).

El resto, 763.573 fueron contratos temporales, un 3% menos que en mayo de 2023. En total, estos contratos representaron el 57% de la contratación efectuada en el quinto mes del ejercicio.

De enero a mayo se realizaron en torno a seis millones de contratos, un 1,9% menos que en igual periodo de 2023. De ellos, 2,67 millones tuvieron carácter de indefinidos (-4,4%), mientras que 3,38 millones fueron temporales (-0,2% interanual).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud