Economía

Los ingenieros industriales alertan del "prolongado estancamiento" del sector manufacturero en Castilla y León

Instalaciones de Michelín en Valladolid
Valladolidicon-related

Los ingenieros industriales de Castilla y León han expresado su preocupación por el "prolongado estancamiento de la industria manufacturera" en la Comunidad, cuya aportación al PIB regional es inferior al 15%, muy por debajo del objetivo establecido por la UE (el 20% en 2030) como eje para impulsar la modernización y mejorar la competitividad de la economía europea.

En estos términos se han manifestado los decanos de los colegios de Ingenieros Industriales de Burgos-Palencia, Ignacio Velázquez, y de León, Antonio Fernández, así como el nuevo presidente del Colegio de Valladolid, José García Neira, en el encuentro que han mantenido, en el que han lamentado el reciente fallecimiento del anterior presidente de la institución vallisoletana, Iñaki Bengoetxea.

En el transcurso del encuentro, los representantes de los ingenieros industriales de Castilla y León aseguraron que ejercen su "responsabilidad de defensa de la profesión cuando abogan por el crecimiento del sector industrial y particularmente de la industria manufacturera, cuya actividad es básica para la modernización de la economía y la expansión del empleo de calidad".

"Nos preocupa el estancamiento de la industria manufacturera en Castilla y León, cuya aportación a la economía regional ya se sitúa por debajo del 15%, tras el continuado descenso registrado en las últimas décadas, lo que nos aleja de los objetivos de reindustrialización establecidos por la UE para el año 2030, fijados tras la pandemia y asumidos en su momento por el Gobierno de España".

En la actualidad, la industria manufacturera de la UE aporta en torno al 17% del PIB europeo; es decir, alrededor de 2,5 billones de los 14,5 a los que asciende la cifra total del PIB. Un volumen de participación que se sitúa, aproximadamente, cinco puntos por debajo del PIB industrial mundial.

Los decanos han reconocido, por otro lado, que el sector industrial ha perdido más 'peso' en la economía nacional que en la autonómica. Sólo desde el año 2000, la aportación de la industria manufacturera al PIB nacional ha pasado de superar el 16% a apenas un 12% en 2023. Mientras, en Castilla y León el descenso ha sido de algo más de un punto: del 15,8% al 14,7%. Aunque, en el mismo periodo, el PIB nacional se ha multiplicado por más de dos y el autonómico por algo menos de 1,8.

Y ello, al margen ejercicios concretos de mayor dificultad, como los que siguieron a la crisis de 2008, que causó una caída del PIB de Castilla y León que no se recuperó hasta 2018; o el brusco descenso provocado por la pandemia en 2020, que retrotrajo el PIB a cifras de 2009, si bien su recuperación ha sido casi inmediata.

La industria manufacturera, sin embargo, sí ha seguido generando empleo. En la última década, por ejemplo, el número de ocupados ha aumentado un 22%, similar al sector servicios, dos puntos por encima aproximadamente que el incremento de los ocupados totales en Castilla y León. Por el contrario, el sector primario ha perdido empleo en este mismo periodo (casi cinco puntos), al igual que la construcción (cerca de dos puntos).

Compromiso público-privado

En este contexto, los decanos de los colegios de Ingenieros Industriales de Castilla y León quieren animar a los poderes públicos a "activar las políticas de reindustrialización, en coherencia con las recomendaciones de la UE, con el fin de elevar la competitividad de nuestro sector productivo".

Para ello, han recordado, será preciso "seguir promoviendo la transformación digital de las empresas, lo cual implica un mayor esfuerzo en formación —sobre todo en el seno de las propias empresas—, en más innovación y en las nuevas tecnologías", entre otras cuestiones.

Se trata, señalaron, de alcanzar "un compromiso de inversión público-privada equivalente al que ya existe en la UE, que se eleva prácticamente al 20% del VAB, ocho puntos por encima del volumen de la inversión que se genera en la industria manufacturera de España".

Los decanos de los colegios de ingenieros de Castilla y León subrayaron, además, que el fortalecimiento del sector industrial "implica una mejora de la productividad general de la economía del país, por su efecto tractor en otros sectores productivos, así como un impacto directo en la inversión en I+D y en el incremento de las exportaciones"

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud