Economía

El 44% del capital latinoamericano invertido en España procede de México

  • El 86% de las empresas usan España como puente entre Latinoamérica Europa y Asia 
Ciudad de México (México).
Madridicon-related

España no solo mantiene, sino que incrementa su atractivo como destino de inversión para las empresas latinoamericanas, actuando como una puerta de entrada a la Unión Europea y otros mercados globales, apoyado por un robusto marco institucional y regulatorio, así como por sólidas relaciones comerciales.

México es el país latinoamericano con mayor presencia inversora en España, con 245 empresas que representan el 44% de las sociedades de capital mayoritariamente latinoamericano implantadas en el país. Le siguen, a mayor distancia, Chile, Brasil, Panamá, Venezuela, Argentina, Uruguay y Colombia.

El Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI) ha presentado un estudio titulado "La Inversión Latinoamericana en España" que analiza las relaciones bilaterales entre América Latina y España, su impacto económico y sus posibles repercusiones futuras. El estudio revela que el principal motivo de las empresas latinoamericanas para invertir en España es la internacionalización. El 86% de los encuestados indica que su objetivo es abrir una nueva fase de expansión internacional de sus empresas. Este proceso de internacionalización es visto como una evolución natural para las empresas latinoamericanas.

En España, la presencia empresarial mexicana se destaca por su diversificación sectorial, con una importante participación tanto en el sector de utilities (15%) como en el de manufacturas (15%). Por otro lado, en el sector de Distribución y comercio, Chile (34%) y Argentina (30%) muestran un patrón regional similar, compartido también con Uruguay debido a similitudes en la distribución sectorial.

El tamaño empresarial es una característica relevante de las empresas con capital latinoamericano en España. La muestra revela una predominancia de empresas grandes y medianas, destacando las medianas en el sector servicios y las grandes en las industrias manufactureras. En contraste, el sector de comercio concentra un mayor número de empresas pequeñas. Además, el sector servicios no solo cuenta con una mayor representación en la muestra, sino que también exhibe una mayor diversidad en cuanto al tamaño empresarial.

El informe destaca el crecimiento exponencial de la inversión latinoamericana en España en las últimas dos décadas. Solo en 2023, esta inversión ascendió a 2.835 millones de euros, lo que representa un aumento del 138% en comparación con años anteriores.

Después de las empresas mexicanas, las compañías chilenas representan el 15% del total de las empresas latinoamericanas en España. Les siguen las empresas de Brasil (11%), Panamá (9%), Venezuela (4%), Argentina (4%), Uruguay (4%) y Colombia (3%).

América Latina en su conjunto se posiciona como la cuarta economía inversora en España, ubicándose detrás de Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Las inversiones latinoamericanas en España tienden a enfocarse en operaciones con un impacto significativo en la economía real, generando empleo y valor añadido. Estas inversiones se diversifican en varios sectores, aunque predominan en el sector de servicios.

Trampolín hacia otros mercados

España se consolida como un destino atractivo para la inversión y como trampolín hacia otros mercados, especialmente dentro de la Unión Europea, según más de la mitad de las empresas encuestadas. Un 40% de los encuestados también considera importante que España sirva como plataforma para invertir en Asia y otros mercados distantes.

Además, el 60% de los encuestados destaca la importancia de tener a empresas españolas como clientes y proveedores, lo cual está relacionado con la solidez de la base de clientes y la cadena de suministro en España. Y más del 80% de las empresas valoran positivamente el marco institucional y regulatorio español, enfatizando la importancia del sistema financiero, bancario y crediticio, así como la estabilidad jurídica que garantiza el cumplimiento de la ley y de los contratos.

La presencia de empresas españolas competidoras es considerada la razón menos importante para invertir en España. Por otro lado, el acceso a activos tecnológicos y de innovación no se percibe como un atractivo significativo de la economía española.

Después del sector de servicios, el estudio señala que las inversiones latinoamericanas en España también se dirigen hacia el sector de distribución, manufacturas e inmobiliario. Es importante mencionar que el estudio excluye a las empresas de servicios financieros y seguros que tienen su sede en España.

En cuanto a la distribución de las inversiones por tamaño de empresa, se observa que las empresas más grandes dominan la industria manufacturera. Las empresas medianas destacan en servicios de corte tecnológico y científico, mientras que las pequeñas empresas se dedican principalmente a actividades como el comercio y los servicios educativos o administrativos.

La importancia de internacionalizarse

Aunque solo cinco empresas latinoamericanas figuran en el European Industrial R&D Scoreboard, todas ellas de Brasil excepto una de México, han ganado relevancia al internacionalizarse. Este proceso ha transformado su perfil empresarial, pasando de ser consideradas empresas locales o regionales a ser identificadas como multinacionales, lo que las hace mucho más visibles internacionalmente.

Es importante señalar que no todas las empresas latinoamericanas destacadas son multinacionales. De hecho, según la lista de las 500 mayores empresas en América Latina publicada por AméricaEconomía, muchas de estas empresas han optado por la internacionalización a través del comercio internacional y la expansión a mercados extranjeros mediante exportaciones. Estas empresas representan un 25% del total de grandes empresas en la región y se concentran principalmente en México, Brasil y Chile.

En cuanto a los sectores en los que estas empresas operan, destacan la alimentación, distribución, energía, metalurgia, papel, cemento, transporte aéreo y manufacturas diversas, así como algunas en los sectores de construcción y medios de comunicación.

Continente hermanado

Iberoamérica, con un 9% de la población mundial y ocupando el 4% de la superficie del planeta, representa aproximadamente el 7,8% del Producto Interior Bruto (PIB) global. Esta región constituye un gran mercado natural, caracterizado por la predominancia de dos idiomas similares, lo que facilita la comunicación y los negocios. Además, las corrientes migratorias en ambas direcciones han fomentado intercambios constantes de personas e información, mientras que la región ha enfrentado desafíos comunes.

En la actualidad, aproximadamente 2.300 empresas españolas generan cerca de 820.000 puestos de trabajo en Iberoamérica. América Latina concentra casi el 30% del stock de capital total que España mantiene en el exterior, ascendiendo a 600.800 millones de dólares en 2021, según datos de la UNCTAD. Desde la perspectiva latinoamericana, la inversión española representa el 14,2% del stock de Inversión Extranjera Directa (IED) total recibida.

Portugal también juega un papel significativo como inversor en España y Brasil, además de ser un importante receptor de flujos de IED, principalmente provenientes de estos dos países. Estos datos confirman la relevancia de los flujos de capital de las economías europeas de España y Portugal en el contexto iberoamericano.

América Latina es un mercado muy relevante para España, representando el 25% de los ingresos de las empresas españolas del IBEX35. En casos específicos como los de Santander, BBVA y Telefónica, este porcentaje ha llegado a superar el 40%. Aunque en 2021 el volumen de inversión española en el continente americano disminuyó en comparación con la media del último quinquenio, la región sigue siendo crucial para los ingresos de las principales empresas españolas.

Isabel Álvarez, Catedrática de Economía Aplicada del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), quien ha dirigido el estudio, ha concluido que, tras el impacto de la pandemia en 2020, los flujos bidireccionales de inversión extranjera directa (IED) en Iberoamérica se han reactivado, fortaleciendo el papel estratégico de la región en el contexto internacional. Destacó que los desafíos actuales y futuros presentan una oportunidad para que la acción empresarial actúe como un transformador de los sistemas económicos y productivos, promoviendo un crecimiento sostenible en términos sociales y ambientales.

Además, la presidenta de CEAPI, Núria Vilanova. mencionó que, junto con las inversiones actuales, se espera una nueva ola de emprendimientos liderados por los hijos de empresarios latinoamericanos que están formándose en España. Este impacto de las nuevas élites jóvenes, formadas en el país, es algo que aún no se puede medir con precisión, pero se puede intuir a partir de experiencias cercanas.

Casos de éxito

La empresa brasileña WEG S.A., dedicada al sector de bienes de equipo electro-electrónicos, ejemplifica el efecto plataforma que tanto España como Portugal pueden ofrecer, especialmente en el contexto de Iberoamérica. Fundada en 1961 en Jaraguá do Sul, Brasil, como fabricante de motores eléctricos, WEG amplió su cartera de productos a partir de los años ochenta. En la década de 2000, la empresa comenzó a establecer plantas de fabricación en Europa a través de Portugal. En 2002, adquirió una fábrica de motores eléctricos en Maia, en la región metropolitana de Oporto. En 2015, inició la construcción de una nueva planta en Santo Tirso (también en Oporto), que se inauguró en 2018 e incorporó una línea de producción más verticalizada con procesos de mecanizado, fabricación de rotores, bobinado, montaje y laboratorios de pruebas eléctricas. En febrero de 2022, anunció una inversión de 23,5 millones de euros para la construcción de una nueva fábrica de motores eléctricos de baja tensión en Santo Tirso. Este caso demuestra cómo la presencia en España y Portugal puede potenciar la expansión internacional de empresas latinoamericanas.

El caso de Guzdan, la segunda empresa mexicana del sector de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que estableció una filial en Madrid para operar en Europa, resalta la importancia de España como país plataforma. El estudio identifica a 33 empresas mexicanas, 28 brasileñas y 23 chilenas entre las 100 principales compañías latinoamericanas en España. Un ejemplo ilustrativo es GRUMA, que ha invertido en la producción y distribución de tortillas en España, con dos plantas en el país, incluida una en Castilla-La Mancha que ha duplicado su producción y contribuido a resultados positivos en 2023. El informe de CEAPI sugiere un listado más amplio de empresas latinoamericanas en España, que podría ser objeto de un análisis detallado en el futuro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud