Economía

Powell pone deberes a la inflación y pide paciencia antes de bajar los tipos de interés

  • Espera que los precios se moderen al 0,2% mensual antes de mover ficha
Jerome Powell, el pasado 10 de mayo. Foto: Bloomberg

Jerome Powell sigue siendo optimista respecto a la economía de EEUU, pero ya ha puesto unos objetivos específicos para la inflación en los próximos meses, y ha avisado de que esperarán todo lo que haga falta a que se cumplan esos objetivos antes de plantearse una bajada de tipos. El presidente de la Reserva Federal espera que el aumento mensual de los precios vuelva al 0,2% en el que cerró los últimos meses de 2023, frente al 0,4% registrado en febrero y marzo. Unas cifras de las que dependerán las bajadas de tipos para este año.

En la reunión de Banqueros Extranjeros en Ámsterdam, junto al gobernador del Banco de los Países Bajos, Klaas Knot, Powell explicó que están dispuestos a mostrar toda la paciencia que haga falta y "dejar que la política monetaria restrictiva haga su trabajo". Su mantra sigue siendo que esperarán a tener datos sólidos de que las expectativas se cumplen antes de tomar otras decisiones, en relación a las esperadas bajadas de tipos.

Pero el banquero reveló que están algo decepcionados en la Fed. "La mayor parte del progreso desinflacionario se produjo en la segunda mitad del año pasado. En este primer trimestre no hemos visto ningún avance, y de hecho ha retrocedido. Sabíamos que el camino no iba a ser una línea recta, pero esperamos ver más progreso en este segundo trimestre", dijo.

En concreto, Powell ha puesto cifras a ese progreso: "Esperamos que el PIB crezca en torno al 2%, quizá algo por encima, y esperamos que la inflación mensual vuelva a los niveles de los últimos meses de 2023", es decir, un 0,2% mensual, frente al 0,4% de estos dos meses. Y ha recordado que el 'retardo' con el que los efectos de las subidas de tipos se hacen notar en la economía puede hacer pensar que la inflación es más persistente de lo que en realidad es.

Respecto al mercado laboral, el presidente de la Fed celebra que el aumento de la inmigración registrado desde que el presidente, Joe Biden, dejó expirar las restricciones migratorias que heredó de su predecesor, Donald Trump, ha ayudado a equilibrar la oferta y la demanda. "Los inmigrantes vienen a trabajar, a consumir, a pagar impuestos. Gracias a ellos, el mercado laboral ha vuelto a los niveles anteriores a la pandemia, ya no hay tantas vacantes y la demanda y la oferta están más equilibrados".

Las palabras de Powell aumentan el foco sobre los datos del IPC que se publicarán mañana, y que los analistas esperan que se mantengan en el 3,4% interanual, repitiendo la subida del 0,4% mensual que Powell quiere que se convierta en un 0,2% cuanto antes. Unas cifras a las que los mercados prestarán aún más atención después de estas palabras.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud